Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 LA ENTREVISTA DOMINGO 16 s 3 s 2008 ABC (Viene de la página anterior) Cuando nos sentamos y hablamos todo es perfecto, pero luego regresamos y oímos cosas distintas ATENCIÓN A LOS KURDOS CHOQUE CON SARKOZY Tras su triunfo, quiero reforzar la magnífica relación con Zapatero M. ERICE ANKARA. Las primeras palabras con el primer ministro, nada más entrar en la sala, oscilan entre fútbol y política. No se reprime al recordarme que el equipo de sus amores- -y de su pasado de futbolista profesional- el Fenerbahce, acaba de eliminar al Sevilla en octavos de final de la Champions. Cuando le felicito por ello, salta de inmediato a las elecciones españolas y, en su indisimulado estilo, se interesa por si Zapatero va a gobernar con comodidad. Es su estrecho colaborador y promotor de la Alianza de Civilizaciones que comparten. Mantiene que éste es el principal medicamento y el gran obstáculo contra el terrorismo islamista. Inicialmente, parece el entrevistador. ¿Al final, por cuánto ha ganado Zapatero? ro, y la de estar con círculos de empresarios. Fue realmente muy fructífero. Quiero seguir dando pasos y afianzar las relaciones políticas, y también las económicas, con España. Hay muchas áreas nuevas con posibilidad de negocio entre ambos países, especialmente en el sector de la energía. Por supuesto, mi mensaje de felicitación es para Zapatero. Ya se lo di por teléfono la noche de su victoria electoral y me gustaría también transmitírselo ahora, y que las nuevas elecciones hayan servido para consolidar la democracia en España. cómo podemos abrir escuelas en Turquía que enseñen en alemán. Y les dije que muy bien. No hay nada en contra de elevar el nivel de la educación. En Turquía tenemos una buena escuela para estudiar en alemán en Estambul. Es la mía (ríe) Y en otras escuelas, también públicas, el alemán es la lengua extranjera. Lo que dije en torno a eso es que en el caso de Alemania, para que los turcos que viven allí aprendan un buen alemán (como exigen las autoridades alemanas) primero debían aprender un buen turco. En diferentes estados hay escuelas turcas que enseñan en turco, y, por supuesto, el segundo idioma es el alemán. Porque una persona que no hable el idioma de su madre no podrá tampoco recordar a su país. Eso es lo que dije. Porque si lo que se fomenta es lo contrario, es algo extraño. Es racismo. Tenemos que trabajar en un proyecto que fortalezca las relaciones entre turcos y alemanes. Cuando estuve en Alemania, había habido una tragedia de diez turcos muertos en un incendio, cinco de ellos niños (en Ludwigshafen, con sospechas de atentado racista) y tengo que agradecer la sensibilidad mostrada por las autoridades alemanas. Pero cuando regresé a Turquía, ya había habido varios ataques más en distintas zonas. Tengo parientes en varios lugares de Alemania, y todos ellos me dicen: Tenemos miedo Si queremos considerarnos civilizados, tenemos que respetarnos entre nosotros. Sea entre turcos y alemanes como con franceses o españoles. Negros, blancos... No importa. Nuestros valores nos enseñan que nos debemos a nuestro Creador y a lo que ha creado. Debemos apoyarnos en el amor, que es el paso necesario para la paz. Si no nos basamos en el amor, tendremos luchas, tendremos guerras. En la provincia kurda vamos a construir 46.000 viviendas e inversiones que no se han hecho nunca -Antes ha aludido a la nueva Ley de Fundaciones en ciernes, que ha sido acogida con expectativas en algunos movimientos religiosos no musulmanes, que demandan más libertad religiosa. Sin embargo, para otros representa el peligro de que se convierta en un coladero para la proliferación a su amparo de organizaciones del islamismo más radical. ¿Qué va a hacer para evitarlo? -No le entiendo la pregunta... bir a un grupo en beneficio del otro. Somos un estado social, secular y democrático de Derecho, y como tal tiene que garantizar la apertura de las puertas de la Universidad a todas las chicas que quieran ir a estudiar allí. Sin discriminación. En el Parlamento, de 550 diputados, sólo 96 votaron en contra; 411 a favor. Ha habido pocos asuntos con tanto apoyo. Los legisladores han cumplido con su labor de resolver los problemas de la sociedad. -Alianza de Civilizaciones, contacto con empresarios, pero también preguntas incómodas sobre las reformas en Turquía. ¿Qué conclusiones sacó durante su reciente visita a España? -En el caso de los periodistas, me preguntaron por los cambios que estamos acometiendo, y en el caso concreto del velo en la Universidad, por ejemplo, les dije que les pagaba un billete de avión para que lo entendieran sobre el terreno. -Por quince diputados... -169. Ha subido cinco. ¿No eran 172? -Sí, pero ¿cuántos diputados ha sacado al final? -En principio, sí. Con pactos concretos... Por cierto, ¿qué espera de la nueva legislatura de Zapatero? -Pero, entonces, ¿va a gobernar Zapatero con comodidad? -Bueno, le hablo ya de resultados definitivos. -En primer lugar, hay una cuestión ética. En una democracia, cuando una organización no ha hecho nada, tú no puedes decir que ha tenido un comportamiento antidemocrático. Por ejemplo, una mujer embarazada. El hijo que nazca puede llegar a ser un asesino. ¿Podemos decir que hay que parar ese embarazo? Sencillamente, cuando una fundación se ponga en marcha, nosotros no podemos decir si es o no es una organización radical. Existe un procedimiento que consiste en una declaración de objetivos para los que se funda. Es imposible determinar ahí posibles excesos que pueda cometer después. El momento será cuando sus fundadores cometan esos excesos, y será entonces cuando pueda actuar la Justicia. Somos un estado de Derecho. Si alguien quiere hacer algo ilegal, no necesita constituir una fundación para hacerlo. -Me refiero a que pueda haber en el futuro organizaciones religiosas radicales que bajo la máscara de una respetable fundación tengan más facilidad para lograr fines violentos... -Espero que nuestro alto nivel de buenas relaciones continúe incrementándose. La razón de mi reciente viaje a España fue la de ver al Rey Juan Carlos y al primer ministro Zapate- -Me sorprendió mucho esa reacción. Estaba triste, porque yo hablé de cosas sensibles para ambos países. Las autoridades germanas me preguntaron -Si miramos hacia otros países europeos, como Alemania, su relación no pasa por el mejor momento. Sus recientes palabras en Colonia para insinuar que los turcos no están seguros en Alemania han sido muy mal recibidas. Hay muchas áreas nuevas con posibilidad de negocio con España, especialmente en el sector de la energía -Los valores están allí, pero no hay una integración real en la sociedad alemana. Por ejemplo, Francia acepta la doble nacionalidad en su pasaporte; por eso Francia es más avanzada que Alemania en este terreno. Alemania no la acepta. ¿Por qué? Tengo problemas para entenderlo. Estuve con Merkel y hablamos con muchos estudiantes que nos lo preguntaban. Es un buen momento para cambiar eso. ¿Y a quién cree que debe rendir cuentas la lealtad de los tres millones de turcos que viven en Alemania: a Alemania o, nostálgicamente, al país del que proceden? Erdogan, frente a Manuel Erice (ABC) a la izquierda; Florence Aubenas (Le Nouvel Observateur) y Rainer Hermann (Frankfurter) ABC