Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 16- -3- -2008 IU tendría 14 escaños, y Rosa Díez cuatro, si España fuera una circunscripción electoral 15 EL DISCURSO DE ZAPATERO TERRORISMO ECONOMÍA Tiene que ser posible la unidad hasta la completa erradicación de ETA. Por mí no va a quedar VÍCTIMAS Tenemos que corresponder a esa confianza alcanzando el pleno empleo, rebajando su temporalidad ARTISTAS Blanco llevará los contactos con otros grupos, que comenzarán tras la Semana Santa G. S. MADRID. El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, fue facultado ayer por José Luis Rodríguez Zapatero para llevar a cabo los contactos con las distintas formaciones políticas que desembocarán en la investidura del presidente del Gobierno. Ayer, tras finalizar el Comité Federal, Blanco explicó en rueda de prensa que comenzará esos contactos a partir del lunes 24 de marzo, el mismo día en que la Ejecutiva Federal del partido designará la dirección de los grupos parlamentarios de Congreso y Senado. El número dos del partido no quiso adelantar nada de los pactos. Ni siquiera si estos serán escritos o no. La única línea roja en el diálogo es la que han expresado los ciudadanos con sus votos a un partido que es bastante rojo Además, pidió que se eviten todo tipo de especulaciones sobre posibles condiciones al PSOE por parte de los socialistas vascos o catalanes. Lo único que quiso dejar claro José Blanco es que su partido representa un proyecto que ha sido mayoritario en la sociedad y, a partir de ahí, tratará de configurar el mejor Gobierno UNIDAD SIN CONDICIONES PARA EL FIN DE ETA Zapatero renuncia a explicar cómo piensa recuperar la unidad de los demócratas frente al terrorismo; las cláusulas de ese nuevo pacto antiterrorista POR PABLO PLANAS Una semana después de la renovación electoral de su cargo, Zapatero empieza a lanzar inequívocas señales sobre su ambigüedad. Está claro que pretende acabar con el terrorismo, incluso con el internacional (para entendernos, con el islamista) pero nada se sabe si en esta ocasión va a primar el entusiasmo dialogante del proceso de paz o el Estado de Derecho. El electorado vasco ha sido tan generoso con el intento de Zapatero que ha otorgado al socialismo vasco la cantidad de votos necesaria para superar al PNV tal vez por la perseve, rancia socialista en formular recetas políticas y diálogo ante delitos como el asesinato y la extorsión. Cabe suponer que en esta ocasión la oferta de Zapatero para recuperar la unidad contra el terrorismo estará más cerca de los contenidos del Pacto Antiterrorista que de los del pacto de Estella, aunque nadie puede descartar porque se lo haya oido al presidente del Gobierno que entre sus planes esté otra negociación, lo que convierte su oferta en una carta en blanco que el PP debe firmar sí o sí antes de saber su contenido. Donde también ha recibido Zapatero una recompensa electoral es en Cataluña. Se mantiene el hábito de que los socialistas ganen las elecciones generales y pierdan las autonómicas. Y como eso no ha cambiado (aunque el apoyo de ERC e IC permita gobernar a Montilla, que perdió las autonómicas en votos y en escaños) Zapatero corrige a la baja las pretensiones del PSC, que incluyen el lobby ministerial catalanista (como el que pudo tener CiU) y la purga preventiva de Bono, a quienes los nacionalistas de toda procedencia han nominado para no ser presidente del Congreso. Puede subrayarse el grado de dificultad en las relaciones entre un hombre de pocas palabras y otro de pocas ideas pero lo cierto es que ambos se disputan la paternidad de una victoria, la que mantiene a Zapatero en la Moncloa a pesar de la inflación, el terrorismo y el paro. El pueblo español rindió a las víctimas un clamoroso homenaje el pasado domingo en las urnas Zapatero les agradece su aportación a la victoria asumiendo generosamente el riesgo de represalias profesionales del Ejecutivo, como hiciera Felipe González, al decir que si bien la gestión es buena, la explicación debe ser aún mejor Antes ya había dicho a El País que los resultados el 9- M no hubieran sido tan buenos de no haber estado gobernando o de hacerlo con otras alianzas en alusión a CiU. Tras las palabras de Montilla ante el Comité Federal, Miquel Iceta salió al pasillo a repartir copia del discurso- -es decir, lo llevaba escrito de antemano- -y a calmar las aguas ante los periodistas argumentando que el PSC no tiene miedo a que un eventual pacto con CiU desestabilice al tripartito catalán: Apoyaremos la decisión que tome Zapatero en cuanto a pactos, aseveró. Falta Isaías Carrasco. Como faltan todas y cada una de las víctimas que, a lo largo de cuatro décadas, ha causado entre nosotros la sinrazón de la barbarie terrorista. Quiero por ello empezar esta reunión del Comité Federal rindiéndole, rindiéndoles, un homenaje de reconocimiento y recuerdo El pueblo español les rindió un clamoroso homenaje el pasado domingo Así comenzó ayer su discurso Zapatero. Nada de esperanzas de negociación con los terroristas o cosa que se le parezca. Unidad con todos los partidos, especialmente con el PP porque la práctica totalidad de los españoles quieren vernos juntos a todas las fuerzas políticas en la lucha contra el terrorismo No ha sido posible en los pasados cuatro años- -advirtió- -pero tiene que serlo hasta la completa erradicación de la violencia criminal. Por mí y por nosotros no va a quedar. Y espero que se dé la misma pre- disposición en los demás dijo en relación al PP, sin más concreción y sin aclarar si volverá a negociar. Una oferta de diálogo que fue respondida por el presidente de Nuevas Generaciones del PP y diputado, Nacho Uriarte, con el argumento de que cuando Zapatero llegue a la unidad frente a ETA se va a dar cuenta de que estamos ya allí millones de españoles esperando El líder socialista dijo a los suyos que espera que inicialmente al menos el PP no vuelva a la estrategia de la crispación y se avenga a acuerdos en algunas materias, tras el fracaso del se rompe España o el entregamos España a ETA Para ello le citará en Moncloa a la vuelta de vacaciones. Completa erradicación de ETA López Garrido, Marcelino Iglesias, Álvarez Areces, Sánchez Vara y Barreda (de izquierda a derecha) CHEMA BARROSO