Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 DEPORTES www. abc. es deportes MIÉRCOLES 19- -3- -2008 ABC Clausura del campo del Betis por dos partidos y excepcional fin del partido Alfredo Flórez: Se da por terminado el encuentro porque el Athletic habría jugado con diez y sin portero TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID. Más sabe el diablo por viejo que por diablo. Alfredo Flórez, viejo zorro en las lides jurídicas, asume que el fútbol español necesita mano dura y ayer cortó por lo sano. Una muestra de debilidad habría sido un grave error en una época en la que Europa lucha contra la única lacra del fútbol. El Comité de Competición castigó el botellazo sufrido por el portero Armando (Athletic) con la clausura del estadio del Betis por dos partidos, una multa de 9.000 euros y la finalización excepcional del encuentro con el resultado de 1- 2. Un término del encuentro que se fundamentó, sin embargo, en una decisión equívoca. Alfredo Flórez dio una explicación que puede ser discutida Reglamento (General) en mano: Se da por terminado el partido porque quedaban pocos minutos y el Athletic había hecho sus tres cambios y hubiera tenido que continuar con diez jugadores y sin portero algo que atenta contra el equilibrio de la competición Eso habría sido cierto de continuar el encuentro el mismo sábado, pero si el partido hubiera sido reanudado en un futuro, el Athletic podría haber alineado al portero que estaba en el banquillo bético el sábado, así como a cualquier otro futbolista inscrito en esa jornada. El artículo 301 del Reglamento General es claro. En el caso de que por suspensión de un encuentro, deba proseguir en nueva fecha, sólo podrán alinearse, en la continuación, los futbolistas inscritos el día en que se produjo tal evento, hayan o no intervenido en el periodo jugado, y que, de haberlo hecho, no hubieran sido sustituidos ni ulteriormente suspendidos por el órgano sancionador como consecuencia de dicho partido, salvo que la suspensión fuera por acumulación de amonestaciones derivadas del encuentro interrumpido dice el artículo. De todos modos, la decisión excepcional de dar por terminado el encuentro con el marcador reinante en el momento del Dos precedentes Suspender el partido y dar por bueno el resultado que figuraba en el marcador ha sucedido en dos ocasiones en Primera. En ambas el Athletic estaba por medio. 1930. Real Unión, 1; Athletic, 1. La expulsión del local Rene Petit provocó unos incidentes que forzaron la suspensión en el minuto 47 (2 de la segunda parte) No se reanudó. 1932. Alavés, 0; Athletic, 1. A los 30 minutos, una decisión arbitral provocó un intento de agresión al colegiado, que suspendió el partido. No se jugó lo que restaba. Sí jugarían once y con portero Armando se quita los guantes al darse cuenta de que la herida en su ojo es grave incidente- -minuto 71- es una demostración de la política de dureza que Competición desea aplicar en la batalla contra la violencia. Es la primera vez, desde 1932, que el órgano sancionador de la Federación impone los artículos más duros de los Estatutos y pita el final de un encuentro a falta de FELIPE GUZMÁN diecinueve minutos. El Comité asciende así un escalón y se equipara a la disciplina estricta de la UEFA, que impone suspensiones ejemplares y castiga El veredicto de cierre del estadio y fin del partido se equipara con la férrea disciplina que impone la UEFA Se aplicó la Escala General muy grave de los estatutos: multa, pérdida del encuentro y clausura del campo Flórez: Ha sido una atenuante que los aficionados detuvieran al agresor se redujo el cierre de cuatro a dos a los clubes responsables con la pérdida de los partidos. Hasta ahora, Competición sancionaba con multas y clausuras, pero daba su oportunidad al equipo afectado con la reanudación de los encuentros, a puerta cerrada. Ayer se acabó con esta permisividad. Alfredo Flórez fue cristalino en la explicación del veredicto: Hay dos tipos de resoluciones. Una, del Comité, por la que se acuerda imponer una sanción de nueve mil euros y dos partidos de clausura, según el artículo 36 de la Ley 19- 2007, de acuerdo con el artículo 86 de los Estatutos. Y la otra decisión, adoptada por vía federativa, es dar por terminado el partido. El hecho de que el entorno del agresor reaccionó de una manera inmediata, identificándole y deteniéndole, ha sido un hecho determinante que ha servido de atenuante En efecto. Si los aficionados no hubieran detenido al energúmeno, el cierre del estadio habría sido por cuatro jornadas. Porque Competición aplicó la Escala General muy grave de los Estatutos, que expresa multa de 3005,06 a 30.050,61 euros (punto A) pérdida del partido (punto B) y clausura por cuatro encuentros (punto G) apartado que la afición verdiblanca ha reducido a dos. A partir de ahora, no será una excepción la mano dura.