Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 19 s 3 s 2008 OPINIÓN 5 UNA RAYA EN EL AGUA CALIMERO LLAMAZARES E EL RECUADRO NO HAY MÁS ESTADO QUE EL GOBIERNO L AS cuentas salen. Las de las elecciones que no han cambiado nada para que todo siga siendo el mismo desastre. A mí me salen por la cuenta de la vieja, que es pegar la oreja en la calle. Vamos a escuchar que dicen los aficionados al cante. Callarse, que vamos a ver esto como dictaminan los aficionados a los toros cuando hay que poner los cinco sentidos en el torero que se acaba de echar la muleta a la izquierda ante un toro que mete la cara y repite. Las cuentas me salen porque acabo de oírlo en la calle. Ciudad de bote en bote para las fiestas, y más llena que se pondrá a partir de mañana y hasta el sábado, con el Ave hasta la corcha. ¿Crisis, dice usted? Crisis no hay. Y si la hay, no hay que darle la menor importancia. ¿Wall Street, el euríbor, la banca americana? ¡Tonterías! Niño, llena aquí otra vez y ponnos más tortillitas de bacalao, que están enormes. Por la ciudad de bote en bote, alrededores de un hotel más bien modestito, sale camino del autobús una excursión de jubilados, con acento gallego. Inserso puro de oliva. Ellos llevan los bolsos de ellas en las manos, qué clásico. Los ANTONIO llevan de vuelta porque se acabaron los BURGOS días de baja ocupación y como medio Madrid y media España se viene a Andalucía, tienen que dejar libres las habitaciones. Y cuando los jubilados van por la acera, camino del autobús que ya tiene cargadas sus maletas, pues el autocar no ha podido estacionar en la puerta misma del hotel, está un camión descargando mostradores de cerveza para los puestos de fortuna de estas fechas grandes del turismo. Uno de los abueletes no se da cuenta, y por poco le dan con el bulto que descargan en toda la cabeza. El obrero español de la descarga, en vez de darle excusas al abuelete de las vacaciones casi gratis total por el accidente que se ha podido provocar, lo increpa. Con el tú por delante, ni respeto a la edad, ni a las canas ni a nada, en esta España del Informe PISA que ha perdido la educación en todos los sentidos de la palabra. Y le dice: -Abuelo, ¿ahora que te paga el Gobierno te vas a matar? No ahora que recibe usted su pensión gracias a sus contribuciones a la Seguridad Social durante toda su vida laboral No ahora que gracias a lo que estamos pagando de cuotas de la Seguridad Social los que formamos parte de la población activa percibe usted su pensión No ahora que el Estado le abona su bien ganado retiro No: el Gobierno. -Pues ese obrero de la descarga de los mostradores de la Cruzcampo que usted vio no estaba en lo que hay que estar. Pero no por el lado que insinúa usted, que lo estoy viendo venir, sino porque cuando dijo lo del Gobierno no añadió como la tele y como la radio, Gobierno de España Pues eso. Según los consumidores españoles (los consumidores de propaganda del poder, aclaro) que sepa usted que las pensiones no las paga el Estado. Que el sistema de la Seguridad Social no depende de las cotizaciones de los trabajadores y de los empresarios. Que el Estado del Bienestar no es una condición obvia de una sociedad avanzada. Para los que descargan camiones, para los que conceden las mayorías en las urnas, las pensiones las paga el Gobierno. Le faltó al operario abroncar al abuelete del Inserso matizar lo que todos piensan: ¿Ahora que Zapatero te paga de su bolsillo la pensión y encima te trae de excursión con aquí- mi- señora te vas a matar, criatura? Así nos va. Y así les va de estupendamente a ellos. Este artista de la ceja ha logrado identificar Estado con Gobierno. Y es el Gobierno el que te atiende en el ambulatorio, el Gobierno el que te ingresa en el hospital, el Gobierno que lleva a tu niño a la escuela, el Gobierno el que paga la pensión a las viudas, el Gobierno el que lleva a los jubilados de excursión. El Estado no existe. ¿Cómo vamos a elegir a otro Gobierno, si entonces nos quedamos sin hospitales, sin escuelas, sin jubilación? Lo más triste es que esto mismo pensaban los mismos sobre las mismas cosas cuando Franco. Ante el nuevo caudillaje democrático, sólo falta la voz del pelota de entonces que saltaba en los discursos sobre lo bien que estamos: ¡A ti te lo debemos! N vista de que la cosecha de votos le ha salido algo peor que regular, Llamazares se ha puesto a recolectar firmas contra la Ley Electoral, lloriqueando en plan Calimero, para descargar sobre el sistema de adjudicación de escaños la responsabilidad de que a él le hayan tocado sólo dos en la pedrea del bipartidismo. Por lo visto no tiene ahora mismo la nación necesidad más acuciante que reformar esa pérfida ley para que Llamazares pueda seguir cometiendo errores sin perder diputados, aunque sean errores tan garrafales como el que se disIGNACIO pone a consumar asociánCAMACHO dose con Esquerra Republicana para formar grupo parlamentario. Con ideas como ésa no va a haber en el derecho constitucional ningún sistema proporcional capaz de rescatar a Izquierda Unida de la marginalidad política a la que la conduce este líder tan sagaz, cuya clarividencia asombra a sus compañeros- -que le pregunten a Paco Frutos o a Rosa Aguilar- -hasta dejarlos al borde de la desesperación más melancólica. Con esa ley tan injusta- -que lo es, ciertamente, en buena medida- -en pleno vigor obtuvo Julio Anguita 21 diputados y un 10 por ciento de los votos nacionales, a base de marcar las distancias éticas con el PSOE en vez de hacerle la pelota mendicante en busca de las migajillas de poder que se le escaparan del mantel a Zapatero, que es en lo que ha consistido la línea política de este Llamazares tan lúcido que se arrima ahora a Carod- Rovira para salvaguardar algunas prebendas residuales como el sueldo de portavoz parlamentario y otras derramas clientelares de poca monta. Con las firmas que recoja para cambiar la norma piensa levantar una cortina de humo que tape la evidencia de su fracaso, pero no dice ni mú de cambiar el procedimiento de elección de alcaldes y presidentes autonómicos, del que se sirve para conseguir parcelas de poder muy por encima de sus resultados en un verdadero mercado negro de la política. Izquierda Unida lleva años especulando al alza en el obsceno cambalache de los ayuntamientos y las autonomías, sin que se le oiga a nadie de los suyos ni media palabra a favor del ballotage la elección directa o cualquier otra fórmula que respete la voluntad de los ciudadanos e impida que partiditos con un puñado de votos se lleven el santo y la limosna en el reparto de las concejalías y demás prebendas de la administración intermedia. Ahora el ínclito Llamazares pone el grito en el cielo porque el voto útil (útil para el PSOE) ha arrasado sus expectativas de hacer de bisagra (de oro) en el Congreso de los Diputados, tratando de que sus quejas de plañidera disimulen el descalabro. Más le valdría aprovechar la Semana Santa, aunque sea agnóstico, para hacer un poco de penitencia política. No es menester que se dé latigazos; bastaría con que reconociese la culpa del batacazo en un honesto ejercicio de humildad y dejara de buscar en el universo, las leyes y el sistema la excusa de algo tan simple como su propia responsabilidad en un fracaso.