Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Martes 18 de Marzo de 2008 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.695. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. McCarney y Mills, punto final El divorcio le costará finalmente a Paul McCartney nada más que... 31 millones de euros, después de que el juez haya establecido que la fortuna del ex beatle no es tan grande como se cree POR EMILI J. BLASCO unto final a la larga y agria disputa entre Paul McCartney y Heather Mills sobre el capítulo económico de su divorcio. El juez estableció ayer que el cantante, de 65 años, deberá entregar a la antigua modelo, de 40, un total de 31 millones de euros, de los que 3,1 millones serán para comprar una casa. Además, tendrá que contribuir con 44.500 euros anuales a los gastos de niñera, escolaridad y manutención de Beatrice, la hija de 4 años que ambos tuvieron en su breve matrimonio. Como en todo el proceso de divorcio, Mills organizó un circo a la salida del Juzgado, y dejó en la duda la posibilidad sugerida por algunos medios de que hubiera lanzado un vaso de agua a la abogada de McCartney, Fiona Shackleton, quien salió con el pelo mojado de la sesión a puerta cerrada. Mills se declaró muy contenta de que finalmente el pleito haya ya terminado. De todos modos, aún apelará hoy al tribunal para que no se hagan públicos detalles del caso, por más que éstos no versarían sobre sus peleas conyugales, dado que el juez no quiso escuchar acusaciones sobre sus respectivas conductas desde que se casaron, en 2002, hasta que se separaron casi cuatro años después. La cifra, fijada por el juez al no ponerse de acuerdo la ex pareja, está lejos de lo que reclamaba Mills, quien pedía cinco veces más, pero tampoco se limita a los 20 millones que ofrecía McCarney. En cualquier caso, no bate el récord en el Reino Unido y se queda muy por debajo de divorcios de famosos como Michael Jordan, Neil Diamond, Steven Spielberg y Harrison Ford. La cuantía ha sido establecida de acuerdo con la fortuna de 500 millones de euros que el juez ha atribuido al ex COSAS MíAS Edurne Uriarte LA MUJER HUMILLADA lgunos han buscado explicaciones religiosas para dignificar en lo posible la aberrante humillación pública a la que se ha sometido voluntariamente Silda Wall, la esposa del ex gobernador de Nueva York. Lo que demuestra que hemos atendido muy poco a los reiterados discursos de los últimos años de todos los expertos en violencia de género. Y no lo digo porque el impresentable gobernador pegara, además, a su mujer, que no es el caso, sino porque las claves psicológicas de la actitud de Silda parecen las mismas que las de las mujeres incapaces de reaccionar a los malos tratos. Es decir, la dependencia psicológica. Si Silda Wall se avino a que su marido proclamara públicamente Querida, eres una completa basura y deben saberlo en todo el universo es por la misma dependencia que siglos de educación y tradición han inoculado en tantas mujeres, incluidas las universitarias y abogadas prestigiosas como Silda. La impotencia para decidir por ellas mismas, para liberarse de un mequetrefe desequilibrado que las anula y reduce a la escoria social. Sólo encuentro una explicación alternativa que me parece casi igual de inquietante, en este caso desde el punto de vista moral. Y es que lo de Silda sea, como antes fue lo de Hillary Clinton, la escenificación de una mujer para la que el matrimonio es una sociedad mercantil, una inversión para lograr poder político o económico. Que Lewinskys y prostitutas varias sean desagradables incidentes que bien valen algunos bochornos públicos si el objetivo final se logra. Sea el Senado o después la Casa Blanca para Hillary, o sea la millonaria fortuna de la familia Spitzer para Silda. A P Heather Mills, ayer, tras conocer la indemnización que recibirá del ex beatle beatle, pues ha negado que haya pruebas de que su riqueza llegue a 1.000 millones, como han dicho los medios. Mientras que el cantante no quiso hacer ningún comentario, Mills estuvo largo rato ante la prensa. La antigua modelo tachó a su ex de cruel por haber escatimado, según ella, la suma destinada a Beatrice. Ese dinero quiere decir que Beatrice tiene que viajar en clase B mientras su padre viaja en clase A, aun- AFP que yo obviamente pagaré la diferencia declaró. Orgullosa de haberse defendido ella misma en la causa, después de haber despedido a su equipo de abogados, aconsejó hacer lo mismo a quienes se vean envueltos en un proceso de divorcio: Puedes litigar en persona. No es fácil, pero basta con que te asegures de que reúnes toda la información. Te ahorrarás una fortuna