Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 MADRID Semana Santa 2008 JUEVES 20 s 3 s 2008 ABC NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO EL POBRE Y MARÍA SANTÍSIMA DEL DULCE NOMBRE Mayor Puerta del Sol Plaza Mayor Puerta de Puerta Cerrada Plaza de Sta. Cruz NUESTRO PADRE JESÚS DEL GRAN PODER Y MARÍA SANTÍSIMA DE LA ESPERANZA San tiag o e se ses Milanes M M e e de Ss Sres Ss n uz n uz n L uz ó Cordón Plaza de la Villa cio Nun Plaza Cordón Cuchil leros Toledo Iglesia de San Pedro Salida 19: 00 h Cordón Sacr ame nto Plaza de la Villa Plaza Mayor an an a Mirand Conde C de C de Puerta Cerrada Segovia Nueva San Just o n Jerónima pció once C Duque de Rivas aja aB Cav Plaza del Humilladero os os dios Estu Eu Eu Tol edo Plaza Cascorro Plaza de la Paja Ruda Plaza del Humilladero Aire hispalense en Los Gitanos El paso de Nuestro Padre Jesús de la Salud volvió a los Jerónimos en una estación de penitencia en la que los cofrades no olvidaron sus raíces sevillanas, que hicieron de la procesión una exaltación a las muestras de sufrimiento personal, emulando al Señor POR JOSÉ MARÍA CAMARERO FOTO: JULIÁN DE DOMINGO MADRID. Diferente emplazamiento, pero mismo espíritu. No eran las angostas calles del centro de Sevilla, ni se intuía el fervor que demuestran durante estas jornadas de Pasión las hermandades de la ciudad andaluza. Pero el sufrimiento de los penitentes, el ruido de los tambores y hasta algún ¡olé! por el Señor confirieron un aire típicamente hispalense a la procesión de Nuestro Padre Jesús de la Salud y María Santísima de las Angustias. Desde las nueve y media de la noche, el paso que representa las horas previas de Jesús ante su crucifixión, recorrió las calles aledañas a la iglesia de los Jerónimos, donde, por primera vez después de siete años, la Hermandad de Los Gitanos pudo iniciar el recorrido de la procesión. La tensión era evidente entre los cofrades y nazarenos, pues han tenido que esperar 715 días para ver salir el paso, después de que el año pasado, la lluvia impidiera esta manifestación religiosa. El ceceo se convirtió en el común denominador de muchos de los hermanos de Los Gitanos. Y es que, la vinculación con la misma hermandad sevilla tuvo mucha presencia en esta estación de penitencia. Después de diez años venerando la imagen del Señor de la Salud, esta hermandad, agregada a la de Sevilla, fue fundada por Miguel Sebastián de Vera, y comparten con su hermana andaluza desde cofrades hasta medallas. El paso del Señor se encontraba más esplendoroso que nunca, con seis nuevas cartelas en los respiradores, que le conferían un aire más barroco. Coronado con un monte de claveles bermellos, la talla, de Ángel Rengel, ostentaba una hermosura mayor gracias al conjunto de un millar de lirios que, er- Lirios y nuevas cartelas guidos en contraposición al declive de la figura portando la cruz, parecían contener más sufrimiento en la Pasión. Ya el año pasado, la Hermandad de Los Gitanos se mostraba ilusionada con la presencia de las figuras de los cuatro evangelistas en los miradores del palio, acompañados por varios ángeles dispuestos a lo largo de la talla, desde las maniquetas (comúnmente conocidas como andas, que sirven para trasladar los pasos poco pesados) Entre los asistentes a la procesión, llamaron la atención los hermosos candelabros guardabrisas, que iluminaban la imponente salida del paso a la calle. Una partida de la Guardia Civil se encargó de abrir camino a nazarenos, diputados, monaguillos y costaleros, a ritmo de las notas de la Agrupación Musical de Nuestra Señora de las Angustias. Al salir del recinto de los Je- La Benemérita, al frente Algunos nazarenos hicieron el recorrido descalzos; otros portaban cruces como símbolo de fe Toled o Plaza de la Cebada Iglesia de San Isidro Salida 20: 00 h Cole giat a Catedral