Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 16 s 3 s 2008 INTERNACIONAL 39 El EPR mexicano se solidariza con las FARC, pero niega cualquier vínculo MANUEL M. CASCANTE CORRESPONSAL CIUDAD DE MÉXICO. La guerrilla mexicana del Ejército Popular Revolucionario (EPR) se ha solidarizado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y con las familias de los cuatro mexicanos muertos en el ataque contra el campamento en Ecuador donde el Ejército colombiano acabo con Raúl Reyes, número 2 de los terroristas. Al mismo tiempo, el Gobierno de México expresaba quince días después su preocupación por una posible relación entre ciudadanos mexicanos y las FARC. El EPR irrumpió en México hace una década y ha recuperado virulencia en los últimos meses. La guerrlla condenó la masacre perpetrada por Álvaro Uribe manifiestó su solidaridad al Secretariado de las FARC, repudiando el asesinato de Raúl Reyes, su compañera y los combatientes caídos así como a los padres de los mexicanos muertos, y calificó la postura del Gobierno mexicano como indignantemente tibia AFP Las Damas de Blanco cubanas, por la libertad de los disidentes Las Damas de Blanco, grupo integrado por familiares de 75 disidentes cubanos condenados en 2003, marcharon ayer en La Habana hasta el Ministerio de Justicia, donde entregaron una carta en la que piden que sean liberados. La carta denuncia que los disidentes están privados de libertad sin haber cometido delito alguno, pues se limitaron a expresar sus opiniones libremente y a reclamar el respeto a los derechos humanos Cuba, la vida sigue igual Dos semanas después de anunciar cambios en Cuba, Raúl Castro liberó la venta de ordenadores y de algunos electrodomésticos. La medida es un espejismo de bienestar, ya que se venderán en divisas y el cubano gana su salario en pesos sin valor POR LORENZO DEL SOL ENVIADO ESPECIAL LA HABANA. Los supermercados cubanos, donde hasta hace unos años únicamente podían comprar los extranjeros, hoy están abiertos a todo el público. Las góndolas, aunque sin excesos, están abastecidas con cerveza mexicana, vino español, sardinas en lata, leche y hasta carne importada de Uruguay. El único problema es que los clientes tienen que pagar en CUC, la versión local del dólar, una divisa virtual, inalcanzable para la población que recibe su salario en los ultra devaluados pesos cubanos. Marina tiene 44 años y es ingeniero civil. Esta noche quiere darle el gusto a su marido y le va a poner de cena una menestra de verduras. En Palco, la tienda de comestibles mejor abastecida de la isla, ha comprado un frasco donde la comida viene preparada. En la caja le cobran 3,55 CUC que equivalen a 85 pesos con unos centavos. Su sueldo es de 600 pesos. El salario de Marina, como el de Roberto Carlos, médico traumatólogo, es de los más altos en Cuba. Con el estímulo similar al sobre como incentivo por mejorar objetivos y algún otro apaño, puede rondar, con mucha suerte, los 25 euros. ¿Cómo es posible que con esos ingresos ambos se puedan permitir el lujo de comprar en Palco? La respuesta es sencilla: La bolsa negra responden entre risotadas. Un ejemplo ilustra la expresión. Un europeo dio un mal paso en las descuajeringadas aceras de La Habana. Como consecuencia se hizo un esguince en el tobillo. Le enyesé en su casa comenta Roberto Carlos antes de añadir que también le quitó la escayola a domicilio. Sus honorarios, -naturalmente fuera del circuito legal- -se los embolsó en CUC. Para sobrevivir- -se lamenta- -todos tenemos que hacer este tipo de cosas La economía sumergida es moneda de curso corriente en la isla. La dictadura hace generalmente la vista gorda porque es la única manera de que el engranaje de la revolución funcione. Incluido el de la Administración. Un CUC (Cambio Único Convertible) equivale a 24 pesos cubanos. El sueldo mínimo en Cuba es de unos 200 pesos, menos de siete euros pero las profesiones mejor pagadas no superan los 600. Los arquitectos trapichean con los materiales, los camareros con la comida, los mecánicos con las piezas de los coches, los trabajadores de Cohibas con los puros... y así sigue la cadena para que la vida no se detenga. Yotuel, nombre que únicamente debe existir en Cuba, conoce los resortes del mecanismo al dedillo: Hay que echar aceite para engrasar la máquina anticipa. Traducido significa que necesita dinero para sobornar al funcionario del Registro Nacional de Bienes Culturales. Un turista quiere sacar del país una caja de música antigua que le ha vendido y él ha logrado convencerle de que es imprescindible hacer el trámite para que no se la requisen a la salida. Sólo cuesta 20 dólares le asegura. Los cubanos se refieren al CUC como dólares, divisa que circulaba libremente hasta el año 2004. Experto en sablazos, Yotuel le va sacando poco a poco más dinero por exigencias de la máquina Finalmente termina entregándole un Certificado de Exportación oficial. El turista pagó 35 CUC, calderilla para él pero más de un sueldo para cualquiera en Cuba. Mantener la distancia Engrasando la máquina Un poco aquí y otro allá El sueldo mínimo es de 200 pesos (unos 7 euros) y las profesiones mejor pagadas no superan los 600 En un boletín interno, la organización surgida en Oaxaca y Guerrero afirma que sus militantes no reciben adiestramiento de la guerrilla colombiana: La revolución en nuestro país la hacemos los mexicanos, sobre el principio de nuestros propios esfuerzos y rechaza que la mexicana Andrés Morett, superviviente del ataque del pasado 1 de marzo, así como los otros cuatro mexicanos, sean miembros del EPR. Los familiares de estos supuestos estudiantes de la UNAM (sostienen que los jóvenes, rondando la treintena, realizaban un trabajo de doctorado) exigieron a Felipe Calderón una condena enérgica contra Bogotá. Si el Gobierno sigue callado, haremos una increíble presión para que el pueblo le obligue a pronunciarse y exigir que este crimen no quede impune. Es un crimen de Estado. Hago responsable a Álvaro Uribe, a su comandante de las fuerzas armadas y a los que ordenaron este bestial crimen dijo Marcelo Franco, padre de unos de ellos, tras identificar el cadáver de su hijo en una morgue en Quito. Otros familiares amenazan con llevar a instancias internacionales al Gobierno colombiano, aunque se han constatado vínculos entre algunos de los fallecidos y movimientos de izquierda radical.