Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 CIENCIAyFUTURO MEDIO AMBIENTE LUNES 17 s 3 s 2008 ABC Libro ATLAS DE LAS AVES DE CANARIAS HÉROES DEL MEDIO AMBIENTE s HAMMER SIMWINGA El atlas de las aves nidificantes en el archipiélago canario recoge de forma detallada información sobre las 88 especies de aves reproductoras de estas islas. Es el primer atlas de las aves nidificantes del archipiélago canario, incluyendo los pequeños islotes y roques (Alegranza, Lobos, etc... El uso de una red de cuadrículas de 5 x 5 km. es la principal novedad de esta obra, ya que refleja la distribución de las aves de una manera más fina que si se hubiera seguido la retícula de 10 x 10 km. que se usó en el atlas de aves reproductoras de España, dirigido por SEO BirdLife. Aquí se presentan los resultados cartográficos del trabajo de campo efectuado entre los años 1999 y 2003, junto con una revisión de la información existente hasta 2007. Uno de los aspectos más destacables de esta obra es el tratamiento gráfico. Incluye fotografías de las especies canarias, en su gran mayoría inéditas. Los fotógrafos que han colaborado son locales, y las fotos muestran las subespecies o formas del archipiélago. Así pues, también puede considerarse como una perfecta guía para conocer las aves propias de nuestras islas. Hammer Simwinga ya ha ampliado su proyecto de conservación a 56 aldeas en Zambia JOHN ANTONELLI MARTILLO DE FURTIVOS, AMIGO DE LOS ELEFANTES Hammerskjoeld- -Hammer (martillo) -Simwinga recibió el año pasado uno de los premios Goldman por su genio al reavivar una reserva natural en Zambia POR ALFONSO ARMADA MADRID. A largo plazo es imposible conservar la fauna y la flora silvestres si no se garantizan las necesidades básicas de la población Son palabras de Hammerskjoeld Simwinga, uno de esos héroes capaces de cambiar el fatalismo africano, de demostrar con el ejemplo que es posible mejorar el estado de las cosas. Conocido por Hammer, fue su padre- -un enfermero que recorrió Zambia de hospital en hospital, lo que le permitió a su hijo absorber siete lenguas indígenas- -quien le cristianó Hammerskjoeld en memoria de Dag Hammarskjold, uno de los más celebrados secretarios generales de la ONU que murió en una catástrofe aérea ocurrida en 1961 en Zambia. Hammer fue uno de los seis galardonados con el premio Goldman al Conservacionismo, dotado con 125.000 dólares, por su continuo y destacado esfuerzo en proteger y mejorar el entorno natural, a menudo corriendo grandes riesgos que recibió el año pasado en un acto celebrado en San Francisco. La epopeya de Simwinga comenzó en el año 1994, cuando este agrónomo itinerante llegó a Mpika, un remoto enclave en torno a un surtidor de gasolina al noreste zambio, junto al antiguo paraíso natural de Luangwa, y empezó a trabajar para el matrimonio formado por Mark y Delia Owens, una pareja de zoólogos estadounidenses que se habían instalado en el valle en los años ochenta para estudiar la vida de los leones. Los Owens se dieron cuenta de que su tarea no tenía sentido cuando ante sus ojos se estaba exterminando a miles de elefantes (más de mil eran eliminados cada año) antílopes, búfalos y rinocerontes negros. Con la agricultura en bancarrota, la vegetación esquilmada y el furtivismo y el tráfico de carne y marfil en su apogeo, los Owens lograron el respaldo de una sociedad zoológica alemana para poner freno a la caza salvaje. Pero el matrimonio El ejemplo de un protector del entorno Acabó con el furtivismo y la hiperexplotación de los recursos vegetales en el parque natural de Luangwa, al norte de Zambia. De los mil elefantes que eran liquidados al año, el parque ha vuelto a ser hábitat amable para todo tipo de animales. Más de 50 aldeas (35.000 personas) han encontrado una vía de desarrollo sostenible. Espacios naturales El Cachucho primera zona marina protegida en España El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes iniciar los trámites para la declaración de la primera zona marina protegida de España: la montaña submarina asturiana de El Cachucho Situada a unas 36 millas de la costa, a la altura de Ribadesella, en esta zona se ha encontrado una extraordinaria biodiversidad, con casi seiscientas especies registradas. Por todo ello, desde WWF Adena se ha felicitado al Gobierno por tomar esta decisión. precisaba de alguien que mostrara a los furtivos que otra vida era factible. En declaraciones al New York Times Delia Owens reconoció que fue la contratación de Hammer la que hizo despegar el plan: Transmitió a los lugareños la idea de que trabajábamos tanto para ellos como para preservar la flora y la fauna En palabras del diputado Rolf Shenton, hay pocas personas en toda Zambia que hayan entendido mejor que Hammer el valor del conservacionismo: permitir a la gente vivir de la vida salvaje preservándola. Experto en cultivos, tras trece años de esfuerzos contra viento y marea, plantando girasol y procesándolo para fabricar combustible, constru- yendo panales para obtener réditos y evitar la tala indiscriminada, y cultivando la tierra de forma sensata para que mejoren las condiciones tanto del suelo como la nutrición de los granjeros, Hammer no sólo ha devuelto su perdido esplendor al parque natural (50 especies han vuelto a encontrar un hábitat amable) sino que ha permitido a más de 2.000 familias (es decir, unas 35.000 personas) vivir del Luangwa y en el Luangwa. Todo estuvo a punto de venirse abajo en 1996, cuando funcionarios corruptos implicados en el tráfico furtivo se apropiaron de todos los bienes de los Owens mientras la pareja se encontraba de viaje. Aunque parte de lo robado fue devuelto, las amenazas obligaron a la pareja de etólogos a no regresar a Zambia. Sin dinero, y privado de su bicicleta, que desapareció en el raid Hammer retomó la iniciativa con la ayuda financiera de los Owens. Aunque seis de las 14 aldeas implicadas en la campaña prefirieron abandonar la lucha, el suave martillo de los furtivos no se arredró. Sus esfuerzos fueron recompensados por Harvest Help, una organización británica que patrocina iniciativas africanas contra la pobreza que no pierdan de vista el entorno natural. Gracias a su ayuda, Hammer amplió su iniciativa hasta 56 aldeas. Ahora es un ejemplo africano para luchar contra el fatalismo.