Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN MIÉRCOLES 19 s 3 s 2008 ABC POSTALES CINCO AÑOS DE DESENCANTOS lo apropiado, que no se da en Oriente Medio, donde los norteamericanos se les dan mejor las sólo existen amigos y enemigos a muerte. Como conguerras grandes que las pequeñas. Venciesecuencia, las elecciones, en vez ser arena común ron a japoneses, alemanes y soviéticos. Han para solventar diferencias y repartir poderes, son empatado o perdido con coreanos, vietnamitas e iravehículos para dividir a la población en compartiquíes. Posiblemente tenga que ver con que las guementos regionales, étnicos y religiosos, carras grandes son claras, heroicas, como les da vez más pequeños y enfrentados. Mayor gusta todo a ellos. Mientras las pequeñas error aún fue meter a Sadam y a Bin Laden son intrincadas, discutibles, algo que suele en el mismo saco. Sadam era un dictador bruatragantárseles. En cualquier caso, hace cintal, sin principios éticos ni religiosos, obseco años que empezó la guerra de Irak, y nasionado por convertirse en líder del mundo die sabe cuándo acabará. El balance proviárabe. Bin Laden es el abanderado de una sional es desolador: 80.000 víctimas civiles, guerra santa contra occidente. Lo que les en 4.000 bajas norteamericanas, millones de JOSÉ MARÍA frentaba tanto por el liderato como por los obdesplazados, gastos astronómicos. CARRASCAL jetivos. En el Irak de Sadam, los clérigos funLos errores que han llevado a esta situadamentalistas iban a la cárcel, al exilio o la ción fueron de iguales proporciones. Creer, tumba, y si Bin Laden hubiese aparecido por allí, hucomo creía Bush, que bastaba derribar a Sadam biera corrido la misma suerte. Sólo la ignorancia de Hussein para convertir Irak en una democracia, coBush los convirtió en aliados, y lo que comenzó como se hizo en Alemania o Japón, indica no tener mo paseo triunfal se ha convertido en pesadilla. idea de geopolítica. La democracia requiere un sue- A Y lo peor no es eso. Lo peor es que, aún reconociendo sus errores, los norteamericanos no pueden soltar aquello en banda, como hicieron en Vietnam. Vietnam es un país pequeño y pobre en una esquina de Asia. Irak es una potencia media con enormes reservas de petróleo en el mismo centro de la zona más neurálgica del planeta. Una derrota de los Estados Unidos sería una victoria del fundamentalismo islámico, con el terrorismo añadido. Sólo pensar qué pasaría si se instalasen allí, hace temblar. Como en la reacción de Israel para impedir que eso ocurriese. No les queda por tanto otro remedio que apretar los dientes y quedarse. En su honor hay que decir que, pese a que nada les gustaría más que marcharse, se dan cuenta de que no pueden, mejor dicho, que no deben hacerlo, ya que la situación, en vez de arreglarse, empeoraría. Así que a sufrir y aguantar, en espera de que escampe, si es que escampa algún día. Aunque sospecho que, en adelante, se andarán con mucho más cuidado con las guerras pequeñas. Y con las grandes. Lo que tampoco es buena noticia, pues desde hace tiempo, son los únicos que nos sacan las castañas del fuego. CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Pienso en mis pacientes En las últimas horas la prensa ha informado profusamente sobre la situación médica de Chantal Sébire, una paciente francesa que padece un tumor muy raro, localizado en la base del cráneo, que le produce una importante deformidad facial y que le ocasiona mucho sufrimiento. La noticia que ha suscitado más atención ha sido la negativa de la Justicia francesa a su petición de suicidio con asistencia médica. El impacto que esta noticia está teniendo es sin duda alguna impresionante. Al dramatismo de la petición de esta paciente se suma la sobrecogedora imagen de su deformidad facial, que hace sentir a cualquier lector con mínima sensibilidad, dolor, compasión, admiración y afecto. Pienso por ello en la responsabilidad que tenemos los oncólogos en avanzar en el conocimiento, en investigar sin descanso para conseguir mejores técnicas diagnósticas y mejores tratamientos. Pienso a la vez en la necesidad que la sociedad tiene de que los médicos seamos más sagaces y entregados a la tarea de atender y cuidar a nuestros pacientes. Y por la imposibilidad física de llegar a la señora Chantal Sébire, pienso también en mis pacientes. En mis pacientes presentes y futuros, y más concretamente en aquellos pacientes con tumores infrecuentes, con enfermedades raras que acuden a la consulta buscando alivio y cu- ración. Pienso- -no se me van de la cabeza- -en los pacientes con el diagnóstico concreto de estesioneuroblastoma. Una enfermedad en la que en el año 1992 se describió la supervivencia del 74 por ciento de los pacientes a los 5 años y del 60 por ciento a los 10 años, y en la que publicaciones médicas recientes describen supervivencias superiores a cinco años en la mitad de los enfermos con tumores avanzados o metastásicos que reciben tratamientos de cirugía, radioterapia y quimioterapia. Salvador Martín Algarra, oncólogo Cataluña funciona bien tendría que bajar al submundo de las urgencias del Hospital del Mar en Barcelona. Sí, digo bien, porque aquello es como estar en un estado de sitio o de guerra en el que se van amontonando los enfermos en los box y en los pasillos exteriores. Una verdadera vergüenza. Eso sí, nos dejaron un espacio verde donde estaba antiguamente el hospital. Allí se podría habilitar algo para atender las urgencias y no tener que estar amontonados como si fuéramos animales. Javier Escuer Llanas Barcelona partidos por el litoral sur de España resultan ser en muchas ocasiones inútiles, ya que dan una perspectiva náutica muy limitada y dejan numerosos puntos ciegos por donde se pueden pasar. En cuanto a las patrullas, pocas, de la Guardia Civil que vigilan el Estrecho, está claro que apenas sirven de algo. La solución para este problema se ha dado en infinitas oca- siones, y consiste en la contratación de satélites, como el Spot francés o el Radarsat canadiense, con los que se conseguiría hacer amplios barridos diurnos y nocturnos de toda la zona a cubrir. Una solución que es cara- -mucho- -pero eficaz, y con la que se salvaría cientos de vidas. Jon García Bilbao Elegir el castellano Los centros educativos en Cataluña deben ofrecer clara y expresamente las opciones de enseñanza en castellano a los que vamos a pagar la educación de nuestros hijos y es totalmente denunciable que se opongan a ello. Porque aquí pagamos todos y algunos por partida doble: con impuestos, con tasas en los concertados o con tasas en los privados. Lo normal y correcto, como marca la ley, es que nos presenten la alternativa de que nuestro hijo sea escolarizado en castellano, como dicta la Constitución y como prevé la normativa de la Generalitat, si así se solicita. Sin discriminaciones ni estigmas para intimidar la opción del castellano. El problema es que colegios y administración se callan esta opción. En Cataluña los hijos salen analfabetos en castellano, les persiguen con castigos en el recreo y torturan con una lengua en el colegio como si estuviéramos en la dictadura más fascista o nacionalsocialista, les hacen antipática la asistencia a clase porque el profe no habla como en casa y encima a los que son valencianos les dicen que lo que han hablado hasta ahora se llama catalán. El único lugar del mundo bilingüe donde se ignora y margina estudiar correctamente en una de las lenguas propias es Cataluña, y el único lugar donde se tiran millones de euros con policía lingüística en vez de acabar con las listas de espera de hospitales y colegios prefabricados, es Cataluña. La escuela tiene que ser competitiva en un entorno de globalización cultural, y eso equivale a dominar los idiomas desde pequeños, sobre todo la materna, como indica la Unesco y eso incluye el castellano. Esta situación es ridícula, se tiene que acabar y se empieza por lo básico: ir al colegio y exigir los derechos y garantías constitucionales, seamos de donde seamos. Si todos reaccionamos, los colegios y las instituciones tendrán que reorganizarse y habilitar el profesorado, así como las aulas para que así sea. Francisco Martínez Torrent. Correo electrónico Evitar la entrada de cayucos La persistente llegada de cayucos con inmigrantes africanos hacia nuestras costas nos demuestra constantemente lo ineficaces que somos a la hora de controlar nuestras fronteras marítimas. Los radares SIVE (Sistema Integral de Vigilancia Exterior) que tenemos re- Sanidad catalana Sólo puede pasar aquí. Para ver cómo es la sanidad que según la consejera de Sanidad de