Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ECONOMÍAyNEGOCIOS Empresa DOMINGO 16 s 3 s 2008 ABC Las primarias de Abertis La compañía española presentará ofertas por las concesiones de las autopistas estadounidenses de Pensilvania y Nueva Jersey y por el segundo aeropuerto de Chicago s La crisis de los mercados financieros ha eliminado competencia JOAN CARLES VALERO BARCELONA. A finales de este mes, Abertis, concesionaria de infraestructuras participada por ACS y La Caixa, formalizará una oferta para optar a la adjudicación de la autopista estadounidense de Pensilvania Turnpike, de 800 kilómetros de longitud, que une Filadelfia con Pitsburg. La compañía presidida por Isidre Fainé también opta por la adjudicación de la autopista de New Jersey y el aeropuerto Midway en Chicago, en lo que supone las primarias del gestor español de infraestructuras en Estados Unidos, un mercado emergente en este tipo de negocios, al igual que India, país donde la compañía de ACS y La Caixa estudia extender la colaboración pública y privada desarrollada en Europa en las infraestructuras. El gobernador del Estado de Pensilvania ha abierto un concurso que se valora en unos 12.000 millones de euros, motivo por el que Abertis acudirá en consorcio, pero como socio industrial. Con la oferta que el gobernador considere más atractiva, solicitará al Congreso de Pensilvania una modificación legislativa que permita privatizar la gestión de esta importante autopista. La tormenta que atraviesan los mercados financieros ha eliminado de forma natural a algunos competidores de la compañía española, que liderará uno de los consorcios que pujarán por esa autopista que tiene una ramificación hacia Nueva York desde Filadelfia. En Sudamérica, Abertis está pendiente de cerrar también este mes el acuerdo alcanzado a principios de año con su socio ACS para quedarse el 48 de la autopista central y el 50 de la autopista del Pacífico. En Chile, la compañía está a la expectativa de la venta de la autopista de Santiago de Chile a Aconcagua, ahora en manos de Bancomex. En Brasil, la empresa baraja la constitución de un consorcio para presentarse al concurso de la autopista de circunvalación de Sao Paulo. cho del Bósforo y la conexión entre Estambúl y Ankara son los objetivos que estudia Abertis también para este este año. En los contactos realizados sobre el territorio, la compañía española ha detectado una buena posición por las buenas relaciones políticas que Turquía mantiene con nuestro país, cuestión ésta clave cuando se trata de negocios de gestión de infraestructuras en el que el Estado es el adjudicante y al tiempo el regulador del mercado. Como operador global de infraestructuras, para Abertis es fundamental crecer en mercados con seguridad jurídica, porque la dimensión es fundamental en este sector. El equipo que lidera Salvador Alemany como primer ejecutivo, se ha movido con destreza y en sólo diez años ha pasado de gestionar autopistas y aparcamientos sólo en Cataluña a estar presentes en 17 países y haber cerrado el año 2007 con un beneficio neto de 628 millones de euros y unos ingresos de explotación de 3.620 millones, tras comprar el 32 del operador de satélites europeo Eutelsat y el 28,4 de Hispasat. Tras el colapso el año pasado del puente de Minneapolis, en Estados Unidos se ha acelerado el debate de la gestión de las infraestructuras en un país que gastó en 2002 en seguridad interna más de 43.000 millones de dólares. La Sociedad Civil de Ingenieros de EE. UU. estima que de- gislación en ese sentido. El marco legal estadounidense, a diferencia del europeo, se basa en un sistema de leyes light donde la fuerza descansa en el contrato, que regula las relaciones. Esta circunstancia obliga a largos periodos de negociación, ya que en Estados Unidos todo puede pactarse en el contrato y el marco regulatorio se hace a la medida de cada operación. Una circunstancia que alarga tanto las negociaciones que parece que el sistema no acaba de arrancar reconoce Alemany. Otro aspecto peculiar de este tipo de inversiones en Estados Unidos es la agresividad de las inversiones. En el caso de concesionarias europeas, las adjudicaciones suponen una inversión de 12,3 veces el ebitda (beneficios antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) mientras en EE. UU. se ha llegado a pagar más de 60 veces el ebitda. Una de las diferencias estriba en el plazo de las concesiones. Mientras en el caso de las autopistas europeas no se superan los 30 años, en EE. UU. la autopista de Chicago se adjudicó por 99 años y la de Indiana por 75 años. Este es uno de los factores que explica las fuertes sumas que se han ofertado hasta ahora por la gestión de estas infraestructuras. El consejero delegado de Abertis subraya que en concesiones como las de Chicago o Indiana el ganador es el contribuyente pero el perdedor es el usuario, ya que la concesionaria repercute los costes en los peajes. Alemany señala el modelo francés en la concesión de las autopistas de Sanef, en manos de Abertis, o el propio español, como paradigma de equilibrio de intereses público y privados, entre otras razones porque en un sistema de monopolio el mercado sólo existe en el plazo de concesión. La Cámara de Comercio de EE. UU. señalaba tras el colapso de Minneapolis la necesidad de reconstruir América y de revisar todo su programa de infraestructuras. Según Alemany, hay dinero para invertir allí. pero no estamos en condiciones de pagar precios desorbitantes para adquirir esos activos Para el máximo ejecutivo de Abertis, se trata de una carrera de fondo y de una apuesta por el modelo industrial en el que empresas pequeñas quedan excluidas, de entrada, porque no pueden acudir a procesos largos, porque para sólo presentar una oferta hay que gastar algunos millones de euros, y si no tienes musculatura no tienes nada que hacer si no se logra a la primera Concesiones de más de 75 años REUTERS Presidente del Círculo de Economía El Círculo de Economía, principal think tank catalán, se reunirá el próximo 7 de mayo para elegir como nuevo presidente al consejero delegado de Abertis, Salvador Alemany (en la foto) Su candidatura ya ha sido respaldada por los ex presidentes de la entidad, entre ellos, Josep Piqué, Antoni Brufau y Salvador Gabarró. berían dedicarse en los próximos 5 años un total de 1,6 trillones de dólares (más de un billón de euros) al mantenimiento y construcción de infraestructuras. Las autoridades norteamericanas reconocen que sólo destinan el 60 de lo que deberían al mantenimiento infraestructuras de transporte. Por esta razón, en ese país de grandes autopistas, tradicionalmente gratuitas, se está incorporando progresivamente el pago por su uso. lo que supone la apertura de un amplio mercado para Europa y compañías como Abertis, con amplia experiencia de colaboración público- privada, hasta ahora inexistente en EE. UU. Salvador Alemany recuerda que desde mediados de la década de los 60, en Europa se asiste a procesos de concesiones administrativas y la colaboración público- privada, pero no fue hasta 1995 cuando se materializaron. ya que prácticamente solo los países del sur de Europa tenían legislaciones que lo permitían También hace doce años que en cinco estados de EE. UU. empezaron a desarrollar principios legislativos que permiten la colaboración público- privada. Ahora son ya 16 estados que tienen le- El puente de Minneapolis La oportuna crisis financiera Reconstrucción de América Posiciones financieras en Brisa y Atlantia Abertis es una compañía con vocación de gestión. En Italia, ha cancelado sus compromisos societarios con la familia Benetton en la frustrada fusión con Atlantia (antigua Autostrade) y mantiene su participación valorada en unos 900 millones de euros hasta abril. Mientras, en Portugal queda descartada una opa sobre Brisa, según aseguran fuentes de la española, que aprovechó la oportunidad de aumentar su participación hasta el 14,58 en la principal concesionaria de autopistas lusa cuando un banco le ofreció en noviembre pasado un paquete de casi el 5 a precio de mercado. La participación en Brisa vale unos 800 millones de euros. La familia de Vasco de Mello, propietaria del 30 de la portuguesa, entendió beligerancia, pero ha rehecho sus relaciones con Abertis en un pacto que se reeditará el 31 de marzo en la junta general de accionistas de Brisa, siempre que se mantenga la representación de Abertis en el consejo de administración de Brisa. Colaboración público- privada Los puentes del Bósforo Otro país emergente en gestión de infraestructuras es Turquía. Los puentes sobre el estre-