Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN LUNES 17 s 3 s 2008 ABC POSTALES ¿NUEVA O VIEJA POLÍTICA? ciones, que toma como debilidad del contrario y UANDO Zapatero anuncia su disposición a aprovecha para recuperarse, rearmarse y adelanentenderse con el PP, ¿está dispuesto a aceptar posiciones, sin ceder un solo milímetro. Con tar sus opiniones o pone como condición que ETA sólo sirve la acción policial y la contundencia el PP adopte la suya? La duda es legítima pues sigue judicial. Es el único idioma que entiende. Todo el sin decir que su objetivo es derrotar a ETA, que no mundo lo ha entendido menos, al parecer, el volverá a negociar con ella y que cometió presidente del Gobierno. Es más, parece haerrores en esa negociación. ber tomado su triunfo en las urnas como un Se me dirá que es mucho pedir a un venceaval a su política antiterrorista. Y eso no es dor que reconozca sus errores. Pero no hace exactamente así. Lo que ha avalado el electofalta que lo reconozca abiertamente. Basta rado español es la última parte de esa políticon que lo reconozca para su coleto y esté disca, las detenciones, condenas y firmeza ante puesto a no volver a cometerlos. Pero eso es la banda, no la primera, la del Otegui homjusto lo que echamos en falta en sus primeJOSÉ MARÍA bre de paz la de ceder al chantaje de De Juaras declaraciones como presidente reelecto. CARRASCAL na, la de permitir que ANV entrase en los Es más, se diría que sigue instalado en sus ayuntamientos vascos, la de seguir hablanposiciones de siempre. Lo que sería tan grado con ETA después de que hubiera vuelto a matar. ve como insensato. Eso repugnaba a los españoles y de haber continuaSi algún provecho hemos sacado de su plan de do por ese camino, Zapatero no hubiera obtenido el paz para el País Vasco fue dejar sentado de una vez mismo resultado. Pero supo reaccionar a tiempo, y para siempre que con ETA no sirven las negocia- C volvió a la dureza frente a ETA, y el electorado se lo recompensó con su voto. Pero quien tenía razón era Rajoy, al decir que con ETA sólo cabe negociar la entrega de armas, y el equivocado, Zapatero, hasta que la contumacia de los terroristas le obligó a cambiar de rumbo. Pero la vida es injusta, y quien ha salido recompensado fue Zapatero. Aunque también hay que admitir que Rajoy fue un pésimo vendedor de su mercancía, confundiendo el tono y los tiempos, fundamentales en política, donde la apariencia suele devorar a la sustancia. Algo en lo que es maestro el presidente. Ahora anuncia una nueva partida, jugando ya con blancas, aunque los primeros indicios apuntan que será la misma. Sería la peor de las noticias, pues alguien tendría que seguir diciendo a Zapatero que continuaba equivocándose al creer que puede negociarse con ETA. Y ese alguien sólo puede ser el PP. Lo que nos llevaría a repetir la bronca, amarga, estéril legislatura anterior, que creíamos haber dejado atrás. Lo lógico, lo sensato, sería que el PP cambiase de modos, y el PSOE, de guión. Pero los españoles parecemos condenados a repetir indefinidamente los mismos errores. CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Vuelco electoral en Euskadi Se sabe que las minorías suelen hacer mucho ruido, y la sociedad vasca, con una minoría mermada tras el 9- M, ha dado buena cuenta de lo que comienza a emerger a raíz de la pérdida de cuatro escaños en el Senado y uno en el Congreso por parte del PNV Las rebeliones mi. noritarias suelen durar un tiempo, el suficiente como para que la clase política ponga en funcionamiento mecanismos de reflexión, y reconsidere si ha de variar el rumbo de gobierno; pero la sociedad mayoritaria, siempre bastante más serena, reflexiva y ponderada, habitualmente no suele hacerse notar tanto en el día a día, pero cuando llega el momento decisivo, cuando tras tolerar y sobrellevar los bullicios que alteran la vida tranquila a la que tiene derecho, toma la iniciativa y resuelve lo que su soberana voluntad ha decidido. Esto es lo que ha ocurrido con el pueblo vasco, sereno y sólido en sus convicciones, tras sopesar las contrariedades durante largos períodos de silencio, a la sombra de la cotidianeidad, proclama, con rotundidad, que desea un cambio de trayectoria. Espero que Urkullu e Ibarreche tomen nota. Estoy persuadida de su sensibilidad para captar estos vuelcos electorales y, por ello, se pondrán en marcha para establecer los puntos de consenso con todos y así lograr construir una Euskadi armoniosa y en paz, que, a la postre, es lo que los vascos y todos los españoles deseamos ardientemente. Lourdes Arteche Correo electrónico Respuesta de Enrique Curiel Al leer el artículo de Antonio Burgos publicado ayer he sentido la obligación de salir al paso de los desatinos que se contienen en tal escrito. No me referiré a sus opiniones políticas que son dignas de todo respeto. Pero, al menos, hay dos cuestiones sobre las que sobran las ironías y, desde luego, los insultos y menosprecios. El Senado forma parte de las Cortes Generales y su composición ha sido renovada el día 9 de marzo por millones de españoles que merecen todo el respeto. La Cámara Alta nos podrá gustar más o menos pero es el Senado de España y mientras no lo reformemos, respetémoslo. Calificar de mindundis a sus componentes es inaceptable. Todos ellos y durante treinta años, han tenido y tienen toda la dignidad otorgada por los españoles. Jordi Solé Tura, Manuel Fraga Iribarne, Pío García Escudero, Joan Lerma, Isidre Molas, Josep Piqué y tantos otros han sido ministros, presidentes de Comunidad, ponentes constitucionales o luchadores por la democracia. Ya es hora de amar a España con los hechos. Enrique Curiel Secretario general del Grupo Socialista en el Senado minables desde primera hora del día exigen de los visitantes dosis muy altas de paciencia para aguantarlas al frío del invierno o al calor del verano. No ha servido de nada la triquiñuela de la entrada libre al final de cada día. No es lógico que para permanecer un par de horas tengamos que esperar dos o tres. No es lógico que sólo haya dos taquillas juntitas en la puerta de Goya para cualquier exposición que se quiera visitar. Sin ir más lejos, en el cerca- no Museo Reina Sofía hay taquillas en dos puertas distintas, lo que facilita el flujo y evita aglomeraciones tan largas. ¿Sería mucho pedir al director del Museo del Prado que abriera taquillas en las cuatro puertas? Por si el señor Zugaza no lo recuerda esas puertas son: Velázquez, Murillo, Goya y Jerónimos. La salud de los visitantes se lo agradecerá. Y entonces el Museo del Prado podrá servir a la cultura. Enrique Ortiz Torrelodones (Madrid) A la vuelta de vacaciones veremos Ya nos lo habían advertido Zapatero, Solbes, Rubalcaba, no había por qué alarmarse, ya que la desaceleración económica- -curioso eufemismo para denominar lo que todos sabemos que es una crisis- -comenzaría a experimentar una progresiva y milagrosa recuperación después del mes de marzo. ¡Justo después del mes de marzo... Curiosa coincidencia. Nada más atravesar el núcleo de los comicios electorales, el universo volvería a expandirse y recuperaríamos el fuero de los patrimonios perdidos durante el último año. Llegó el segundo capítulo, que todos los españoles ya habíamos leído, y lo que a priori se aseguraba sería un crecimiento económico total del 3,8 por ciento, súbitamente y en cuestión de días, pasó a ser del 2,2 por ciento. Obviamente, nadie se sorprendió, pues lo teníamos previsto en nuestra idea de la infalibilidad del Gobierno en cuestión de auspicios y augurios económicos. Pero, a continuación, el precio de los combustibles pasaron a costar doce céntimos más que el mismo período del año anterior. Nadie dijo nada, hay que hacerse el longuis estamos a las puertas de las primeras vacaciones del año, las que se disfrutan detrás de un agotador mes de enero y febrero (este año la cuesta de enero ha tenido 60 días) y nadie se quiere quedar en casa. Pero, aún hay más, como todo el mundo está despistado con la inflación, la subida del precio de los combustibles y los alimentos, y especialmente preocupados por salir en Semana Santa, aprovecha el presidente electo, sin gobierno, ni cortes generales constituidas aún y con el fin de evitar el debate parlamentario, y ¡zas! nos clava el envío de nuevas tropas a Afganistán. No sé si lo españoles somos tontos, lo parecemos, o no nos importa serlo, el caso es que cuando peor van las cosas, menos importancia le damos. Veremos qué pasa a la vuelta de las vacaciones. Itziar Doñabeitia Colas en el Museo del Prado Cada fin de semana crecen las colas para visitar el Museo del Prado. Esto muestra el interés por ver sus colecciones, pero no todo son éxitos, porque señala también un fracaso en el punto más sensible. Las colas inter-