Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 16 s 3 s 2008 Elecciones 9 M s Análisis ESPAÑA 17 Nacionalismos e investidura Más allá de que el PSOE ha ganado las elecciones y el Partido Popular no ha conseguido sus objetivos, el fracaso del nacionalismo (o de los nacionalismos) ha sido otra de las grandes conclusiones de estos últimos comicios mostrado más contento, por haber sostenido igualmente su número de diputados, ha sido CiU. Pero la coalición catalana ha perdido más de 60.000 votos, lo que supone, asimismo, más del 7 de los conseguidos en 2004. El resto ha sido un desastre. El PNV ha dejado en la cuneta 120.000 votos y un escaño, quedando por detrás de los socialistas en las tres circunscripciones vascas. Lo de Esquerra ha sido, sencillamente, la debacle: 350.000 votos y 5 escaños menos. Si se tiene en cuenta que el sistema electoral castiga la proporcionalidad y premia a los nacionalistas, las cifras son más que significativas. Es lógico que en ERC se despierten las batallas y que en el PNV aparezca, más sórdida que silenciosa, la polémica sobre el callejón sin salida al que le han llevado los planes (el Plan y la política de alianzas políticas) de Ibarretxe. EA, por último, no ha logrado representación. Si la deriva de los nacionalismos ha ido de los intereses (a veces, por no respetar la igualdad, irritantes) a las exigencias de soberanía, el varapalo no puede considerarse sino una buena noticia. El PSOE, sin embargo, no ha conseguido mayoría absoluta y su candidato, Rodríguez Zapatero, tiene que pasar el trámite de la investidura. Han empezado, por tanto, antes que las negociaciones, los globos sonda, aunque algunos sean más o menos espontáneos y poco o nada ratificados por el partido. Que si Duran i Lleida podría ser presidente del Congreso, dijeron algunos socialistas catalanes para quitarse, además, el mal trago de ver a José Bono en ese puesto. Que si el PNV debería ser, en estas circunstancias, un socio necesario, aunque a los socialistas vascos, triunfantes en los comicios, compatibilizar un acuerdo en Madrid con la oposición al tripartito en el País Vasco les asusta más que un nublado. Se sondea, en definitiva, más una abstención en la investidura, para evitar a sus ojos una dependencia del PP, que un apoyo que, en las actuales circunstancias, parece imposible. O debería ser imposible, más bien, porque sería una mala broma que el PSOE, después de tan rotundo triunfo a costa de la desafección de los electores a los nacionalistas, terminara salvándoles de la derrota con cesiones y acuerdos políticos. En el caso de CiU, además de una exigencia de desarrollo estatutario que va más lejos de lo que razonablemente se puede pactar, está el problema de los acuerdos de gobierno en Cataluña, ya heridos por la bancarrota electoral de Esquerra. En el caso del PNV sería absurdo el entendimiento cuando sigue sosteniendo el proyecto de autodeterminación, incluida la esperpéntica consulta del 25 de Germán Yanke MADRID. Ya lo veían venir y, en la última fase de la campaña, trataban de poner en valor, más que su importancia electoral, la que les da un sistema electoral en el que son muy difíciles las mayorías absolutas y el previo enfrentamiento entre los dos principales partidos, su papel en la gobernabilidad. Ese era su gancho electoral y la disculpa doctrinal ante lo previsible de su descenso en votos. El BNG, que ya era claramente minoritario, se ha mantenido como estaba, aunque el partido nacionalista que se ha En el PSOE parecen mayoría los que creen que hay que variar el rumbo y hallar puntos de encuentro con el PP octubre, mientras en su seno el sector de Egibar pide mayor radicalidad, como si su ausencia hubiese sido la causa de la pérdida de apoyo. Esas circunstancias deben completarse con dos elementos. De una parte, parece mayoritaria la opinión socialista acerca de la conveniencia de gobernar en solitario con apoyos puntuales y, al mismo tiempo, acerca de la necesidad de variar el rumbo de la anterior legislatura y encontrar puntos de encuentro con el PP. En el otro lado, el de los populares, se oyen también voces sobre la utilidad de esos consensos ya que su ausencia ha sido una de las principales críticas estos últimos años. Incluso se apela a ello desde algunos, no todos, de los corifeos más recalcitrantes del PP. Rajoy anunció que, si ganaba, hablaría con el PSOE para negociar su abstención en la investidura, lo que no obliga a que ahora se le pida que lo haga él. La responsabilidad de salvar la investidura es del presidente que tendría que tomar la iniciativa y desplegar las propuestas. Es su responsabilidad y, si lo hace o no, revelará realmente si las cosas van a cambiar y si ha tomado nota del poco apego que suscitan entre los electores los que han sido unos socios claves en tantas fundamentales políticas. HOY DOMINGO DÍA 16, ABRIMOS EN MADRID EL CORTE INGLÉS DE 11 A 21 H Y TIENDAS EL CORTE INGLÉS DE 10 A 22 H. Excepto nuestros centros de Sanchinarro, Parquesur, El Bercial y Arroyosur abiertos de 10 a 22 H. Ordenador portátil FUJ I TSU S I E MENS AMILO PI 2512. 2 Gb de RAM, 250 Gb de disco duro y Windows Vista Premium. ESTUCHE CON CORBATA Y GEMELOS DUSTIN. Consola N I N TENDO DS lite Juego MA S BRA I N TRAI N I N G. Sólo en El Corte Inglés. LE MALE DE JEAN PAUL GAULTIER. Por la compra del eau de toilette de 125 ml, REGALO DE UN GEL DE DUCHA DE 50 ML Y DE UN BÁLSAMO AFTER SHAVE DE 30 ML. Teléfono móvil libre NOKIA N 81 8 GB. Reproductor MP 3, sonido HiFi, altavoces estéreo, bluetooth, microUSB, cámara de 2 megapíxeles. La mejor música de KISS FM. VOL. 2 2 CD +1 DVD.