Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA Elecciones 9 M s El nuevo Congreso MIÉRCOLES 19 s 3 s 2008 ABC César Alonso de los Ríos Bono tiene asegurada la Presidencia del Congreso sin apoyo de los nacionalistas Sería en segunda votación, con 169 votos socialistas y abstención de PNV, BNG y CiU GABRIEL SANZ MADRID. José Bono tiene prácticamente asegurado ser elegido presidente del Congreso el próximo 1 de abril a pesar de la polémica que levanta su nombre entre las formaciones nacionalistas. Según el artículo 37.1 del Reglamento del Congreso, el presidente de la Cámara es elegido en primera votación por mayoría absoluta- -169 diputados socialistas mas PNV y el BNG, en la única hipótesis barajada hasta la fecha- -o bien en segunda votación por mayoría simple. En ese caso bastarían los 169 diputados socialistas y la abstención de los nacionalistas si finalmente deciden no apoyar al ex presidente manchego. Precisamente ayer salieron a la luz diferencias en la coalición catalana al respecto. Frente a la tesis del portavoz en el Congreso y líder de UDC, Josep Antoni Duran Lleida (UDC) de apoyar a Bono y conseguir del PSOE cuotas de poder en la Mesa- -básicamente una vicepresidencia que, según algunas fuentes, ocuparían Jordi Jané o Pere Macías- -el secretario general adjunto de CDC, Felip Puig, advirtió ayer que CiU no puede apoyar a Bono. En declaraciones a TV 3, Puig dijo que no se puede ceder por cuatro compensaciones en las mesas pues el combate también se juega en los gestos y Bono es, en ese sentido, tan español como lo pueda ser alguien del PP. El número dos de Convergencia no quiso, sin embargo, descartar la abstención, a sabiendas de que esa postura salva la cara a la coalición pues permite la elección de Bono. Puig se mostró reacio a apoyar la investidura de Zapatero porque es muy escéptico de que el líder socialista pueda cumplir lo que va a pe- LOS SALVADORES DE ZP ara ellos la legislatura había sido una apuesta muy fuerte. Zapatero se lo había jugado todo. Con las negociaciones con ETA. Con la defensa del estatuto catalán. Con el proyecto de una España confederal, republicana y laicista. Efectivamente, los cuatro años habían estado llenos de contradicciones e incluso de mentiras, pero ¿acaso se habría podido hacer mejor en tan poco tiempo un proyecto tan audaz? Así que había que estar a la altura en estas elecciones decisivas. A partir de ellas la consolidación de Zapatero podría favorecer la coronación del proceso de paz El salto final. La solución del País Vasco... Pero ¿quiénes y cuántos han sido los que así han pensado? ¿Quiénes y cuántos han sido los que con sus votos han compensado la fuga de votos de gentes del centro hacia el PP? Unos seiscientos mil independentistas y radicales de izquierda, votantes de IU y ERC... Pero incluso gentes del PNV que confían en las posibilidades de un partido socialista fuerte. Todos han considerado que el triunfo del PP sería una inmensa desgracia mientras el fortalecimiento del PSOE garantizaría sus propios intereses... Para todos ellos, catalanes y vascos fundamentalmente, la derrota del PSOE frente al PP sería su propia derrota porque se vendría abajo la posibilidad del proyecto de una confederación ibérica, de pueblos libres e iguales... En este bloque, compuesto fundamentalmente de gentes de izquierdas y nacionalistas catalanes y vascos, también ha habido ciudadanos que en otras citas votaron al PP Porque lo cierto es que en otras elecciones, tanto generales como autonómicas, este partido tuvo más votos que en estas. ¿Por qué le han fallado estos votos al PP cuando lo que se ventilaba era nada más y nada menos una cuestión tan fundamental como las negociaciones con ETA? ¿Acaso no parecía que la política más enloquecida, para un demócrata vasco, podía ser la de Zapatero? Se podía entender que gentes de la izquierda catalana e incluso michelines del PNV pudieran votar al PSOE, pero ¿por qué deberían votarle a Eguiguren, al traidor Eguiguren, gentes que en otras ocasiones han votado al PP? ¿El voto útil, el voto a la paz? P José Bono charla con Josep Antoni Duran Lleida en el Congreso, cuando era ministro dir CiU, aunque añadió acto seguido que no se puede cerrar la puerta tampoco. Oficialmente, los contactos no empezarán hasta el lunes 24 de marzo. Ese día, la Ejecutiva del PSOE propondrá los nombres de las direcciones del Grupo Socialista en el Congreso y en el Senado que dos días más tarde, el miércoles 26, serán ratificados por el plenario de diputados y senadores. Estaba previsto que el plenario ratificara el lunes 31, pero se ha adelantado al miércoles 26. Desde el lunes 24, el secretario de Organización José Blanco comenzará a explorar pactos con otra formaciones, aunque ya ha habido contactos informales, admiten algunas fuentes. Una vez cerrado el nombramiento de José Bono como presidente del Congreso, la incógnita se centra en los componen- DANIEL G. LÓPEZ Discrepancias en CiU sobre la conveniencia de apoyar al ex ministro de Defensa para presidir la Cámara Baja por españolista tes de la Mesa. Según ha podido saber ABC, Teresa Cunillera, que hasta ahora ha sido secretaria general adjunta del Grupo Socialista- -será sustituída por el también diputado del PSC Daniel Fernández- va a ocupar la Vicepresidencia primera, puesto que ocupaba Carme Chacón hasta que fue nombrada ministra de Vivienda en julio de 2007. El PSC ha hecho mucho hincapié en mantener esa cuota de poder. Jordi Jané o Pere Macías, ambos de CDC, el socio princi- Cunillera, Jané, Macías IU y ERC pierden 1,6 millones sin sus grupos parlamentarios IU y ERC percibieron por tener grupo parlamentario propio en el Congreso más de 400.000 euros anuales cada uno durante los cuatro años de la legislatura anterior (1,6 millones) según datos oficiales del régimen económico y ayudas a los diputados, informa Servimedia. La Mesa fija anualmente esa asignación, idéntica para cada diputado, más complementos por razón del cargo y otras retribuciones en concepto de dietas o de alojamiento y manutención. Además, el Reglamento del Congreso garantiza a los grupos parlamentarios locales y medios materiales suficientes una subvención fija idéntica para todos, y otra subvención variable en función del número de diputados. En aplicación de ese precepto, la última asignación de la Mesa, para el primer trimestre de 2008, fue de 127.652.91 euros a ERC, y 112.563,33 a IU, una cantidad que se multiplica por cuatro para el conjunto del año. Si los diputados electos de ambas formaciones quedan incluidos en el Grupo Mixto, deberán conformarse con el reparto entre once parlamentarios de la subvención a ese grupo. En el primer trimestre de este año, la del Mixto fue 132.682,77 euros para los cinco diputados que sumaban BNG, Chunta Aragonesista, Eusko Alkartasuna y Nafarroa Bai. pal de CiU, ocuparían la vicepresidencia segunda que en la pasada legislatura ocupó Jordi Vilajoana, según han asegurado a este periódico fuentes de la coalición. Su nombramiento se presenta como un equilibrio de fuerzas entre los dos partidos. El que no sea vicepresidente de los dos acabará como portavoz adjunto del grupo. El PP ocupará muy probablemente la vicepresidencia tercera y eventualmente la cuarta, si no la ocupa el PNV Así ocurrió en la pasada legislatura. En cuanto a las cuatro secretarías, una es para el PSOE, dos para el PP, y una cuarta para el PNV en caso de que no ocupe vicepresidencia, o bien para el grupo Mixto, que en esta ocasión cuenta con once diputados de siete partidos. Precisamente, ayer siguieron las informaciones en torno a los intentos de varios partidos por salirse del Mixto. Fuentes socialistas explicaron a ABC que la pretensión de IU y ERC de sumar sus cinco diputados no es viable porque no alcanzan el 5 del voto en toda España- -tienen 4,97 como exige el reglamento de la Cámara. Solo será posible si la diputada de Nafarroa Bai, Uxue Barkos, se une, algo que no contempla según informa Alberto Lardiés desde Pamplona: Estamos abiertos a escuchar, pero no estamos en esa clave ahora En cuanto a la investidura de Zapatero, Na- Bai repetirá la abstención de 2004 porque no quiere pactar en Madrid con quien pacta con la derecha navarra