Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 19 s 3 s 2008 Semana Santa 2008 MADRID 49 Dulce frivolidad en la Pasión Torrijas, pestiños o leche frita mitigan la férrea abstención de placeres en Cuaresma. Cada vez más familias prefieren comprar los dulces en las pastelerías, frente a quienes todavía respetan las recetas caseras JOSÉ M. CAMARERO MADRID. Los últimos coletazos tras 40 días de rigor culinario vuelven a ser la excusa perfecta para aprovechar estas jornadas de Semana Santa y degustar alguno de los típicos manjares que, más allá de la tradición, han sabido renovarse, diversificarse, modernizarse y hasta sumarse a la volátil inflación económica. Los escaparates de centenares de pastelerías de todo Madrid muestran estos días la laboriosa productividad de los artesanos del azúcar, la harina, la leche y los huevos, elementos básicos para elaborar unas suculentas torrijas, unos aparentes pestiños, una suave leche frita o unas golosas monas de Pascua. Incluso los restaurantes adaptan durante estos días sus cartas para ofrecer alguno de estos típicos productos. En los grandes centros comerciales, en las franquicias de sandwiches, en establecimientos de comida tipo menú... Todos se han sumado a las demandas caseras de los nuevos tiempos. Pero, realmente, ¿se han dejado de elaborar en casa? La mayoría de los pasteleros creen que sí. La hora de enfangarse en harina ha dado paso a una rápida visita a algún establecimiento, donde la calidad es idéntica a los dulces que se hacen en casa explica María del Río, una artesana que regenta la pastelería Dori, en el distrito de Carabanchel. Lo que diferencia a los dulces empaquetados de estos que están por aquí explica esta pastelera, señalando la amplia gama de torrijas que comercializa, es que se elaboran en máquinas, todo industrial, y nosotros hacemos los dulces uno a uno, con las manos La profesionalidad del sector se demuestra en que ya son más de 2.000 los estudiantes que han pasado por los cursos de formación desarrollados por la Comunidad y el Gremio de Pasteleros de Madrid. AL DÍA Manuel de la Fuente FERVOR EN LAS CALLES adrid es increíble. Para lo bueno y para lo malo. De lo malo, qué les voy a contar que ustedes no sepan, que ustedes no padezcan a diario. La Villa y Corte es inabarcable en muchos, en casi todos los sentidos. Una urbe que en demasiadas ocasiones ya no está hecha a la medida del ser humano, sino que a menudo lo engulle. Sin embargo, hay veces (pocas, eso sí) en las que ésta megalópoli muestra su mejor cara. No son, precisamente, las fiestas navideñas, un pandemónium de consumo, excesos y defectos que no aportan nada a la vida, aunque, eso sí, aportan bastante a las cuentas de resultados de un puñado de empresas. Ni siquiera el bellísimo día en el que los Reyes Magos se pasan por nuestras casas para alegrarnos el corazón y el ánimo con los regalos que les pedimos. No, una de las épocas más hermosas que puede vivirse por estos andurriales es la Semana Santa. Ya no es como era, pero en muchos sentidos sí son unos días emocionados y emocionantes. Ya pasaron los tiempos en los que cines y bares cerraban e invitaban al recogimiento. No obstante, en estos cinco días hay rincones de Madrid donde se vive la fe intensamente, sin desmerecimiento de las celebraciones andaluzas, castellanas y manchegas. En estos días, cuando media ciudad anda por ahí descansando o siguiendo con la francachela habitual, el centro histórico de los Madriles rememora la Pasión de aquel hombre que murió por todos nosotros, incluidos, por supuesto, quienes no somos creyentes. A pesar de que se está extendiendo una pandemia absurda, mentecata y botarate (cada vez se oye más lo de ¡Feliz Semana Santa! como si fuese Año Nuevo) vale la pena acercarse a las procesiones que recorren el Madrid de los Austrias, y que salen en la mayoría de los casos de iglesias centenarias. Que una ciudad tan desmesurada como ésta encuentre unas horas y unos espacios para la espiritualidad y la fe es algo que debe congratularnos. Son pocos días, pero que en una de las ciudades más descaradamente carnales del mundo haya lugar para recordar a aquel hombre asesinado hace dos mil años vuelve a hacernos creer (nunca mejor dicho) que de Madrid al cielo. M Las torrijas y los pestiños ocupan ya un lugar preferente en los escaparates de las pastelerías DANIEL G. LÓPEZ torrijas llevan incorporados sabores de fresa o vainilla, para los más pequeños de la casa; los pestiños incluso tienen nuevas formas, para hacerlos más atractivos... Sin embargo, la esencia de los productos se mantiene. En el caso de las torrijas, dulce típicamente madrileño, su elaboración es sencilla, a base de harina, huevos, leche y azúcar. Algo más complicada es la producción de pestiños, elaborados con harina frita y bañados en miel. La leche frita, no tan común en las tiendas, culmina los postres de esta Semana Santa, junto al arroz con leche. Este año, los dulces no han podido evitar el alza de precios que experimentan la mayor parte de los alimentos desde hace meses. El incremento del precio del trigo o la leche ha provocado que las torrijas hayan subido entre un 15 y un 20 por ciento en un año. De hecho, los más de dos millones de torrijas que se venderán durante estos días pueden llegar a costar hasta 24 euros el kilo. El alza del precio del trigo y la leche ha provocado que las torrijas hayan subido un 20 por ciento Recetas clásicas Hasta en los menús Los 2.500 establecimientos que se dedican a estas lides en la región ofrecen una amplia gama de productos. Ya hay dulces especiales para diabéticos; alimentos sin gluten; algunas La procesión del Cristo de los Gitanos deja el barrio de las Letras por el Retiro LAURA DANIELE MADRID. Las puertas de San Jerónimo el Real se abrirán hoy a las nueve y media de la noche para dar paso a la única procesión que tiene lugar el Miércoles Santo, la de Nuestro Padre Jesús de la Salud, conocido como El Gitano La procesión, que evoca los aires de las hermandades de barrio sevillanas, realizará este año un nuevo recorrido, al dejar el barrio de las Letras para pasar por la zona de Retiro. La talla, una imagen clásica de Jesús con la cruz a cuesta, será llevada en andas por un total de 60 anderos repartidos en dos turnos. A las siete y media de la tarde, el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, presidirá el tradicional Vía Crucis en la Plaza de Oriente. Juan de Mena Paseo del Prad o Edificio de la Bolsa Pza. de la Lealtad Alfonso XI Elaborados como en casa Méndez Núñez Museo Ejército Alfonso XII Ruiz de Alarcón Felipe IV Academia Felipe IV Moreto rado seo del P Pa Museo del Prado Parroquia de San Jerónimo El Real Casado del Alisal