Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
74 CULTURAyESPECTÁCULOS MIÉRCOLES 19 s 3 s 2008 ABC Fallece Anthony Minghella, el artífice del memorable filme El paciente inglés El director, de 54 años, se había sometido a una rutinaria operación en el cuello que desembocó en una hemorragia cerebral TONI GARCÍA BARCELONA. Con una escueta nota comunicó el agente del cineasta la muerte de Anthony Minghella, uno de los directores de cine más destacados de la década de los 90 y autor de películas como El paciente inglés o El talento de Mr. Ripley Músico y poeta a tiempo parcial, amante del teatro y la escritura, vinculado desde siempre al mundo del arte, el realizador Anthony Minghella murió ayer a los 54 años de edad como consecuencia de una hemorragia cerebral, en el hospital Charing Cross de Londres, donde había sido sometido a una operación de rutina en el cuello, según Variety La muerte de Minghella se produce una semana después de concretarse su último proyecto, The Number 1 Ladies Detective Agency una serie co- producida por HBO y BBC para la cual el director ya había finalizado el episodio piloto (que la BBC emitirá este domingo) y que se perfilaba como uno de los puentes fuertes de la parrilla televisiva internacional para el 2009. Excelente conversador y propietario de uno de los rostros más afables de la profesión, el británico, nacido en la isla de Wight el 6 de enero de 1954, empezó como profesor de música su trayectoria artística y ganó diversos galardones a mitad de los años 80. A pesar de ello y consciente de que su melomanía no culminaba sus aspiraciones, creó junto a su amigo Jim Hawkins, la serie Maybury ambientada en un hospital psiquiátrico, donde Minghella trazaba ya algunas de sus constantes posteriores: la escritura con enorme brillo en la construcción de los personajes, la obsesión por un universo acorde con el perfil dramático de los mismos y la gran profundidad de su pluma con instrumentos tan complejos de manejar como puedan ser la pausa y el silencio. Los ancestros del director regentaban una de las heladerías más famosas de Lazio, en el centro de Italia, y el primer inspector Morse y una serie sobre dinosaurios para la BBC. En 1990 el director abandonó la pequeña pantalla para lanzarse a los brazos del séptimo arte y rodó Truly Madly Deeply que le convirtió en la revelación del año. Por aquel entonces Minghella ya estaba casado con la famosa coreógrafa china Carolyn Choa y había tenidos dos hijos: Max y Hannah. Cinco años después el afamado escritor, armado con un currículo trufado de premios y seguro de tener en sus manos un guión lo suficientemente sólido como para arrastrar a unos cuantos productores con ganas de aventura, entró en las oficinas de Miramax con el libreto de El paciente inglés y salió con 27 millones de dólares y un reparto que incluía a Ralph Fiennes y Kristin Scott Thomas, dos de los actores más reclamados por aquel entonces. En 1997 diez salas acogían el estreno mundial de la película, recaudando 270.000 dólares. La película acabó recaudando más de 270 millones de dólares en todo el mundo y arrasó en los Oscar, llevándose 9 de las 12 estatuillas a las que estaba nominado. Ya no tendría que pedir más créditos a nadie. El siglo XXI supuso para Minghella el puesto de presidente de el Instituto de Cine Británico, el exilio de los corazones cinéfilos que recibieron con- -exquisita- -indiferencia sus últimas películas Cold Mountain o Breaking and Entering y una cierta invisibilidad voluntaria. Afortunadamente en 1999 el británico había rodado El talento de Mr. Ripley una película que puede leerse ahora como la particular revancha de un hombre que nunca pudo rendir homenaje a la Italia de sus abuelos y que decidió- -en el momento justo- -ponerlo todo en juego. La belleza de este filme, rodado entre Nápoles, Roma y Sicilia, y seguramente uno de los mejores homenajes al espíritu del bel paese là dove l sì suona es el perfecto autorretrato del realizador, un hombre inteligente y complejo que- -como sus personajes- -nunca dejó de mostrarse atraído por la vida, no sólo en su vertiente más profunda y analítica sino también en esa otra que dibujaba el poeta Dylan Thomas donde la vejez debería arder y soñar al acabar el día Filmografía Truly Madly Deeply (1990) Premio en Sitges a Juliet Stevenson como mejor actriz Un marido para mi mujer (1993) El paciente inglés (1996) Ganadora de nueve Oscar, incluidos mejor película y director El talento de Mr. Ripley (1999) Nominada a cinco Oscar. Cold Mountain (2003) Oscar para Renée Zellweger. Breaking and Entering (2006) The No. 1 Ladies Detective Agency (2008) New York, I Love You (2008, sin terminar) El legado de la nonna proyecto de Minghella, después de doctorarse en la universidad de Hull en 1975, fue rodado en la Isla de Wight y giraba en torno a su abuela, la nonna El proyecto nunca vio la luz del día e hicieron falta nueve largos años para que el orgulloso nieto pudiera devolver al banco el préstamo concedido para financiar la película. En una entrevista concedida mucho tiempo después, el propio Minghella afirmaba que aquel proyecto me hizo entrar el gusanillo por el mundo del cine: pensé que era un trabajo maravilloso A finales de los 80 Minghella ya era considerado uno de los escritores más brillantes del Reino Unido, y sus esfuerzos merecieron un Bafta y dos Emmy, por sus trabajos con el La revancha de la belleza La película El paciente inglés recaudó 270 millones de dólares en todo el mundo y arrasó en la gala de los Oscar del año 1996 en la que obtuvo nueve de las doce estatuillas a las que estaba nominada Minghella en una imagen tomada en 2006