Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 RELIGIÓN www. abc. es religion LUNES 17- -3- -2008 ABC Benedicto XVI camina junto a sus acólitos durante la tradicional procesión de Domingo de Ramos en la Plaza de San Pedro EFE Benedicto XVI: ¡Basta de matanzas, basta de violencia, basta de odio en Irak! En el Domingo de Ramos, convocó al Encuentro Mundial de la Juventud, que se celebrará del 15 al 20 de julio en Sidney JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. Benedicto XVI culminó las ceremonias del Domingo de Ramos con un vigoroso grito: Basta de matanzas, basta de violencia, basta de odio en Irak! Poniéndolo en el contexto de la Pasión de Cristo, el Papa recordó el secuestro y la muerte del arzobispo de Mosul, Paulos Faraj Rahho, hace tan sólo unos días, para concluir con un llamamiento a la unidad y a la reconciliación en ese atribulado país. La misa del Domingo de Ramos comenzó con la procesión de las palmas hasta el obelisco central de la plaza de San Pedro, donde se ha instalado una reproducción alegórica del Huerto de los Olivos. Desde allí, el Papa saludó a los queridísimos jóvenes que respondieron con un aplauso atronador. Ayer se celebraba la Jornada Mundial de la Juventud a nivel diocesano, y la energía de decenas de miles de jóvenes desbordaba la plaza, en contraste con un cielo cubierto, más bien triste y plomizo. Aunque el clima era de fiesta, recordando la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, el trasfondo era de dolor, pues se leyó el Evangelio de la Pasión y el Papa dedicó sus palabras más vigorosas a la muerte del arzobispo Rahho y el martirio que sufre su país. En un llamamiento al pueblo iraquí, que desde hace cinco años sufre las consecuencias de una guerra que ha desarticulado su vida civil y social Benedicto XVI le exhortó: Levanta la cabeza y vuelve a ser tú mismo. En primer lugar, ¡reconstruye tu vida nacional! Que la reconciliación, el perdón, la justicia y el respeto a la convivencia civil entre tribus, etnias y grupos religiosos abran el camino solidario hacia la paz en nombre de Dios El Papa había usado palabras fuertes al comentar, en su homilía, la expulsión de los mercaderes del templo de Jerusalén, un gesto de reproche a las autoridades que terminaría desencadenando el arresto y el juicio farsa contra Jesús. Como antiguo profesor universitario, Benedicto XVI explicó que la presencia de cambistas se debía a que en el templo no se podían utilizar monedas con la representación de emperadores romanos, enemigos del Dios verdadero, y era necesario cambiarlas por monedas que no llevasen imágenes idólatras tros días, el Papa invitó a preguntarse si nuestra fe cristiana es lo suficientemente pura y abierta como para que los paganos las personas que hoy se hacen preguntas puedan intuir la luz del único Dios Animó también a dejarnos purificar por el Señor, permitiéndole expulsar de nosotros y de la Iglesia todo lo que le sea contrario En la procesión, el Santo Padre llevaba una vistosa palma trenzada, de color amarillodorado. Aunque muchos peregrinos españoles pensaron que sería de Elche o Valencia, era un típico parmurelo de la región costera italiana de Liguria, que envió 2.000 para la fiesta de ayer. La vistosa decoración de la plaza de San Pedro se completaba con los olivos en torno al obelisco y un prado de colores en las escaleras redondas del El materialismo de hoy Con cierta comprensión por los mercaderes, el Papa añadió que su negocio había sido legalizado por la autoridad competente que, a su vez, participaba de las ganancias de los comerciantes. Los mercaderes actuaban de modo correcto según el ordenamiento vigente. Era ese ordenamiento lo que era corrupto Pasando de aquel escándalo al del materialismo en nues-