Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 RELIGIÓN www. abc. es religion SÁBADO 15- -3- -2008 ABC El Papa presidirá todas las ceremonias de Semana Santa El cardenal chino Joseph Zen escribe el Vía Crucis en el Coliseo y la colecta del Jueves Santo irá a un orfanato en La Habana ROMA. A pesar de que supone un gran esfuerzo físico, Benedicto XVI presidirá todas las ceremonias de Semana Santa en Roma, que comienzan mañana, Domingo de Ramos, con la Jornada Mundial de la Juventud y concluirán el Domingo de Pascua con la bendición Urbi et Orbi Cuba y China estarán muy presentes, pues el Papa ha decidido destinar la colecta del Jueves Santo a un orfanato de La Habana y ha encomendado escribir el texto del Vía Crucis nocturno del Viernes Santo en el Coliseo al cardenal chino Joseph Zen Ze- kiun, arzobispo de Hong Kong. El Santo Padre entra en la Semana Santa apesadumbrado por el fallecimiento de Chiara Lubich, la fundadora de los Focolares pero, sobre todo, por el asesinato del obispo de Mosul, Paulos Faraj Rahho, secuestrado el 29 de febrero. El presidente del Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz, Renato Martino, denunció que los cristianos de Irak son víctimas inocentes de una guerra infinita que volvió a declarar innecesaria e injusta. Al mismo tiempo que se prepara a llamar la atención sobre sión a pesar del esfuerzo físico que supondrá el viaje más largo de su Pontificado. Aunque le han aconsejado celebrar el Jueves Santo tan sólo la misa vespertina, el Papa presidirá también la de la mañana de ese día en la que se bendicen los santos óleos, por ser un encuentro con los sacerdotes de la diócesis de Roma. Por la tarde acudirá a la basílica de San Juan de Letrán, que es la catedral de Roma, para celebrar la misa de la Cena del Señor, en la que lavará los pies a doce sacerdotes. Durante esa ceremonia se invitará a los fieles a realizar un donativo especial para el orfanato La edad de oro en La Habana. JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL los problemas de los católicos en China, el Papa ha dirigido los contactos con las organizaciones religiosas judías para desactivar una peligrosa espoleta: la oración de la antigua misa tridentina en latín, que se utilizará por primera vez este Viernes Santo, y que ha provocado un brusco frenazo del diálogo con las autoridades religiosas judías precisamente cuando entraban en una fase prometedora, a diferencia del diálogo con el Gobierno de Israel, que resulta casi inútil. Benedicto XVI, inicia las ceremonias de la Semana Santa con la Misa del Domingo de Ramos, en la que se celebra la Jornada Mundial de la Juventud a nivel diocesano. El Papa renovará la convocatoria al encuentro mundial de jóvenes en Sydney el próximo 15 de julio, que está preparando con gran ilu- Ceremonia conmovedora Benedicto XVI celebrará la Misa de Resurrección y de Pascua e impartirá la bendición Urbi et Orbi El Viernes Santo, como es tradicional, el Papa preside la liturgia de la Pasión del Señor en la basílica de San Pedro pero no dirige la palabra a los fieles sino que escucha con ellos la homilía del predicador de la Casa Pontificia, Raniero Cantalamessa. Tan sólo imparte su bendición al final de los oficios. La ceremonia más conmovedora de ese día será el Vía Crucis nocturno en el Coliseo, siguiendo el texto que este año ha preparado el cardenal chino Joseph Zen Ze- kiun, un héroe de la defensa de las libertades. El gobierno chino reprime todas las organizaciones religiosas que no consigue controlar mediante la creación de asociaciones- títere sometidas al Par- LA MISIÓN Jesús Higueras ECHA A LA CALLE asos procesionales de una belleza única, hermandades y cofradías en las que participan generaciones ininterrumpidas, música sacra y un sinfín de elementos peculiares componen la piel de la Semana Santa española, un clamor cultural y sociológico que no es más que la expresión exterior de un profundo sentimiento religioso que sigue surcando por las venas de nuestro pueblo. LA IGLESIA SE P Por más que nos quieran presentar una España laica e indiferente al fenómeno de Jesucristo, es incuestionable la profundidad de nuestras raíces cristianas, que a través de los siglos han querido manifestar la profunda gratitud a un Dios que ha venido a la tierra para compartir con nosotros destino, para llorar con nuestras lágrimas y reír con nuestros gozos. Un Dios encarnado, Jesucristo, que en estos días manifiesta su amor por nosotros muriendo en el patíbulo de la Cruz y devolviéndonos la esperanza con su Resurrección. Y es que un pueblo que no conoce su historia desconoce su identidad, y si falta ésta falta sentido y destino. Por eso la Iglesia, desde hace siglos, se echa a la calle para seguir cumpliendo con su tarea evangelizadora, en este caso por medio de la cultura y las costum- bres que nos han definido siempre. Pero no nos quedemos sólo en lo externo, pues no salva al hombre simplemente el hecho de participar en los actos propios de esta semana. Es necesario profundizar cada día más en el misterio que nos es anunciado. Es necesario acoger con sinceridad de corazón el Don tan grande que nos es regalado por la Muerte y Resurrección de nuestro Salvador. Necesitamos que este misterio se haga realidad en nuestra historia personal, acompañar realmente a Cristo y dejarnos acompañar por su gracia salvadora. En definitiva la Iglesia, un año más, nos ofrece la posibilidad de actualizar y revivir los acontecimientos más importantes de la historia de la humanidad, pero esto sólo será posible en el alma de aquellos que necesiten un Salvador y que con su libertad lo acojan. tido Comunista como es la Asociación Patriótica Católica. En junio del pasado año, el Papa escribió una carta a todos los católicos chinos, es decir, a los miembros de la Iglesia Patriótica y a los miembros de la Iglesia clandestina, para pedirles que se unan en torno a los obispos reconocidos por la Santa Sede. Y también para proponer a los sacerdotes y obispos de la Iglesia clandestina que se sometan a los trámites de registro impuestos por el Gobierno, donde sea posible hacerlo, sin renunciar a la independencia mínima necesaria para predicar la fe. El cardenal Zen manifestó a la agencia Zenit que preparar las meditaciones del Vía Crucis ha sido un trabajo difícil, pero lo acepté sin dudar pues interpreté la invitación del Papa como un deseo de que yo llevase al Coliseo la voz de los fieles de China El propio Zen confesó que mientras escribía los textos me ponía de la parte de Jesús y de mis hermanos perseguidos, y alimentaba sentimientos de odio no muy cristianos respecto a sus perseguidores. Después me di cuenta de que yo también, por mis infidelidades, merezco ser incluido entre los desertores, traidores Calendario litúrgico Domingo de Ramos. 9.30 horas. Bendición de los Ramos y Misa en la Plaza de San Pedro. Jueves Santo. 9.30 horas. Santa Misa Crismal en la Basílica Vaticana. 17.30 horas. Misa de la Última Cena en la Basílica San Juan de Letrán. Viernes Santo. 17. 00 horas. Celebración de la Pasión del Señor en la Basílica Vaticana. 21. 15 horas. Vía Crucis en el Coliseo. Sábado Santo. 21.00 horas. Vigilia Pascual en la Basílica Vaticana. Domingo de Resurrección. 10.30 horas. Misa en la Plaza de San Pedro. 12.00 horas. Bendición Urbi et Orbi en el balcón central. y perseguidores. Espero que todos realicemos esta conversión El Papa celebrará la Misa de la Resurrección el Sábado Santo por la noche en la basílica y también la Misa del Domingo de Pascua en la plaza de San Pedro, al término de la cual impartirá la bendición Urbi et Orbi a la Ciudad y al mundo entero.