Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 18 s 3 s 2008 MADRID 45 Mudanza de pupitres y niños a 12 km Con una cadena humana en Caixa Forum, delante del colegio público Palacio Valdés, en pleno paseo del Prado, medio centenar de padres y sus hijos expresaron ayer su rechazo al traslado de los alumnos por obras POR M. J. ÁLVAREZ FOTO JULIÁN DE DOMINGO MADRID. Injusticia. No al traslado No nos moverán del colegio. Nosotros decidimos y Apóyanos con tu presencia eran los carteles que empapelaban ayer las puertas del colegio público Palacio Valdés, situado en pleno Paseo del Prado. El centro estaba abierto por vacaciones pues los padres están en pie de guerra. Un centenar de ellos lleva cinco días de encierro. Desayunan, comen, duermen y cenan junto a su prole, por turnos. ¿El motivo? Las obras para reformar el edificio, que cuenta con 70 años de vida, y que comenzarán el próximo 25 de abril, después de Semana Santa. Todo ello ha provocado que los 325 alumnos de Infantil y Primaria, el 96 de ellos inmigrantes (es decir, 312) por lo que está declarado de interés prioritario, tengan que cambiar de cole La solución ofrecida por la Consejería no les satisface porque está a 12,5 kilómetros. No queremos irnos al colegio de Arroyofresno (Fuencarral) además de estar muy lejos, obliga a los niños a madrugar más, a cambiar de hábitos, de horarios y a perder clases. Al menos, se tarda 45 minutos en llegar, y las clases, en lugar de comenzar a las 9, lo harán a las 9.30 o 10 subraya Jeanette Nazaret. Yo no quiero que mi hija tenga que coger un autobús todos los días, recorrer la M- 30, y regresar recién comida. Además, nos trastoca la rutina a todos indica Leira Saibán, magrebí. Junto a ella, su pequeña María, de 7 años, que no para. Ayer, continuando con las movilizaciones que emprendieron el día 13, más de medio centenar de padres, acompañados de sus vástagos, hicieron una cadena humana a la puerta del centro, situado en el paseo del Prado 38, que finalizó en Caixa Forum. El cole, unido, jamás será vencido y No nos moverán del Valdés fueron algunos de los gritos que lanzaron. Dos alumnas del colegio público Palacio Valdés, ayer, antes de la cadena humana que realizaron El centro es una ONU con rostros de todos los continentes: hay 312 inmigrantes de 37 países y 13 españoles Exigen una solución digna: que se retrasen las obras hasta el final de curso o que busquen un colegio en la zona Previamente, en el gimnasio del centro, una particular ONU con rostros de todos los continentes- -no en vano hay de 37 nacionalidades diferentes- la concurrencia jaleaba a María Amate, del Consejo Escolar. Ésta, exigió a Educación una respuesta urgente y digna. Somos conscientes de que, aunque no hay riesgo de de- rrumbe, el colegio necesita una remodelación profunda. Lo que no entendemos es que se produzca deprisa y corriendo. Por ello, o esperan a que acabe el curso para las obras o que busquen una alternativa en la zona, como han hecho con otros centros concertados, como el Sagrado Corazón. No se puede jugar con más de 300 fa- milias y sus hijos de entre 3 y 12 años En la puerta, los operarios cargaban pupitres y sillas en dos camiones. Es una mudanza en toda regla: niños. docentes, dirección. No deja de ser sospechoso. Esta zona es muy golosa y tememos que puedan especular con el edificio. Por eso nos gustaría que Educación nos asegurara que, después de las obras, que durarán ocho meses, emprendamos un éxodo pero a la inversa Desde la consejería indicaron que los padres no tienen porqué temer, al tiempo que lamentaron las molestias que les supone el cambio. Hoy los padres se reunirán con el director territorial de Educación.