Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA JUEVES 20 s 3 s 2008 ABC Un mosso y un policía nacional se pelean en una pollería de Lérida J. G. BARCELONA. El pasado día de las elecciones generales, una pollería de Lérida fue escenario de una insólita pelea que tuvo como protagonistas a un agente de la policía autonómica catalana, los Mossos d Esquadra, y a varios agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) El resultado: un agente de los Mossos y uno de la Policía con sendas denuncias cruzadas presentadas ante el juzgado por lesiones. Según confirmaron a ABC fuentes de ambos cuerpos policiales, el pasado 9 de marzo los dos agentes protagonizaron un incidente en una pollería de la capital ilerdense, propiedad de una tía del mosso implicado, donde varios agentes del CNP habían acudido, junto a una subinspectora de Trabajo, para realizar una inspección. A partir de aquí, oficialmente ambos cuerpos policiales implicados declinaron ayer dar más detalles de lo sucedido y se remitieron a lo que en su día dictamine el juez. Con todo, fuentes del cuerpo policial autonómico confirmaron que han abierto una investigación interna para analizar la actuación de su agente, que no estaba de servicio cuando ocurrió el incidente. Según una versión de los hechos que trascendió ayer, el suceso se remonta al mediodía del pasado 9 de marzo, cuando dos agentes del CNP y una subinspectora de Trabajo se dirigieron a la pollería Can Chari Al parecer, la inspección era rutinaria, ya que en el local trabajaba una inmigrante ecuatoriana. La hermana de la dueña del local- -que estaba ausente- les dijo que tenía un hijo mosso y que le iba a llamar para preguntarle si tenían derecho a realizar la inspección de trabajo. Pocos minutos después, cuando los policías se dirigían a abandonar el local, el mosso llegó. Se identificó y se enzarzó en una discusión que acabó en agresiones. Según esta versión de los hechos, el mosso espetó a los agentes del CNP que no reconocía su autoridad, les amenazó y les prohibió marcharse hasta que llegara una patrulla de policía autonómica. Tras ser recriminado por los policías nacionales, el mosso supuestamente agredió a uno de los agentes, le tiró al suelo e incluso intentó darle con una porrra extensible que llevaba, pero se lo impidió otro policía. El patriarca de los Molina abandona los juzgados para ser conducido a prisión EFE El juez encarcela al cabeza de familia de los Molina y a uno de sus hijos Ordena además una medida de alejamiento para la madre y otro de los vástagos P. V. MÉRIDA. El Juzgado de Instrucción número 3 de Mérida decretó ayer prisión preventiva, por los delitos de tentativa de homicidio y tenencia ilícita de armas, para dos de los Molina- -Francisco, el cabeza de familia, y su hijo Rufino- por los altercados ocurridos en la vecina localidad de Mirandilla el pasado domingo, que acabaron con un intento de linchamiento a los Molina por parte de unos doscientos vecinos. Otro de los detenidos, Fernando, un menor que estaba en la casa familiar en el momento de los hechos, quedó en libertad. Pasadas las nueve de la mañana de ayer comenzó el interrogatorio de estas personas, que se prolongó durante cinco horas. El cuarto detenido, un yerno de la familia, no pudo prestar declaración al estar ingresado en el Hospital de la ciudad después de que el día de los hechos sufriera un ataque epiléptico, según explicó el abogado de la defensa. También se decretó una medida cautelar de alejamiento para la madre de la familia, Presentación Barrena, y para su hija, y no podrán regresar a la mencionada localidad pacense hasta que se solucione la causa judicial. La madre declaró como presunta autora de un delito de amenazas telefónicas y durante su declaración explicó que lo que hizo fue pedir auxilio al alcalde, José María Carrasco, y que éste se negó a socorrerles. Ahora el caso pasará al Juzgado de Instrucción número 2 de Mérida, que tendrá que ratificar la prisión provisional, ya que el que hoy ha conocido la causa era el de guardia. Los defensores intentarán demostrar que los acusados actuaron en legítima defensa o ante un miedo insuperable Ante el peligro inminente que sufrían sus hijos y su familia, añadió el letrado, el padre, que fue el único que disparó, se defendió de los vecinos, que comenzaron a subir por las ventanas y los tejados. Manifestó en ese sentido que no entendía la acusación que se le formula a Rufino, ya que el padre ha asumido los hechos. El abogado aseguró que la familia Molina está muy mal y que entiende que el levantamiento popular de los vecinos se debe a una manía desproporcionada hacia ellos. Agresiones Denunciarán a Morín por tener de enfermeras a personal de limpieza ABC MADRID. El Consejo General de Enfermería de España ofrecerá toda su cooperación a la Fiscalía que lleva el caso de los supuestos abortos ilegales en las clínicas barcelonesas de Carlos Morín y estudiará personarse como acusación particular para denunciar las presuntas actuaciones intrusistas en las que habrían incurrido estos centros por emplear como enfermeras a trabajadoras de la limpieza. En un comunicado emitido ayer, el presidente del Consejo de Enfermería, Máximo González Jurado, calificó de aberración social y atentado contra la seguridad de las personas los presuntos abortos ilegales realizados por Morín, y denunció el terrible riesgo para la salud de las personas que supone tener contratadas a empleadas sin formación sanitaria para realizar las tareas de una enfermera, que hasta este año tenía tres años de formación universitaria y desde hace un mes ya son cuatro Para González Jurado, con independencia de las responsabilidades penales que puedan establecerse, esta situación evidencia la necesidad de adoptar medidas que permitan garantizar la seguridad de los pacientes Para ello es esencial identificar en todo momento a los profesionales que intervienen en los procesos asistenciales, con su titulación y su formación específica se indica.