Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 20- -3- -2008 Semana Santa 2008 MADRID 49 EL DIVINO CAUTIVO Juan Bravo JESÚS NAZARENO Y VIRGEN DE LA SOLEDAD (VILLAVERDE) Parque Huerta del Obispo Padilla Ortega y Gasset Velázquez Colegio Calasancio Salida 20: 00 h Plaza del Marqués de Salamanca mares de Palo Sulfato lacios Alberto Pa Parroquia de San Andrés Salida 20: 00 h n n eno xe xe Oxíg General Pardiñas Don Ramón de la Cruz General Díaz Porlier Espi nela Conde de Peñalver Príncipe de Vergara Arenas Monterde Hermosilla Goya Parvillas Altas Jorge Juan Cuatro procesiones colmarán hoy de fervor religioso las calles de Madrid La Virgen de la Esperanza La Macarena celebra este año su 60 aniversario L. DANIELE MADRID. Cuatro procesiones tendrán lugar hoy en Madrid, una de ellas en Villaverde. En la capital, la primera en salir será la de Jesús Nazareno El Pobre que procesiona junto a María Santísima del Dulce Nombre. A las siete de la tarde, la centenaria Iglesia de San Pedro El Viejo abrirá sus puertas para dar paso a ambas tallas que recorrerán el Madrid de los Austrias. Los pasos, que se aproximan mucho a los monumentales tronos malagueños, serán sacados por 42 anderos en cuclillas por el portal del templo. El Pobre es, junto al Cristo de Medinaceli, la imagen de Jesús más venerada de Madrid, y no sólo en Semana Santa, ya que ambas reciben la visita de los fieles durante todo el año. Una hora después, a las ocho, tendrá lugar en la Real Colegiata de San Isidro, el inicio de la procesión de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima de la Esperanza, las dos advocaciones fundamentales de Sevilla. Por este motivo, muchos llaman a la hermandad encargada de esta procesión la de los andaluces, aunque con el paso del tiempo, ya se la considera una hermandad de madrileños pero de estilo sevillano. Este año, La Macarena cumple 60 años desde la primera vez que salió por las calles de Madrid, y además, lleva 40 sin faltar a la cita con sus fieles en Semana Santa. Ambos pasos irán acompañados de 250 nazarenos, que sumados a los acólitos, costaleros, auxiliares y miembros del servicio de orden sumarán más de 400 personas. La única talla que procesiona dos veces por Madrid, Jueves y Viernes Santo, es la del Divino Cautivo. Hoy saldrá del Colegio Calasancio de los Padres Escolapios, también a las ocho, para recorrer las calles del barrio de Salamanca. A diferencia de las anteriores, esta talla de Mariano Benlliure va en una carroza con ruedas. La imagen representa a Nuestro Señor cautivo ante Pilatos, el Rey hecho reo El Viernes Santo, en cambio, recorrerá el Madrid de los Austrias. La última procesión prevista para esta jornada será la de Jesús Nazareno y Virgen de la Soledad, en Villaverde, que saldrá de la parroquia de San Andrés a las ocho de la tarde. Recorridos y horarios de todas las procesiones en: www. munimadrid. es Dos hermanos colocan la cruz al Señor de la Salud, mientras la Benemérita abre paso entre la multitud rónimos, un destacamento a caballo de la Benemérita imponía mayor respeto a la figura que antecedían por las calles de Felipe IV Antonio Maura, o la plaza de la Lealtad, entre otros lugares de este barrio de Retiro. Los símbolos de penitencia se encontraban, si cabe, más presentes en esta procesión. Numerosos nazarenos quisieron rendir homenaje a quien sufrió por nosotros, de la misma manera que Él lo hizo explicaba Francisco Javier poco antes de despojarse de sus sandalias. A la hora de escuchar el orden de lista- -poco antes de que las puertas de los Jerónimos abrieran paso al Señor de la Salud- los nazarenos que creían que podrían portar las cruces de penitencia intentaban calmar la tensión. Sería la primera vez que lo hiciera señalaba Joaquín, y sería lo más grande del mundo Efectivamente, al final pudo portar una de las 20 cruces negras de madera que hacían respetar al público mucho más el paso de la procesión. Aunque pueda parecer trivial este reparto de funciones, lo que nos importa verdaderamente es acompañar a Jesús afirmaba Carmen. Justo cuando los costaleros elevaron el paso, tras salir de los Jerónimos, y después de que dos hermanos colocaran la cruz del Señor, un frío viento comenzó a rachear. Los pliegos de las albas túnicas parecía que intentaban contener el inesperado aire; la luz de los cirios luchaba por no apagarse; y el frío llegaba a los pies de los costaleros que, otra vez, tuvieron una noche de sufrimiento, eso sí, como todos habían deseado previamente. Viento racheado contra el Señor Miércoles de Pasión Espi nela Avda Rea l de Pinto Doctor Pérez Domínguez