Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 18 s 3 s 2008 ECONOMÍA 37 Martinsa- Fadesa llega a un principio de acuerdo para la deuda a corto plazo El primer efecto es la prórroga hasta el día 26 para pagar 362 millones que vencían ayer M. LARRAÑAGA MADRID. La promotora inmobiliaria Martinsa- Fadesa y las entidades coordinadoras de la financiación que Martinsa solicitó para la compra de Fadesa, han alcanzado un principio de acuerdo para reestructurar el contrato de financiación, según informó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. La primera consecuencia práctica de este principio de acuerdo es el aplazamiento de facto del pago de un vencimiento de 362 millones de euros que debería haberse producido en la jornada de ayer y que se ha pactado retrasar hasta el próximo día 26, fecha en la que ambas partes confían en tener completamente cerrado y firmado el acuerdo de refinanciación de la deuda de MartinsaFadesa. La compañía presidida por Fernando Martín informó a la CNMV que todas las entidades participantes en el sindicato bancario que le concedió financiación han aceptado que se retrase dicha amortización, con la única excepción de un gestor internacional de fondos, que representa un 1,33 de la deuda de la inmobiliaria. Por otro lado, la inmobiliaria indicó que el principio de acuerdo alcanzado deberá plasmarse en los contratos de la totalidad de las entidades participantes, aunque ya ha sido aprobado por las entidades coordinadoras y prácticamente por la totalidad de las entidades nacionales y extranjeras que operan en España. Por tanto, sólo faltaría para el acuerdo definitivo la adhesión formal de las entidades financieras internacionales sin presencia operativa en España, fundamentalmente fondos de Morgan Stanley, algo que el grupo inmobiliario espera conseguir no más tarde del 26 de marzo de 2008 según consta en la comunicación al supervisor bursátil. Adicionalmente, Martinsa Fadesa afirmó que está en negociaciones con las entidades de crédito con financiación otorgada a la compañía, con el objeto de acomodar también sus vencimientos a medio y largo plazo La inmobiliaria controlada por Fernando Martín cerró el pasado ejercicio con una deuda de 5.153 millones y ya había ma- La inversión española en inmuebles en el extranjero creció un 31,9 en 2007 ABC MADRID. La inversión de los españoles en bienes inmuebles en el extranjero, ascendió a 3.107 millones de euros en 2007, lo que supone un incremento del 31,9 respecto al año precedente, cuando alcanzó los 2.354 millones de euros, según datos del Banco de España. Desde el año 2003, las inversiones en el exterior de las Administraciones Públicas y otros sectores residentes, excluido el Banco de España, han crecido progresivamente, pasando de 385 millones de euros en aquel año a 812 millones en 2004, 1.512 millones en 2005, 2.346 millones en 2006 y 3.107 en 2007. Los españoles destinaron 192 millones de euros para la adquisición de inmuebles en el extranjero sólo en el mes de diciembre, cifra un 36,8 menor a los 304 millones invertidos en el mismo mes del pasado año. Por su parte, la evolución de las inversiones extranjeras en inmuebles en España han seguido una evolución contraria. Así, desde los 7.072 millones de euros en 2003, descendieron hasta los 6.650 millones en 2004, los 5.495 millones en 2005 y, finalmente, los 4.766 millones en 2006. Sin embargo, esta tendencia se corrigió en 2007, ya que, en el conjunto del ejercicio, se contabilizaron 5.662 millones de euros procedentes de inversores extranjeros en viviendas, un 18,8 más respecto a los 4.766 millones de euros invertidos en 2006. COTIZACIÓN DE MARTINSA- FADESA En euros 19 18 17 16 15 14 13 18,45 Máximo 13,690 Mínimo rrespondiente a ayer ante la perspectiva de un acuerdo inminente que resuelva no sólo este vencimiento, sino el que más preocupaba a las dos partes: 2.000 millones en el próximo otoño. El grupo controlado por Fernando Martín planteó la negociación con las entidades financieras para la deuda a corto plazo sobre la base de un acuerdo para retrasar todos los pagos durante tres años, sin ningún vencimiento en ese periodo y al cabo de ese trienio hacer frente a la totalidad de los pagos: 2.650 millones de euros. Con este planteamiento, Martinsa- Fadesa dispondrá de tres años para llevar a cabo uno de sus objetivos estratégicos, consistente en conseguir acuerdos con distintos socios para constituir sociedades para el desarrollo de suelos en distintas fases de planeamiento. Por este mecanismo, el grupo inmobiliario pretende incrementar su liquidez, pero necesita no estar ahogado por vencimientos pendientes. Junto a esta estrategia, Martinsa- Fadesa se volcará en los próximos ejercicios en su actividad en países de Europa del Este, en los que la demanda de vivienda atraviesa por momentos álgidos y el grupo está bien posicionado, y prevé desprenderse de suelos no estratégicos para aumentar su liquidez. Tres años sin pagos Dic. Enero 2007 2008 Faltan los extranjeros nifestado que esperaba cerrar durante el primer trimestre de este año su refinanciación, para lo que comenzó negociaciones con los bancos financiadores en el pasado mes de enero. Este endeudamiento equivale a alrededor de un 40 del valor total de los activos del grupo, estimado en unos 13.000 millones de euros. Parte de la cantidad demandada corresponde a la financiación que Martinsa solicitó para abordar la compra de Fadesa a través de una oferta pública de adquisición de acciones (opa) mientras que el resto corresponde a endeudamiento normal de la actividad de una promotora inmobiliaria. Durante los últimos meses del pasado año la compañía redujo en unos 600 millones de euros su endeudamiento, de los que 420 millones correspondían al crédito de la opa y el res- El grupo controlado por Fernando Martín negocia también la reestructuración de su deuda a largo plazo to, a financiación asociada al desarrollo del negocio. Los títulos de la inmobiliaria cerraron el viernes pasado con una subida del 1,1 hasta situarse a un precio de 17,30 euros por acción. Fuentes cercanas a la negociación entre Martinsa y lo subrayan que el principio de acuerdo se refiere a la negociación sobre la deuda a corto plazo y no sobre el total de la deuda de Martinsa- Fadesa. Así, los bancos habrían aceptado retrasar el pago co- El consejo de Colonial busca garantías legales antes de apoyar la opa de Dubai M. L. MADRID. El consejo de administración de Inmobiliaria Colonial está convocado hoy para analizar el acuerdo alcanzado por cinco de sus accionistas, que representan más del 50 del capital, con el fondo dubaití ICD para la venta de la sociedad. Según ha podido saber ABC, el consejo de Colonial ha solicitado asesoramiento externo y algunos de los consejeros están preocupados por las posibles consecuencias que la aprobación de la oferta podría tener para ellos. Como se recordará, el consejo de Colonial fue parcialmente remodelado el último día del año pasado, tras el hundimiento de su valor en Bolsa como consecuencia de la ejecución de garantías por parte de los bancos a algunos accionistas presentes en el consejo, que se tradujeron en ventas masivas de acciones que estaban en poder de los bancos como consecuencia de contratos de financiación con estos accionistas. Como resultados de esta remodelación, el consejo ha quedado constituido por cuatro consejeros independientes, cuatro ejecutivos (incluyendo al presidente y consejero delegado, Mariano Miguel) y sólo tres consejeros dominicales. La composición del consejo es determinante a la hora de votar la propuesta de acuerdo entre los accionistas mayoritarios y el fondo dubaití, ya que los consejeros independientes lo son para representar los intereses de los pequeños accionistas no presentes en los órganos de administración de la sociedad. En cuanto a los consejeros ejecutivos, no se deben tampoco a intereses de representación de ningún accionista, por lo que el acuerdo cuenta a priori con tres apoyos en el seno del consejo, los consejeros dominicales, que lo son en representación de accionistas que han ABC Febrero Marzo suscrito el acuerdo con el fondo dubaití. El resto, según ha podido saber ABC, ha pedido asesoramiento en materia de las responsabilidades que tendrían que afrontar en el caso de que algún accionista minoritario reclamara por la vía judicial no haber sido defendido en sus intereses por parte del consejo en el caso de que finalmente se apruebe el acuerdo con el fondo ICD. En fuentes del mercado se duda que el planteamiento de escindir la compañía y pagar en metálico la parte correspondiente a lo que se quedaría ICD (los activos en alquiler) y otra parte en acciones de una nueva sociedad que aglutinaría los activos de promoción de viviendas, sea lo más favorable para los pequeños accionistas de la sociedad.