Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 GENTE www. abc. es gente MIÉRCOLES 19- -3- -2008 ABC La duquesa de Medina Sidonia, en una imagen de archivo IVAN BENITEZ Los Medina Sidonia, un caso de libro Ha sido muy llamativo que la duquesa Medina Sidonia contrajera matrimonio sólo dos horas antes de morir con su novia desde hacía 25 años y no cuando se aprobaron los matrimonios del mismo sexo. En cuestión de días se abrirá el testamento POR BEATRIZ CORTÁZAR MADRID. La relación de la recientemente fallecida duquesa de Medina Sidonia con la alemana Liliana María Dalhmann no era fruto de una pasión, sino resultado de más de 25 años juntas. Por eso ha llamado tanto la atención que la duquesa de Medina Sidonia, una mujer que nunca tuvo problemas en rebelarse ante todo y todos, contrajera matrimonio con su pareja sólo dos horas antes de morir, en el lecho del dolor, y sin el ruido mediático que podía haber protagonizado una vez el Gobierno aprobó los matrimonios entre personas del mismo sexo. Pero como viuda que ya es, no sólo pasa de ser secretaria de la Fundación Medina Sidonia a presidenta sino que también se convierte en duquesa viuda de Medina Sidonia. Como es normal, el título pasa a manos del mayor de los hijos, Leoncio, conde Niebla, convirtiendo a su mujer en duquesa de Medina Sidonia. Desde la inesperada muerte de la conocida popularmente como la duquesa roja la polémica que siempre acompañó a la familia no sólo no se ha quedado entre los muros del palacio sino que ya se ha convertido en un caso mediático que tendrá un interesantísimo capítulo el día que se abra el testamento de Luisa Isabel Álvarez de Toledo, acto que se producirá en los próximos días. Será desde ese instante cuando los tres hijos decidan qué pasos han de dar para defender sus derechos a la legítima si es que no se cumple con lo que figure en el legado. No hace falta ser adivino para apostar a que habrá batalla judicial puesto que la relación de la madre con sus hijos era nula, por decirlo suavemente, y como prueba de esto sirve señalar que tenía prohibida en vida la entrada al palacio de sus dos hijos, Pilar y Gabriel, y dejó escrito que también se lo impidieran a su muerte, deseo que su viuda no cumplió por cuestiones humanitarias como le explicó una persona cercana a la duquesa a uno de sus hijos. Por si esto era poco será a mediados de abril cuando aparezca en el mercado el libro El caso Medina Sidonia que firma Íñigo Ramírez de Haro (La Esfera) y que se centra en dos aspectos, según explica el propio autor. Es un tratado de la excelencia puesto que el significado griego de la aristocracia era el gobierno de los mejores, de los excelentes, con un caso práctico de una familia excelente como son los Medina Sidonia que tienen el primer condado de Castilla, Niebla, y el primer ducado de España, Medina Sidonia. Por supuesto, la relación que la duquesa tuvo con sus tres hijos, Leoncio (conde de Niebla) Pilar (duquesa de Fernandina) y Gabriel, ha sido también un tema apasionante para el autor, en tanto en cuanto considera a los cuatro personas excelentes. Reivindico el concepto de excelencia frente al de igualdad cuyo primer peligro es la mediocridad, y lo aplico a esta familia y a las turbulentas relaciones que han tenido. Los considero inteligentes y me interesa cómo se han rebelado en la vida. Primero la madre, una mujer que abandona a sus hijos y los roba, según ha dictaminado la Justicia en la demanda que le pidieron sus hijos, y por la otra el papel de los hijos que en vez de callarse para no airear los trapos sucios luchan y se rebelan contra lo que consideran injusto aclara. Desde luego el tema tiene todos los ingredientes para ser apasionante. Ramírez de Haro se ha entrevistado tanto con la duquesa fallecida como con sus tres hijos, para tener todas las versiones. Interesa y mucho saber qué decía la duquesa hace menos de un año, cuando nadie imaginaba que en cuestión de meses iba a fallecer, y cómo sus hijos ven su historia. Unos chicos que pasaron de comer langosta a pasar hambre apostilla Ramírez.