Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 ECONOMÍA MARTES 18 s 3 s 2008 ABC British Energy admite negociaciones sobre una posible oferta de compra EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Bristish Energy, el mayor proveedor de energía del Reino Unido, con una sexta parte de la producción de electricidad del país, admitió ayer que ha establecido contactos con partes interesadas en una operación que podría llevar a una opa sobre la compañía. Iberdrola es una de las compañías europeas que han entrado en contacto con la energética británica, aunque las conversaciones pueden estar centradas únicamente en acuerdos de colaboración en proyectos nucleares. Tanto Iberdrola como la británica Centrica, las alemanas E. ON y RWE y la francesa EDF han venido manteniendo las últimas semanas conversaciones con British Energy sobre la posibilidad de establecer algún tipo de cooperación en la nueva expansión nuclear aprobada por el Gobierno británico. La compañía, que es el principal operador nuclear del país y genera la sexta parte de la electricidad consumida en el Reino Unido, ha admitido que algunas de las soluciones que está tratando podrían pasar por una opa. Las conversaciones podrían llevar a una combinación de negocios o a una oferta por la compañía, aunque no hay certeza de que se vaya a realizar alguna propuesta indicó un comunicado que salía al paso de las especulaciones publicas en la prensa de Londres durante el fin de semana. La compra del paquete del 35,2 valorado en unos 2.600 millones de euros, obligaría a una lanzar una opa sobre el total del capital. Aunque las plantas que tiene British Energy son viejas y su cierre está previsto para 2023, sus opciones a la construcción de nuevas instalaciones en el plan anunciado por el Gobierno de Gordon Brown la convierten en un socio adecuado para las otras energéticas europeas. Según algunos analistas, un buen socio podría ser la francesa EDF, dada su amplia experiencia en el sector nuclear, aunque el acuerdo más lógico pasaría por una colaboración y no por una adquisición, pues EDF ya tiene una notable presencia en el Reino Unido y podría atentar contra las leyes de la competencia. Estas especulaciones llevaron ayer a un subida de un 19 de las acciones de British Energy, situándose en 680 peniques. El traspaso de las renovables, clave para el reparto de Endesa entre Enel y Acciona Los dos socios discrepan sobre quién se quedará con la propiedad de la energía hidráulica JOSÉ ANTONIO NAVAS MADRID. Aunque formalmente el presidente de Enel, Fulvio Conti, no ha querido profundizar en la herida de una presunta batalla por el control de Endesa, la convulsa situación del mercado energético español, con la eventual llegada de EDF, ha intensificado el conflicto de intereses entre la empresa estatal italiana y el grupo Acciona. Los dos socios ocasionales parecen condenados a divorciarse más pronto que tarde, una posiblidad que está estipulada claramente en el llamado Acuerdo sobre acciones de Endesa que ambos suscribieron hace ahora justo un año. El motivo de fondo que otorga carta de naturaleza a la disputa entre Enel y Acciona reside en la propia segregación de Endesa pactada desde la formación del consorcio constituido para el lanzamiento de la opa sobre la que fuera primera compañía eléctrica de España. En el mencionado acuerdo se establece la creación de una futura empresa que, con el nombre de Acciona Energía y bajo control accionarial del grupo de la familia Entrecanales, está llamado a ser el líder mundial de energías renovables con presencia en 24 países y capacidad eólica superior a 12.000 megawatios en 2009 Dicha empresa tiene que albergar todos los activos de generación de energías renovables que, en el momento de su integración, pertenezcan al grupo Acciona y al grupo Endesa (ya estén operativos, en construcción, desarrollo y o evaluación) La nonata Acciona Energía constituye el eje de la ruptura a medio plazo prevista por los socios de referencia de Endesa y a tal efecto la empresa estatal italiana y el grupo de la familia Entrecanales precisan en su pacto inicial una definición conceptual para entender el contenido de lo que entienden por activos renovables. A tal efecto, una estipulación del acuerdo básico determina que se entenderá por activos de generación de energía renovable, los definidos como instalaciones de producción de régimen especial en la normativa española, excluyendo expresamente la cogeneración e incluyendo el biocombustible Con arreglo a este criterio, los activos que deberán ser asumidos por Acciona Energía incluyen todas las instalaciones Un 35 por 2.600 millones Entrecanales y Conti, en la firma del acuerdo sobre acciones de Endesa, hace ahora un año eólicas, las plantas de tratamiento de residuos y las centrales de biomasa, pero también el grupo de minicentrales hidroeléctricas, inferiores a los 50 megawatios, que se integran dentro del denominado régimen especial de energías renovables. Cabe señalar que las previsiones anunciadas por Endesa apuntan a la consolidación de una potencia de energías renovables en 2009 del orden de los 4.100 megawatios, que equivaldrán en dicha fecha al 12 del parque de producción de la compañía. Desde un punto de vista jurídico, el acuerdo entre Acciona y Enel ofrece argumentos para todos los gustos, ya que por una parte se habla de capacidad eólica y por otro lado se apela al régimen especial establecido en la legislación española. El holding de la familia Entrecanales se agarra lógicamente a esta última definición, pero los italianos tienen también motivos para considerar que el traspaso de activos sólo debería afectar a los parques eólicos. El pulso está servido y como la mejor defensa es un buen ataque no se descarta que Acciona tense la cuerda reclamando para su futura filial de renovables toda la generación de energía hidráulica de Endesa. Los abogados de una y otra parte velan armas de cara a un proceso de hostilidades que estuvo a punto de desatarse públicamente la pasada semana con motivo de la presentación de resultados de Enel en Londres. Fulvio Conti había expresado su intención de ampliar el marco de actuación de la eléctrica italiana con la integración contable de los resultados de Endesa, lo que puso en pie de guardia al equipo gestor de la ABC 12 de la producción El acuerdo de divorcio no aclara si Acciona tiene derecho solamente sobre los parques eólicos El grupo de la familia Entrecanales considera que también debe asumir la propiedad de las minicentrales hidroeléctricas compañía española encabezado por su presidente, José Manuel Entrecanales. Bajo el paraguas de la propia Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Endesa se anticipó a la jugada de su socio italiano y presentó un día antes las líneas maestras de su plan estratégico como certificado implícito de independencia. Enel aceptó el envite con su natural galantería y Conti se mordió convenientemente la lengua para no transmitir ninguna mueca de malestar ante los analistas reunidos en la capital londinense. Las espadas están en alto, de momento, pero todo apunta a una convivencia cada vez más difícil en el seno de Endesa. La más que probable irrupción del gigante francés EDF en España puede ser la gota que colme el vaso de la paciencia italiana. No en vano, Enel cuenta con cerca del 70 del capital efectivo de Endesa y es Acciona quien gobierna la compañía. Con mucho menos, EDF pretende sentar sus reales en Iberdrola, lo que puede ser un acicate para que la empresa italiana desate las hostilidades e intente llegar a un acuerdo de divorcio con Acciona.