Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 16 s 3 s 2008 INTERNACIONAL 37 Las dificultades electorales de Hillary irritan a las feministas de EE. UU. Algunas votantes perciben la ventaja de Obama como discriminación machista PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. En un país sin ministras de cuota como Estados Unidos y con un déficit de mujeres en cargos electos, la candidatura presidencial de Hillary Clinton no puede evitar delicadas cuestiones relacionadas con la llamada política de género. De hecho, ladificultades electorales de la ex primera dama (superada por Barack Obama en voto popular y número de delegados) están generando muchas reflexiones y polémicas tanto en círculos feministas como en un sector del electorado- -que tras 219 años de hombres en la Casa Blanca- -percibe esta situación como algo similar a la discriminación machista en el mundo laboral. A juicio de Kim Gandy, presidenta de la Organización Nacional de Mujeres (NOW) que cuenta con medio millón de militantes, existe una dificultad casi intrínseca en ser mujer y aspirar a ocupar el despacho oval, sobre todo a la hora de exhibir méritos personales. Un buen ejemplo de ese dilema, según esta ferviente partidaria de Hillary, se dio cuando la ex primera dama se emocionó justo antes de las primarias de New Hampshire, generando comentarios de que estaba demasiado desequilibrada como para ser comandante en jefe Martha Burk, presidenta del Consejo Nacional de Organizaciones de Mujeres, ha recalcado que mostrar tu corazón nunca ha sido una ventaja para mujeres con altas aspiraciones y Hillary Clinton está siendo castigada por mostrarse como un caballo de trabajo y no como un caballo de exhibición Según dijo Burk al diario Boston Globe si Obama fuese una mujer, con sus mismas credenciales, edad, e historial, no creo que hubiera llegado tan cerca de la presidencia de Estados Unidos Gloria Steinem, la famosa líder feminista, también ha terciado en esta polémica al argumentar que todavía hoy las mujeres en Estados Unidos se enfrentan a mayores dificultades diarias que los afroamericanos. Steinem escribió en el New York Times que el género es probablemente la fuerza más restrictiva en la vida estadounidense... Los negros recibieron el derecho al voto medio siglo antes que las mujeres de cualquier raza pudieran participar en unas elecciones y generalmente han ascendido a posiciones de poder antes que cualquier mujer La feminista y novelista Ro- La aspirante a candidata presidencial demócrata pasa un autógrafo en un mitin en Filadelfia AFP bin Morgan, en un comentado ensayo, también ha criticado a las mujeres que tienen reparos a la hora de votar por Hillary Clinton. Según la escritora, la ex primera dama no está compitiendo para recibir el título de Miss perfecta- reina- icono del movimiento feminista. Ella está compitiendo para ser presidente de Estados Unidos Los reproches sobre la existencia de un techo de cristal político tienen como telón de fondo el mayoritario voto femenino en las primarias y caucuses del Partido Demócrata. Asimismo, algunas mujeres identificadas con Hillary ven en el fenómeno de la Obamamanía un equivalente a la situación laboral en la que un joven carismático prospera a costa de mujeres con más experiencia y preparación. Con todo, ese sospechado fenómeno de resentimiento no estaría llegando hasta las votantes de menos edad del Partido Demócrata, mujeres que quizá no han compartido las mismas dificultades laborales que sus madres y que, de acuerdo a las encuestas a pie de urna, no tienen problemas en votar por Obama. En contraste, para la numerosa generación de mujeres pertenecientes al baby- boom de los años cuarenta, y que ahora empiezan a jubilarse, la candidatura de Hillary tiene una trascendencia histórica. Esta fractura generacional puede incluso apreciarse dentro del propio movimiento feminista. Según Mandy Benson, líder de NOW en California, todas tenemos el derecho de apoyar al candidato de nuestra elección y esa posibilidad de elegir no puede amenazar nuestro feminismo Las jóvenes votan distinto