Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 ECONOMÍAyNEGOCIOS En portada s La banca, el paraguas que dará cobijo a las inmobiliarias DOMINGO 16 s 3 s 2008 ABC LAS DEUDAS DE LOS LUISES POR COLONIAL En millones de euros Banco Popular (Aval) 70,1 BSCH 30,0 Natixis 102,2 Banco Popular (Préstamo) 295,0 Ibercaja 24,0 Banco Popular (Agregado) 365,1 Otras deudas 250,0 Caja Duero 23,0 LP Gaesco 3,3 Banco Pastor 60,0 Bancaja 116,0 Luis Portillo TOTAL DEUDA: 1.473,5 Bankinter 27,2 Gaesco (Cfd) 35,6 Caixanova 60,0 (Viene de la página anterior) nial, da finalmente su brazo a torcer. Mientras, el negocio que queda fuera de la oferta es la de suelos y desarrollo residencial, valorado en 2.000 millones, a los que se sumará una deuda de otros 200 millones. Dadas las condiciones actuales del mercado, es un valor claramente a la baja opina un experto del sector. Los mayoritarios, Portillo, Nozaleda, Domingo Díaz de Mera y Aurelio González- -más los pequeños accionistas- se quedan con este segundo negocio, incluso darán un nuevo nombre a la inmobiliaria. Pero si no cumplen con sus compromisos de deuda, la firma, se llame Colonial o se llame X pasará, despiezada, o como sea, a manos de los bancos acreedores añade la misma fuente. Un negro panorama que podría empeorar más si cabe por el efecto dominó sobre otras firmas del sector. Al calor de lo que pueda ocurrir con Colonial está pendiente el futuro de otras tres promotoras españolas: Nozar, Reyal y Afirma. La inmobiliaria de Luis Nozaleda, Nozar, posee un 4 de Colonial que le compró a su vez a Reyal Urbis con un pagaré que vence el próximo mes de diciembre. Al mismo tiempo, a Reyal, que aparece entre los acreedores de Nozaleda, con un importe de 205 millones de euros, se le plantea un grave problema de no llegar a buen puerto el acuerdo entre dubaitíes y Colonial, porque no podrá cobrar esa deuda. Y, por último Afirma, antes Astroc, que caería en desgracia igualmente al tener a Nozar como su segundo mayor accionista. Efecto dominó No obstante, a día de hoy, ninguna inmobiliaria está exenta de dificultades. La ahora primera del sector, Martinsa- Fadesa, también está pasando por momentos delicados. Esta misma semana, trascendía que está a punto de cerrar un acuerdo con la banca acreedora para refinanciar su deuda, después de meses de negociaciones. El pacto, que se firmará previsiblemente antes del próximo 31 de marzo- -si se quiere evitar otra situación susceptible de acabar en suspensión de pagos- pasa por aplazar hasta el año 2011, y sin intereses, el pago de una deuda de 3.800 millones de euros. Se trataría, además, de sentar precedente y dar ejemplo, ya que implica pactar una refinanciación a cinco años, con tres de cadencia. Ahora bien, en esta ocasión, también hay reticentes Morgan Stanley y algún que otro fondo de inversión. El resto, Royal Bank of Scotland, La Caixa, Caja Madrid, Ahorro Corporación y Banco Popular, parecen haber dado el visto bueno a una refinanciación que despejará el horizonte a la inmobiliaria controlada por Fernando Martín. Como hace apenas veinte días dieron el ok los acreedores a Habitat. La quinta promotora del país evitó in extremis la suspensión de pagos, tras llegar a un acuerdo para refinanciar su deuda de 1.586 millones de euros con las 39 entidades acreedoras. Entre las condiciones firmadas estaba la incorporación de nuevos directivos a la inmobiliaria consensuados por ésta con los bancos y con Ferrovial, segundo mayor accionista de Habitat, con un 20 de su capital. Respecto a la refinanciación de la UN SECTOR EN PLENO REAJUSTE COLONIAL Las catorce entidades acreedoras de Luis Portillo y las seis de Luis Nozar vigilan muy de cerca las negociaciones entre dubaitíes y los empresarios. De no llegar a buen término, podrían ejecutar la venta de activos de la inmobiliaria para cobrarse los préstamos EFECTO DOMINÓ Reyal Urbis con un pagaré. Y a su vez, a Reyal, entre los acreedores de Nozaleda, se le plantea un grave problema si no finaliza con éxito la oferta del fondo de Dubai sobre Colonial SALVADA POR LA CAMPANA De lo que pueda ocurrir con Colonial está pendiente el futuro de otras inmobiliarias. Nozar posee un 4 de Colonial, que le compró a su vez a Habitat evitó in extremis hace veinte días la suspensión de pagos tras llegar a un acuerdo para refinanciar su deuda con las 39 entidades acreedoras A PUNTO DE CARAMELO Martinsa- Fadesa firmará antes del 31 de marzo su pacto con los acreedores deuda, se acordó que Habitat amortice, a finales de 2008, 50 millones de euros, otros 100 millones más en 2010 y, el resto hasta 2014. Varios expertos coinciden en que los acontecimientos actuales confirman que el verdadero cáncer del sector no es tanto la caída de la demanda de vivienda, que perjudica también lo suyo, como la mala estructuración de la deuda de las inmo- Una deuda mal estructurada biliarias. Y es que, al calor del boom inmobiliario de la última década, entidades financieras y promotoras se aliaron para ganar dinero, tirando unas de otras, a veces sin aportar las garantías adecuadas y mínimas, porque parecía que los beneficios no tenían fin. Llegado el momento de la desaceleración del mercado de la vivienda, que ha coincidido con la falta de liquidez del sector bancario, las cartas se han puesto sobre la mesa. Lo que no pueden hacer ahora los bancos es volver a quedarse con inmobiliarias. Sobre todo cuando precisamente las habían vendido durante ese mismo periodo de esplendor explica Juan Ignacio Sanz, profesor de Esade, que añade que si ahora vuelven a acumular inmuebles, tendrán que quitárselos de alguna forma después, vendiéndolos a buen precio, por ejemplo, a promotores solventes Los principales bancos españoles han ido en los últimos años vendiendo las inmobiliarias cuyo capital controlaban o desprendiéndose de sus activos inmobiliarios, anticipándose así a la caída del sector. Sin embargo el segundo mayor banco español, BBVA, mantiene una inmobiliaria propia, Anida. y la segunda caja española, Caja Madrid, aún cuenta con un paquete importante de acciones en Realia. Tal y como ha reconocido su presidente, Miguel Blesa, tras desmentir a principios de año que estaban interesados en pujar por Colonial, Caja Madrid canaliza todo sus proyectos inmobiliarios a través de Realia, compañía que comparte con FCC, y de la que tiene una participación del 22 Mientras, BBVA, que vendió en 2002 el 23,9 de Metrovacesa a Bami- -venta por la que obtuvo unas suculentas plusvalías de 369 millones de euros- aprovechando el buen momento del sector, dio alas a su nuevo proyecto inmobiliario: Anida. Tan sólo dos años después desde que vendiera su participación mayoritaria en la inmobiliaria Metrovacesa, el banco consideró de nuevo oportuno impulsar una nueva estrategia en este segmento del nego-