Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 AGENDA Necrológicas JUEVES 20 s 3 s 2008 ABC Hugo Claus s Escritor Autodidacta e irreverente Gloria de las letras belgas, al saber que padecía la enfermedad de Alzheimer pidió la eutanasia ABC El escritor belga flamenco Hugo Claus, muerto ayer en en el hospital Middelheim de Amberes a los 78 años, fue un autor autodidacta e irreverente, eterno candidato sin premio al Nobel de Literatura, y conocido por su fuerte personalidad y su visión crítica de la sociedad burguesa. El ministro flamenco de Cultura, Bert Anciaux, declaró que la muerte de Claus es una gran pérdida para toda la comunidad. Para mí, era el mejor poeta de todos los tiempos y también que le conocía lo suficiente bien para saber que quería morirse con orgullo y dignidad. Le echaremos de menos Claus, cuyas obras más destacadas son La pena de Bélgica El pez espada y El deseo sufría la enfermedad de Alzheimer por lo que había pedido la eutanasia, legal en Bélgica desde 2002. Claus formó parte del corazón de la casa editorial De Bezige Bij durante casi medio siglo, su muerte nos hunde en un luto riguroso concluyó el comunicado. Novelista, poeta, dramaturgo, cineasta y pintor, Claus no tuvo ningún tipo de formación artística ni académica salvo su constante inquietud y sus lecturas, pero aún así fue uno de los mejores autores en lengua neerlandesa del siglo XX. Nació en 1929 en la histórica ciudad de Brujas. Su padre era impresor pero él siempre rechazó el ambiente familiar y en su adolescencia huyó de casa para ir al norte de Francia a trabajar como obrero. Tras la Segunda Guerra Mundial se unió al grupo vanguardista COBRA (CopenhagueBruselas- Amsterdam) entre 1948- 51, en el que participó también el pintor belga Pierre Alechinsky junto a otras figuras destacadas. Claus debutó en la literatura en 1948 con la colección de poemas Registreren y publicó su primera novela, De Metsiers en 1950, una obra escrita en tres semanas tras una apuesta con un editor, y con la que ganó además un premio de literatura. Instalado inicialmente en París, comenzó a partir de entonces una carrera que incluyó incursiones en todo tipo de actividades artísticas, pues a la novela y la poesía se fueron sumando obras y montajes de teatro, guiones cinematográfi- Hugo Claus cos y pinturas. Tras vivir tres años en Roma, donde aprendió técnicas cinematográficas, comenzó en 1959 una serie de largos viajes por EE. UU. (junto a un grupo de amigos que incluía entre otros a Fernando Arrabal e Italo Calvino) Ibiza y otros lugares. Durante la década de los 70 estuvo casado brevemente con la actriz holandesa Sylvia Kristel, con la que tuvo un hijo, Artur, y a pesar de su separación EFE ambos seguían manteniendo una relación cordial. Su obra más importante fue la novela La pena de Bélgica publicada en 1983 y que le supuso un éxito internacional inmediato. La novela narra en un tono irónico y mordaz la vida de la burguesía flamenca durante la ocupación nazi del país en el transcurso de la Segunda Guerra Mundial, entre algunas simpatías de los sectores más conservadores y nacionalistas hacia los invasores. El protagonista, el joven Louis Seynaeve, narra sus vivencias personales, de su familia, vecinos y compañeros de estudios en la pequeña ciudad flamenca de Walle y acaba ganando un premio literario. La obra, aunque no es una autobiografía como tal, sí incluye muchas vivencias personales de Claus, quien posteriormente detalló que la había escrito para explicar a su hijo cómo habían sido los primeros años de su vida. Claus recibió en 1997 el premio Pasolini, decidido por un jurado internacional como tributo al conjunto de su carrera artística. Sin embargo, el autor flamenco se quedó sin el Nobel de Literatura, un galardón para el que fue propuesto en numerosas ocasiones desde 1993, pero que ya no esperaba recibir. Hugo Claus mantuvo una relación complicada, una especie de relación amor odio con Bélgica, un país que a pesar de todo le aclamó como uno de sus artistas más universales. Por una parte, él mostró en numerosas ocasiones su opinión de que Bélgica era un país artificial, pero el año pasado firmó, junto con otras cuatrocientas personalidades flamencas, un manifiesto contra el separatismo flamenco. El final le llegó de forma tan inconformista como llevó el resto de su vida. Afectado por la enfermedad de Alzheimer, su esposa Veerle De Wit anunció en 2006 a los amigos íntimos que el escritor deseaba una eutanasia, legal en Bélgica, para aprovechar al máximo los momentos de lucidez que le quedaban y decidir él mismo el momento de su muerte. Juan María Maestre Lasso de la Vega El ex teniente del Hermano Mayor de la Real Maestranza de Sevilla y ex maestrante de la Real Maestranza de Ronda, el sevillano Juan María Maestre Lasso de la Vega ha fallecido en su ciudad natal a los 90 años. Capitán de Caballería y experto jinete fue profesor de equitación en la Escuela de Equitación del Ejército. Dos veces campeón de España de Doma Vaquera fue también socio fundador del Club Pineda de Sevilla. Gran aficionado al mundo de la pintura, durante su mandato se crearon los premios universitarios a los mejores expedientes académicos y nacieron los premios a los triunfadores de la Feria de Abril. Asimismo ocupó el cargo de maestrante de la Real Maestranza de Ronda. Agricultor de profesión fue presidente de la Federación de Arroceros, directivo de la Cooperativa Algodonera Virgen de los Reyes y de la Cooperativa Aceitunera de Alcalá de Guadaira. Sus restos reposan en el panteón familiar de la iglesia de San Isidoro. Porfirio Nafria Collado Porfirio Nafria Collado, personaje relevante de la transición zamorana y secretario general del Gobierno Civil de Zamora durante más de cuarenta años, ha fallecido en Villaralbo (Zamora) a los 91 años. Licenciado en Derecho fue secretario del Gobierno Civil durante los mandatos de José Serrano, Marcelo Fernández Nieto, Joaquín Argote, José Ramón Onega, Francisco Peña y Ángel Monfort, con el que se jubiló. Supervisó personalmente las primeras elecciones democráticas y siempre recordó esas elecciones del 15 de junio de 1977 como la etapa más importante de su larga vida profesional. Porfirio Nafria Collado estaba en posesión de la Medalla al Mérito en el Trabajo y de la Encomienda de la Orden de Isabel la Católica. Sus restos reposan en el cementerio zamorano de San Atilano. Manuel Jamardo Casal El empresario gallego Manuel Jamardo Casal, emigrado a la Argentina y conocido como el Rey de la Pizza en el país austral, ha fallecido en Buenos Aires a los 78 años. Nacido en Caldas de Reis (Pontevedra) en 1929, llegó a la Argentina desde Cádiz como emigrante en 1947. Trabajó como pinche y aprendiz en las cocinas de los restaurantes de los ferrocarriles y en 1954 montó su primera pizzería. En el momento de su fallecimiento había conseguido montar la cadena de pizzerías más importantes de Buenos Aires, Continental con más de veinte establecimientos. También mantenía la fábrica de tomate Marne y daba trabajo a más de 600 personas. Conocido por su altruismo, especialmente para con los emigrantes gallegos y por el mecenazgo de todo lo que fuera español, participó de manera sobresaliente en la reconstruc- Fernando Ortiz Wiot El ex alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, ex consejero del Cabildo, ex diputado del Parlamento Canario y abogado, Fernando Ortiz Wiot, ha muerto en Las Palmas de Gran Canaria a los 76 años. Fue el último alcalde de la época franquista, desde el 31 de mayo de 1974 al 1 de diciembre de 1979, fecha en la que presentó su dimisión. Fue también consejero del Cabildo de Gran Canaria y vicepresidente del Consejo de Administración de la Caja de Ahorros Insular de Canarias. Más tarde fue elegido diputado socialista en el Parlamento Canario. Fue nombrado Hijo Predilecto de la ciudad de Las Palmas. ción del Teatro Avenida de Buenos Aires tras su incendio, era protector del Colegio gallego argentino de Santiago Apóstol, del Centro Gallego de Buenos Aires y del Hospital Español. En 1999 fue condecorado con la Medalla de Galicia que le impuso Manuel Fraga. Manuel Pérez Regordan El cronista oficial de Arcos de la Frontera (Cádiz) Manuel Pérez Regordan, investigador histórico y académico, ha fallecido en Cádiz a los 68 años. Su libro Guía Turística de Arcos de la Frontera fue declarado Libro de Interés Turístico Nacional. Consiguió en dos ocasiones el Premio Nacional de Periodismo. Era académico de la Real Academia Jerezana de San Dionisio de las Ciencias, Artes y Letras. Miembro del Ateneo Gaditano y caballero de la Real y Benemérita Orden Hospitalaria de San Juan Bautista de Cádiz.