Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 15 s 3 s 2008 ESPAÑA 21 Los aviones espía para Afganistán no tienen pista para empezar a operar El Gobierno enviará primero a 36 militares y luego lo consultará con el Parlamento P. CERVILLA MADRID. Los cuatro aviones espía sin tripulantes que el Gobierno adquirió el 27 de abril de 2007 por 14,37 millones de euros no pueden comenzar a operar en Afganistán porque la pista para su despegue y aterrizaje no está en condiciones. Este es ahora el nuevo obstáculo con el que se encuentran los aparatos adquiridos por el Ejecutivo para garantizar la seguridad de las tropas en esta peligrosa misión, según aseguraron a ABC fuentes solventes. Al inicial retraso acumulado para su entrada en funcionamiento, prevista para final de 2007, se une ahora este incidente que se han encontrado los fabricantes de los UAV que hoy tienen previsto comenzar el montaje de los aparatos, ya en suelo afgano. Un equipo de técnicos tenía previsto viajar ayer a Afganistán para iniciar hoy esta operación de montaje, que se puede prolongar durante unas dos semanas. Pero el problema está en que, aunque pueden montarlos, es imposible probarlos en vuelo, porque la pista no está habilitada. No está en condiciones y no pueden empezar a probarse. Parece mentira, el Gobierno ha tenido un año para prepararla comentan estas fuentes. Para el funcionamiento de estos aviones, el Gobierno tiene que enviar 36 militares más a Afganistán. El despliegue urgente de este contingente fue aprobado ayer por el Consejo de Ministros, pero no será sometido a la autorización del Parlamento, como marca la Ley de Defensa Nacional, hasta que se constituya. En este caso, el Ejecutivo en funciones se acogió ayer al artículo 17.3 de la citada Ley, que señala que, por razones de máxima urgencia no necesita ser ratificado ahora por el Congreso. A pesar de no contar con el respaldo de la Cámara baja, el ministro ha recibido el apoyo de PP, PSOE, CiU y PNV según informa Ep. Este envío de tropas sin contar con el Parlamento ha merecido el rechazo de Izquierda Unida. En este sentido, el coordinador de esta coalición, Gaspar Llamazares, ha presentado en el Registro de la Cámara Baja una solicitud para que se convoque la Diputación Permanente y se decida sobre esa comparecencia. IU se hace eco de algunas informaciones según las cuales Alonso sólo había comunicado este despliegue al líder del PP, Mariano Rajoy, cuando la Ley de Defensa Nacional aprobada la pasada legislatura establece que cual- Rechazo de IU Soldados españoles parten desde Almería a Afganistán el pasado lunes quier envío de tropas al exterior debe contar con la aprobación previa del Congreso Por ello, Llamazares considera que no se puede aplicar ningún otro artículo de esta ley para justificar por razones de urgencia este incremento del contingente destinado a un país en claro conflicto armado. Sobre todo- -añade- cuando el Gobierno del PSOE no ha reconocido claramente en ningún momento el serio peligro que co- REUTERS rren nuestros soldados allí destinados e insiste en que sólo actúan en misiones de apoyo táctico y de reconstrucción Más información sobre el despliegue en Afganistán en: www. mde. es Seguridad de las tropas El despliegue de estos aviones es fundamental para garantizar la seguridad de los 742 militares que se encuentran en la zona oeste de Afganistán en las localidades de Herat y Qala i Naw. Los primeros problemas que se detectaron fueron con el software y ello provocó un retraso en la fabricación de los aparatos, que se adjudicaron a una UTE integrada por EADSCASA, Indra y la israelí IAI, con la participación de la española Aries en la ingeniería. Los aviones se construyeron en Israel y su llegada se demoró, además, por problemas en la tramitación administrativa de los permisos del avión que tenía que traerlos a España. Finalmente, los aviones fueron presentados el pasado día 19 de marzo por el ministro de Defensa, José Antonio Alonso. Zapatero vuelve a eludir el contencioso de Gibraltar en su segunda reunión con Brown L. AYLLÓN, ENVIADO ESPECIAL BRUSELAS. José Luis Rodríguez Zapatero y Gordon Brown siguen sin hablar de Gibraltar. Ayer, en Bruselas, volvieron a reunirse aprovechando una cumbre comunitaria, como lo hicieron en octubre del pasado año en Lisboa, pero el contencioso del Peñón no encontró un hueco en sus agendas. Y ello, a pesar de que un buque chatarrero- -el New Flame -se encuentra semihundido en aguas de la bahía de Algeciras desde hace siete meses, con peligro de contaminación, lo que ha provocado varias protestas formales de las autoridades españolas al Reino Unido. Los británicos además, según algunas fuentes, llegaron a argumentar en la cumbre que concluyó ayer en Bruselas y en la que se habló del proyecto de Unión por el Mediterráneo, que ellos también tenían algo que decir en relación con ese asunto, entre otras cosas por Gibraltar. Sin embargo, Brown eludió responder a una pregunta sobre si la colonia británica acogería una hipotética Cumbre de la Unión por el Mediterráneo, en caso de ejercer Londres su copresidencia. En cualquier caso, el presidente del Gobierno español justificó la ausencia del asunto en sus conversaciones con Gordon Brown en que es una tarea que habitualmente hacen los cancilleres y dijo que, en los últimos tiempos, las relaciones con Londres se han desarrollado con tranquilidad y con acuerdos. España y el Reino Unido pusieron en marcha un foro de diálogo en el que participan también las autoridades gibraltareñas y en cuyo marco se ha anunciado una reunión a nivel ministerial para abordar las cuestiones relacionadas con el medio ambiente. Sin embargo, todo apunta a que la reunión no tendrá lugar hasta que haya nuevo Ejecutivo español, en la primera quincena de abril. Zapatero indicó que de lo que sí habló con Brown fue de las políticas de educación y de cuestiones económicas.