Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 AGENDA Necrológicas s Esquelas MIÉRCOLES 19 s 3 s 2008 ABC Lourdes Díaz- Trechuelo s Catedrática de Historia de América Prestigiosa filipinista Pionera en la Universidad española de finales de los años 30 y principio de los 40, está inscrita entre los americanistas españoles más notables del siglo XX Ha fallecido en Sevilla Lourdes Díaz- Trechuelo. Catedrática de historia de América de la Universidad de Córdoba, Profesora Emérita de esa misma universidad, prestigiosa filipinista, investigadora incansable, su nombre está unido al desarrollo de las líneas de investigación de Historia de América y Filipinas desde una perspectiva marcada por el deseo de objetividad, amor a la verdad y el afán de hacer justicia a la empresa española en aquellas tierras frente a los tópicos de la Leyenda Negra. Nacida en Sanlúcar de Barrameda, el 11 de febrero de 1921, su vida ha transcurrido en Sevilla. La guerra civil marcó fuertemente su personalidad, como a tantas personas de su generación. Un carácter fuerte, una salud de hierro y la tenacidad para sacar adelante el trabajo a pesar de las dificultades son rasgos que hemos admirado las personas que aprendimos tantas cosas de ella. Su vocación de historiadora americanista se fue gestando siendo una niña gracias a su afición por la geografía, descubierta en sus lecturas de Verne, Salgari y Stevenson. Lourdes Díaz- Trechuelo iniciaba de este modo un largo camino, centrado en la investigación y en la docencia de la historia de América y Filipinas. La vida de Díaz- Trechuelo reúne todos los elementos propios del investigador en unos años cruciales para España y en una época en que sólo algunas mujeres formaban parte de los claustros de las universidades. Licenciada en Filosofía y Letras en el año 1942, doctorado por la Universidad de Madrid en 1955, docencia en las Universidades de Sevilla, Granada y Córdoba, autora e impulsora de numerosas publicaciones, congresos y proyectos de investigación. Una de las tareas que más ha propiciado el desarrollo de los estudios americanistas (y filipinos) fue la puesta en marcha de la Escuela de Estudios Hispanoamericanos de Sevilla, junto a Vicente Rodríguez Casado y Juan Antonio Calderón Quijano. Esta institución, que pertenece al CSIC, y los cursos universitarios de la Rábida han sido un instrumento inapreciable para la consoli- Lourdes Díaz- Trechuelo dación del americanismo en España. Trabajadora infatigable, cuenta con un abundante número de publicaciones y trabajos especializados sobre América y Filipinas que han servido de base para posteriores estudios. Muchos americanistas y especialistas en Filipinas se han formado estudiando sus libros. Obras suyas como Manila Española: notas sobre su evolución urbana con la que obtuvo en 1956 el premio Luis Vives otorgado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas; Arquitectura Española en Filipinas su tesis doctoral publicada en 1959; o La Real Compañía de Filipinas (1965) son un punto de referencia obligado por su exhaustividad, rigor científico ABC y claridad en la exposición. Ha recibido muy variados premios y distinciones como el Lazo de Dama de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio (1966) I Premio de Investigación Andalucía y América (1985) y más recientemente, la Medalla de Honor de Filipinas. Sus viajes por medio mundo, invitada de honor de numerosos congresos y universidades de Estados Unidos, Filipinas, Guam, México, Perú, Chile son una muestra del reconocimiento de su prestigio internacional y de su fructífera labor como historiadora. Por encima de sus méritos académicos y profesionales destaca su perfil humano. Formadora de americanistas a los que ha sabido imprimir profundas convicciones: el amor a la verdad, infatigable afán de saber, rectitud y honradez. El descubrimiento de su vocación al Opus Dei, en 1953, explica muchas facetas de su vida: su dedicación esmerada a los alumnos y a sus obligaciones profesionales, las relaciones de amistad desinteresada con tantos compañeros y colegas de los cinco continentes. Es esta vocación al Opus Dei lo que ella llama mi camino definitivo y explica su visión del trabajo: un servicio a la sociedad y una tarea santificante y santificadora. Muchos de sus discípulos valoran la huella que esta mujer ha dejado en su formación investigadora: su sinceridad, disponibilidad y dedicación para enseñarles desinteresadamente cómo realizar un trabajo de investigación riguroso, serio, marcado por la objetividad y expuesto de forma sencilla y amena. Esta historiadora e investigadora de gran prestigio, está alentada desde muy joven por una fuerte convicción: la importancia de adquirir una formación humana integral, algo que ha tratado de transmitir, durante su dilatada vida académica a todos sus alumnos y colaboradores. Hasta sus últimos días mantuvo su amor al trabajo y continuó con diversas tareas intelectuales. Falleció en Sevilla el 16 de marzo de 2008, a raíz de un fallo multiorgánico que afrontó con serenidad admirable, fruto de una fe cristiana de gran hondura. Inmaculada ALVA RODRÍGUEZ Doctora en Historia por la Universidad de Córdoba ESQUELAS DOÑA VICENTA FERNÁNDEZ FERNÁNDEZ TINA FALLECIÓ EN MADRID CUARTO ANIVERSARIO D. FRANCISCO PORTES ORTA FALLECIÓ EN MADRID EL DÍA 18 DE MARZO DE 2008 a los ochenta y seis años de edad EL DÍA 19 DE MARZO DE 2004 D. E. P Tu esposa, her manos, sobrinos, primos y amigos te recuerdan SIEMPRE Habiendo recibido los Santos Sacramentos D. E. P Sus hijos, José Vicente y Belén; nietas, Celia, Claudia y Candela; hermanos y demás familia AGRADECEN las condolencias recibidas. El entierro será hoy, a las diecisiete diez horas, en el cementerio Nuestra Señora de la Almudena. (2) (2)