Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 17- -3- -2008 Aprueban la creación de un Observatorio Europeo de Aves Migratorias en Tarifa 73 Una nueva arma contra las enfermedades tropicales Desarrollan un fármaco eficaz contra la esquistosomiasis, una infección parasitaria que se cobra 280.000 vidas cada año N. R. C. MADRID. La nueva esperanza para una de las enfermedades tropicales de mayor importancia es un compuesto que se llama oxadiazol. Un grupo de investigadores de la Universidad de Illinois y de los Institutos de la Salud de Estados Unidos han identificado este nuevo fármaco que podría convertirse en un tratamiento eficaz para hacer frente a la esquistosomiasis. Esta infección es menos conocida que la malaria, pero tras el paludismo ocupa el segundo puesto en importancia por sus repercusiones en salud pública. La enfermedad afecta cada año a 200 millones de personas y se cobra 280.000 vidas en setenta países del área tropical. Sobre todo en Brasil, China, Egipto, Filipinas, en Uganda y Senegal, un país al que los turistas acuden como a un nuevo caribe Prevenirla es muy difícil. Los parásitos que causan la enfermedad están en zonas de agua dulce, donde viven caracoles que actúan como huésped intermediario del parásito. Se encuentran en ríos, fuentes y lagos paradisíacos en los que muchos turistas se zambullen sin temor. Los parásitos microscópicos penetran en la piel, maduran a estado larvario y empiezan su migración hacia el hígado, el aparato urinario y digestivo, donde crecen hasta su forma adulta. Los huevos se pueden alojar en todas las vísceras imaginables: cerebro, hígado, bazo, intestino, vejiga... Entre otros problemas causa una enfermedad crónica del hígado, graves formas de anemia, diarrea, así como un mayor riesgo de sufrir cáncer de vejiga. De ahí, la importancia del hallazgo que hoy publica la revista Nature Medicine El nuevo fármaco se dirige contra una enzima crucial para el parásito, llamada TGR. En los experimentos realizados, el oxadiazol eliminó a los gusanos en todas sus fases de desarrollo, desde el estado larvario a su edad adulta y fue activo frente a las tres principales especies de esquistosoma que infectan a los humanos. El fármaco también resulta útil para reducir el número de gusanos y disminuir los síntomas de la infección en el hígado. En la actualidad sólo un fármaco, el praziquantel, ayuda a controlar la enfermedad. Con él, las personas infectadas intentan liberar a sus organismos del parásito. Pero los parásitos ya empiezan a ser resistentes y la Organización Mundial de la Salud teme quedarse sin ningún arma para combatir la enfermedad parasitaria. Anemia, diarrea y cáncer Un ojo afectado con la forma húmeda de degeneración macular El parásito penetra en el organismo a través de la piel. Madura y emigra hacia el hígado y el aparato urinario Hallan una vía para frenar la ceguera de ancianos y personas con diabetes Al activar el gen Robo 4 se detiene el crecimiento de vasos sanguíneos en el ojo N. R. C. MADRID. Un único gen podría tener la llave para desarrollar tratamientos revolucionarios que eviten las dos principales causas de ceguera en la población: la degeneración macular de los ancianos y la retinopatía que sufren las personas con diabetes. Ambas enfermedades están causadas por un crecimiento anormal de los vasos sanguíneos del ojo. Los capilares provocan hemorragias, encharcamientos y cicatrices que terminan por dañar de forma irreversible la retina hasta causar ceguera. Investigadores de la Universidad de Utah (Estados Unidos) han demostrado que un gen, llamado Robo 4, desempeña una misión crucial en el control de la enfermedad. Robo 4 se encuentra en las células que forman los vasos sanguíneos. Es un viejo conocido para los científicos, aunque no se sabía con exactitud cómo funcionaba. En experimentos con roedores, que reproducen fielmente la degeneración macular humana, se consiguió activar Robo 4 y frenar tanto el crecimiento desordenado de capilares como la aparición de derrames. Los resultados de este estudio, que se detallan en la revista Nature Medicine pueden ser útiles para combatir tanto las enfermedades oculares como algunos tumores. Estas masas también promueven la formación de vasos sanguíneos para alimentarse y seguir creciendo. Al eliminar los vasos se mata de hambre al tumor. Existen numerosas enfermedades provocadas por vasos sanguíneos alterados y derrames. Aunque los experimentos de la Universidad de Utah no han demostrado la eficacia del tratamiento en esas enfermedades no oftalmológicas. Estamos ante el mayor avance en un área en el que los progresos han sido mínimos. Es una esperanza real para los enfermos dice Randall J. Olson, del centro oftalmológico de la Universidad John Moran de Estados Unidos. Más información sobre la enfermedad: http: www. cdc. gov Una esperanza real NASA Dos brazos para Dextre Los astronautas Rick Linnehan y Mike Foreman realizaron ayer con éxito la segunda caminata (de las cinco previstas) de la misión STS- 123 del transbordador Endeavour Durante siete horas y ocho minutos continuaron con el montaje del sistema robótico canadiense Dextre incluida la instalación de sus brazos.