Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 INTERNACIONAL MIÉRCOLES 19 s 3 s 2008 ABC viernes en Lhasa y se ha propagado a otras provincias de China donde vive una abundante población tibetana, como Sichuan, Qinghai y Gansu. Imagen difundida por una organización tibetana que, supuestamente, muestra cadáveres tiroteados por el Ejército chino en Sichuan AP El Dalai Lama amenaza con renunciar si continúa la violencia en el Tíbet El primer ministro chino, Wen Jiabao, acusa al líder budista de sabotear los Juegos, mientras las ONG denuncian 39 muertes y difunden fotos de víctimas de la represión PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL PEKÍN. Consciente de que la violencia que se ha desatado en Lhasa y en otras ciudades de China es incompatible con los principios morales del budismo y con su premio Nobel de la Paz de 1989, el Dalai Lama amenazó ayer con renunciar a su puesto como máximo líder político y religioso de los tibetanos si no cesan los disturbios que éstos siguen protagonizando. Si las cosas escapan a todo control, entonces mi única opción es dimitir dijo el Dalai Lama desde la ciudad india de Dharamsala, donde el Gobierno tibetano en el exilio tiene su base desde que en 1959 huyera de Lhasa tras la fallida rebelión contra la ocupación china, que había comenzado nueve años antes. La situación es tan grave que el Dalai Lama ha hecho un agónico llamamiento a la calma a los tibetanos. Aunque el Océano de Sabiduría nunca dejaría de ser Dalai Lama por ser una reencarnación de Buda, sí podría cesar en su cargo político como jefe del no reconocido Estado tibetano. No cometan actos de violencia, está mal. La violencia es contraria a la naturaleza humana y, aunque un millar de tibetanos sacrifiquen sus vidas, no servirá para nada apeló el Dalai Lama a sus partidarios, aunque confesó que este movimiento está fuera de nuestro control y no podemos decirle a la gente que haga esto o aquello Con un tono conciliador, la máxima figura del budismo tendió una mano a Pekín y pidió a los tibetanos no desarrollar sentimientos antichinos, sino vivir juntos, lado a lado, porque la independencia está fuera de toda discusión Enfrentándose a sus partidarios más radicales, hace tiempo que el Dalai Lama renunció a la segregación del Tíbet, la región del Himalaya anexionada oficialmente por China en 1951, por lo que ahora se limita a pedir más autonomía y mayor respeto para la cultura autóctona. Sin embargo, esta vía intermedia no ha supuesto ningún avance en las conversaciones con Pekín, que le sigue considerando un separatista y le exige pruebas de su renuncia a la secesión. El problema es que, aparte de poner de manifiesto la represión del régimen chino, el caos en que se ha sumido Lhasa puede minar la imagen pacífica que los tibetanos dan al mundo. Por ese motivo, la advertencia del Dalai Lama supone un intento desesperado por detener una nueva Revuelta Azafrán que, similar a la encabezada por los monjes budistas de Birmania en septiembre del año pasado, estalló el pasado El representante máximo de los tibetanos llama a la calma a sus seguidores para que vuelva la paz Tiroteos en Sichuan y Gansu Precisamente en un condado de esta última provincia, Machu, el Ejército chino habría matado a 19 tibetanos que se habían manifestado por la independencia de la región, según denunció ayer el Gobierno en el exilio. Por su parte, el Centro de Datos para Derechos Humanos y Democracia en Tíbet (TCHRD) desveló que 20 personas habían perdido la vida en Aba, en la provincia de Sichuan, mientras que la organización Free Tibet Campaign difundió fotos que, supuestamente, pertenecen a los cadáveres. Aunque dichas informaciones no están confirmadas, estos fallecidos se sumarían así a los 80 contabilizados por la parte tibetana en Lhasa y elevarían el número de víctimas mortales a más un centenar. Por su parte, el régimen comunista chino asegura que los disturbios del viernes causaron 16 muertos: 13 civiles que fueron apaleados y quemados por la muchedumbre y tres tibetanos que se habrían tirado por la ventana al ser detenidos. Aprovechando su comparecencia durante la clausura de la Asamblea Nacional Popular, la reunión anual del Parlamento chino, el primer ministro, Wen Jiabao, acusó ayer al Dalai Lama de ser el cerebro de la revuelta tibetana. Hay numerosos hechos, y además tenemos abundantes pruebas, de que los incidentes han sido concebidos, premeditados y organizados por la camarilla del Dalai Lama culpó Wen Jiabao sin dar más detalles. Sin embargo, sí añadió que llevando a cabo estas protestas, quieren sabotear los Juegos Olímpicos de Pekín y servir a su agenda oculta incitando los disturbios HORIZONTE Ramón Pérez- Maura TÍBET, IRÁN, KOSOVO... ¿Y LA UNIÓN EUROPEA? n vistazo a las noticias de las últimas 72 horas fuerza a la reflexión sobre el papel de la UE en el mundo. ABC traía ayer a su portada los incidentes de Mitrovica, Kosovo, U en los que se han visto envueltos miembros de la Guardia Civil integrados en la UNMIK. Cuando vemos cuáles son los elementos externos presentes en Kosovo, la UE brilla por su ausencia. La legitimidad allí la ostenta la ONU y el mandato para ejecutar lo que haya que hacer, la OTAN. Una vez más, situación prebélica en la frontera de la Unión y tenemos que recurrir a elementos extraños para que nos controlen el patio trasero. Si nos vamos al escenario que acapara todas las atenciones desde hace una semana, el Tíbet, allí todo es más fácil de dividir en blanco y negro. Los tibetanos son el pueblo reprimido y los chinos el invasor y represor. Pero ni por esas. Porque aunque la UE está unánimemente de acuerdo en expresar su inquietud a Pekín, nadie pasa de las palabras a los hechos por unos cuantos lamas muertos en unas montañas lejanas. ¿Boicotear los juegos olímpicos que ya sabemos que van a estar más politizados que los de 1936 en Berlín? Ni bajo los efectos de un malta de quince años. China galopa camino de ser la primera economía mundial, con un potencial inversor deslumbrante y nadie va a entorpecer su propia posición por unos monjes que alaban a una extraña deidad. La Unión Europea condena y mira para otro lado. Y qué decir de Irán. Gran éxito en las elecciones legislativas del pasado fin de semana. Logró que los veintisiete miembros de la UE- -en la que hay gente pa tó El Guerra dixit- -se pongan de acuerdo en proclamar que los comicios no han sido ni justos ni limpios. Importante declaración. Ahora podemos pedir que la ponga en práctica Rodríguez Zapatero, el que nos iba a devolver a Europa. Y para empezar, que nos explique cómo se compagina esa posición europea que ha suscrito España con promover la Alianza de Civilizaciones acompañados en primera fila por el ayatolá Mohamed Jatami que tan risueñamente ha participado en esos comicios.