Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 DEPORTES Primera división s Vigésima octava jornada LUNES 17 s 3 s 2008 ABC EL BETIS SE EXPONE A Pérdida del encuentro y una sanción de 4 partidos a 1 temporada Si la infracción es muy grave (art. 109) Cuando con ocasión de un partido se altere el orden, se menoscabe o se ponga en peligro la integridad de árbitros, jugadores... incurrirá en responsabilidad el club organizador De 1 a 3 partido y una multa de 3.000 euros Si la infracción es grave (art. 116) Armando, en una imagen del partido del sábado, es ayudado para subir a la camilla FELIPE GUZMÁN Los clubes que incumplan los deberes propios de organización de los partidos y los que son necesarios para su normal desarrollo, serán sancionados con multa en cuantía de 601,01 a 3.005,06 euros, o, según la trascedencia del hecho, con cláusula de sus instalaciones de 1 a 3 encuentros Ingresa en la prisión de Sevilla II el agresor de Armando Lo decretó el juez bajo una fianza de 3.000 euros, que no pagó s El portero sufre un edema interno en la retina y el periodo de inactividad podría ser largo JULIÁN ÁVILA MADRID. La resaca del botellazo al portero del Athletic en el Ruiz de Lopera se vivió ayer de manera muy distinta en dos puntos de la ciudad de Sevilla. El presunto agresor, Carmelo Peña Rodríguez, según desvela el club bilbaíno en su página web, pasó la noche del sábado en los calabozos de la Policía Nacional y por la mañana fue puesto a disposición judicial. El juez, ante la alarma social creada por la salvajada que casi le cuesta la vista a Armando, ordenó su ingreso inmediato en prisión bajo fianza de 3.000 euros, cantidad que no hizo efectiva. Siguiendo el protocolo, el presunto agresor fue trasladado al centro penitenciario de Sevilla II. Hay que recordar que Carmelo Peña, de 40 años, es vecino de la localidad sevillana de Mairena del Aljarafe, que no es socio del Betis, y que acudió al encuentro frente al Athletic con el carnet de un conocido. En otro punto más cálido de Sevilla, la expedición del Athletic tomaba un avión para trasladarse a Bilbao. Lógicamente, el guardameta Armando fue el futbolista más solicitado por los medios de comunicación y por los curiosos. Su aspecto dibujaba el de un hombre roto. Llevaba el ojo derecho tapado con un aparatoso vendaje, que intentó disimular con unas llamativas gafas de grandes dimensiones. El agredido se negó a hacer comentarios y remitió a la prensa a los médicos del club para conocer el alcance exacto de la lesión. Un golpe en el ojo derecho que le ha provocado una herida inciso contusa en el mismo- -necesitó seis puntos de sutura- También ha sufrido un golpe en el globo ocular que le ha provocado un edema. Hoy será examinado de nuevo en Bilbao. El Athletic estaba muy molesto con todo lo sucedido y no tuvo ningún reparo en dar a conocer, a través de su página web oficial, parte del contenido del acta, en la que se da la identidad del detenido, con todo tipo de detalles, como todo lo acontecido en las entrañas del Ruiz de Lopera. En el documento oficial el árbitro, Clos Gómez, reseña que el coordinador de seguridad del estadio entró al vestuario diciendo ¿Por qué has suspendido el partido? ¿Quién eres tú para tomar esa decisión sin contar conmigo? Según la Ley del Deporte no puedes hacerlo Más inquieto está el Betis con la sanción que le espera. Un portavoz del club hizo el ridículo al decir que la botella era de las que se venden en el estadio y que no habían fallado los controles de seguridad en las puertas (lo que no dice es Sólo una multa de hasta 600 euros Si la infracción es leve (art. 131) Lío en el vestuario del árbitro Cuando con ocasión de un partido se produzcan hechos de los definidos en el artículo 109.1 del presente ordenamiento y se califiquen por el órgano disciplinario como leve, según las reglas que dicho precepto establece en su párrafo 2, el club responsable será sancionado con una multa de hasta 600 euros. Un responsable del Betis reconoce que la botella fue vendida en el estadio y pide que se jueguen los veinte minutos que faltan El portero pasará hoy una nueva revisión y el Athletic espera que Competición le dé los tres puntos que hay que retirarle el tapón y esta lo llevaba) Las sanciones que se pueden aplicar a clubes, jugadores y dirigentes con arreglo a los Estatutos dependen de la catalogación de la infracción. Pueden ser leves, graves o muy graves. Y parece que el botellazo se mueve en la frontera del grave y muy grave Si el Comité de Competición, que se reúne mañana, entiende que es grave le aplicarán el artículo 116 y se expone a un castigo que va desde 1 a 3 partidos de clausura y una multa de entre 601,01 y 3.005,06. Peor sería el desenlace si le aplican un castigo por infracción muy grave (artículo 109) Dichas infracciones, según el artículo 86, bajo el epígrafe Escala General se especifica una sanción que va desde una multa de entre 3.005,06 y 30.050,61 euros (a) la pérdida del partido (b) la clausura de Ruiz de Lopera de 4 partidos a una temporada (g) y la prohibición de acceso a las instalaciones deportivas en un periodo de cinco años (e)