Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 TOROS www. abc. es toros LUNES 17- -3- -2008 ABC Un buen toro de Fuente Ymbro FERIA DE FALLAS Plaza de toros de Valencia. Domingo, 16 de marzo de 2008. Décima corrida. Lleno. Toros de Fuente Ymbro- -incluidos dos sobreros, 2 y 6 muy astifinos, desiguales de hechuras pero en general bien hechos; destacó el 1 bis dentro de un conjunto sin finales. El Califa, de verde botella y oro. Cinco pinchazos y cinco descabellos. Aviso (silencio) El Cid, de tabaco y oro. Media baja y atravesada y descabello (saludos) En el cuarto, estocada desprendida y descabello. Aviso (petición y ovación) En el sexto, pinchazo, estocada y descabello (silencio) Miguel Ángel Perera, de verde manzana y oro. Estocada caída y tres descabellos. Aviso (saludos) En el quinto, estocada caída (ovación) ZABALA DE LA SERNA VALENCIA. La plaza volvió a la normalidad, a la Valencia seria y serena, equilibrada y sabedora. Se esperaba la corrida de Fuente Ymbro con el ambiente que se ha labrado en esta tierra desde que Harinero se ganó la vida eterna entre vacas y encinas, en el paraíso de los toros bravos. Pero ayer la cosa se quedó a medio camino, y en serio y de verdad sólo un gran ejemplar se subió al podio de la bravura. Por bravura, se entiende también, claro, duración en la entrega. Así que, bravo, lo que se dice bravo, fue úni- El Califa sufrió un percance que lo envió a la enfermería para no volver camente un toro, que respondió, por cierto, a su nombre: Codicioso Porque al resto del sexteto, o más que sexteto, ya que ocho toros se lidiaron, contando con los dos sobreros del mismo hierro, le faltó final. O finales. Toros de medias faenas y distantes, por distintos, a lo que acostumbran los jandillas de Gallardo: casta y motor de larga duración. Ahora, que este Codicioso dio la talla. Precioso colorado de honda estampa. Sustituyó al flojo y recortado primero, armado en fino como sus hermanos. Más que sustituirlo, lo reemplazó, pues se corrió turno. Fue a parar a las manos de El Califa, que sufrió una voltereta en una desgraciada suerte de matar. De ahí a la enfermería, y de la enfermería al hospital: una hernia discal que ya traía lo dejó para ALBERTO SÁIZ los médicos al agravarse por el golpe. José Pacheco estuvo mal con la espada, entonado, en su estilo, en varios golpes de muñeca cordobesistas con la izquierda que, más que derrochar arte, derrocharon, en la acepción de desaprovechar, las boyantes virtudes de calidad de Codicioso cuya única mácula residió en salir suelto del caballo. La tarde se quedó en un ma- no a mano entre El Cid y Perera. Los turnos fueron de dificultosa narrativa: como el cuarto se lidió como primero bis, luego como cuarto se jugó el quinto, pues Manuel Jesús Cid había toreado como segundo bis el segundo sobrero... Un lío. Pero, entrando en materia, habrá que decir que este segundo sobrero había reemplazado a un precioso jabonero que se partió los dos pitones por la mitad en un volatín. Casualidad o no, la cuestión de las fundas da qué pensar sobre el estado de salubridad en que quedan las astas después de un invierno envueltas en fibra de vidrio y resina. Particularmente, no lo veo claro. Sobre todo, en cuanto a lo que supone tanto manejo y manoseo del toro, a las repercusiones en su comportamiento. Y también respecto al posible reblandecimiento o sequedad de las cornamentas: nunca había contemplado partirse dos pitones a la vez por el mismísimo ecuador. La corrida no rompió, pero los toreros tampoco. A El Cid, que interpretó los mejores pasajes, sobre la derecha, de la tarde, le faltó fibra y venderlo, torear sin toro; y a Perera le sobró monotema. Ninguno estuvo mal ni rematadamente bien. La guinda fue el último, segundo sobrero, el bisonte de Altamira. Entre los brutos arreones de salida (dos desarmes) y su rendición final, El Cid quedó como la tarde: sin historia. www. zabaladelaserna. com Aunque parezca mentira, en Valencia sigo sintiendo la presión Enrique Ponce s Matador de toros Afronta hoy la primera de sus dos citas en su tierra. Y asegura que lo hace con los mismos miedos que en los inicios POR RAFAEL CARRIÓN FOTO: DANIEL G. LÓPEZ -Un año más, afrontando una fe- -Nunca he afrontado unas Fallas con tranquilidad. En la feria de Julio también me pasa lo mismo. Aunque parezca mentira, en Valencia, la presión y el miedo los sigo sintiendo igual. Valencia, si no embiste, parte de la prensa me va a hacer responsable. Pero Juan Pedro es una ganadería estrella y yo elijo los hierros que me puedan servir. La gente debería acordarse del gran triunfo que tuve en esa feria y con esos toros en un mano a mano con El Juli. ¿Cuando diga adiós será para siempre? -Espero que sí. Cuando me vaya será para siempre. Si acaso torearé algún festejo extraordinario, pero antes lo tendré que meditar mucho. ria de Fallas. ¿Siente la misma presión que en los primeros años? -Otros años, cuando ha estoqueado la corrida de Juan Pedro Domecq y las cosas no han salido bien, parte de la prensa lo ha hecho responsable directo. ¿Teme que pase lo mismo? -Mate la corrida que mate en -Hubo problemas de fechas. Me ofrecieron el día 14 y no me pareció correcto. Las Fallas, esos días, no están todavía en marcha. Cuando voy a Valencia, me gusta sentir que toreo en los días grandes. ¿Tuvo problemas este año para cerrar su contratación? -Creo que no muchas. Siento mi retirada cercana, aunque no puedo confirmar esta circunstancia con rotundidad. Pero presiento que cuando vea a la niña, cada vez me va a costar más salir de casa. -El nacimiento de su hija está muy próximo, ¿le quedan pocas Fallas por torear? -Hoy en día, a los toreros se les exige mucho. Se exige un toreo muy puro y limpio. La gente no se emociona con cualquier estilo. Quieren ver cuajar un toro perfecto y esto no está al alcance de cualquier torero. Y ahí se ve ese peldaño de diferencia, entre lo que es ser un buen torero y lo que es ser un torero grandioso. -Este inicio de temporada están saliendo toros buenos y da la impresión de que no son aprovechados. ¿Intuye el motivo? -Está considerado como torero de toreros. ¿Cuál sería su torero ideal? Enrique Ponce -Siempre me ha gustado el toreo de enganchar a los toros muy por adelante y llevarlos muy toreados.