Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 15- -3- -2008 Los aviones espía para proteger a las tropas en Afganistán no tienen pista de aterrizaje 11 abortarán. A veces, para el traslado, llamaba a Morín, quien le enviaba un vehículo logotipado de la Fundación Morín, un Mercedes gris plateado. Esta mujer y Morín empleaban claves para explicar que la paciente no se ajustaba a los supuestos permitidos por la ley para abortar. Te llevo a una señora de 30 años decían, para que él supiera que la paciente se hallaba en la semana 30 de gestación. Una vez a la semana, esta empleada de la antigua clínica de Morín se reunía con él para pasarle nota de las clientas que le había remitido y cobrarse su comisión La nueva responsable de la clínica donde trabaja esta mujer desconocía esta actividad paralela. También en la propia Ginemedex se recibían solicitudes de abortos fuera de los supuestos recogidos por la ley. En este caso, los denunciantes afirman que la consigna era decir por teléfono que no se podía asegurar que se les iba a practicar la intervención. Se les comunicaba que era importante que se dirigieran a la clínica para ser valoradas por el comité científico, que llevaran dinero en metálico en una cantidad siempre superior a los 4.000 euros, dependiendo del estado de gestación En cuanto a las llamadas a otro de los centros, TCB, algunas en avanzadísimo estado de gestación (más de 30 semanas debían derivarse, según las denuncias, a la esposa de Morín. En TCB se pedía un mínimo de 5.000 euros en efectivo. Las clínicas de Morín recibían alrededor de 15 llamadas semanales de pacientes que solicitaban un aborto de más de 24 semanas. La Conferencia Episcopal insta al Gobierno a abolir la ley del aborto MADRID. El Episcopado ha pedido al Gobierno, con motivo de la celebración el próximo 31 de marzo de la VII Jornada de la Vida, la derogación de la ley del aborto, al considerarla una normativa injusta A través de una nota de la Subcomisión Episcopal para la Familia, los obispos hacen un llamamiento a los políticos a remediar el enorme drama humano que el aborto supone para el niño en el seno de su madre, para la propia madre, y para la sociedad entera al tiempo que reclaman un apoyo más eficaz a las mujeres embarazadas. Así responden los prelados a la conmoción que ha provocado en la sociedad ciertas prácticas abortivas y la crueldad de los medios utilizados para ocultarlos Frente a esta situación, también recuerdan a los católicos que no pueden admitir en ningún caso prácticas como el aborto, la eutanasia o la producción, congelación y manipulación de embriones humanos Por el contrario, afirman, deben movilizarse para afrontar los múltiples ataques a que está expuesto el derecho a la vida que es un valor sagrado, que todos debemos respetar y que las leyes deben proteger Por último, insisten en que aún considerando como un gran avance el cese de la práctica ilegal del aborto, la acción genuinamente moral y humana sería la abolición de la ley. La Generalitat guarda silencio sobre el sida del abortista La Consejería de Salud se refugió en la confidencialidad de los datos para no informar a la juez de algún posible contagio M. J. F. BARCELONA. La Consejería de Salud de la Generalitat eludió ayer confirmar si se recibió en su día la comunicación hospitalaria en la que consta que el doctor Carlos Morín es portador del virus del sida. Portavoces del departamento se limitaron a manifestar que, a requerimiento de la autoridad judicial, se envió un escrito de respuesta. Este documento, del que ayer daba cuenta este diario, se recoge en el sumario judicial del caso. En éste también se certifica que el hospital donde se le detectó el virus confirmó que se notificó este hecho en su día al Departamento de Salud, siguiendo las norma establecidas Los portavoces de Salud reiteraron ayer que el registro sobre personas afectadas es confidencial, que su función primordial es epidemiológica y que no se contempla el estudio de contactos ni de contagios a otras personas a pacientes infectados por el VIH La juez reclamaba a Salud información dada la profesión de médico de Morín, pero no obtuvo respuesta sobre si el hospital les había informado en su día de las circunstancias sanitarias de este facultativo. Tampoco la recibió sobre si a la Generalitat le consta que se haya producido algún contagio a pacientes por parte del doctor Carlos Morín en el ejercicio de su profesión. La respuesta de Salud a la encargada de la instrucción judicial alude de manera reiterada a la confidencialidad de los datos. En respuesta a si se han adoptado medidas por lo que se refiere al ejercicio de su profesión por parte de Morín, la Generalitat reconoce que no, porque en ningún momento se han utilizado los datos del registro para identificar a personas, ni la profesión de las mismas Generalitat resalta que en el capítulo 6 sobre aspectos ético- legales se afirma que en cualquier caso, hay que tener siempre en cuenta que un profesional sanitario infectado tiene los mismos derechos que cualquier otra persona infectada por el VIH, por lo que se refiere a la no discriminación, al respeto a la intimidad y la preservación de la confidencialidad, y el derecho al trabajo Según Salud, epidemiológicamente sólo estaría justificado conocer el seroestatus de alguien, cuando una tercera persona se hubiera relacionado con ella con una práctica susceptible de transmitirle la infección. Entre esas prácticas se cita, precisamente, el accidente sanitario profesional con exposición apreciable a sangre Sin embargo, a renglón seguido, añade Salud que, si este fuera el caso que motiva la consulta de la juez, cree necesario poner en su conocimiento que existen otras fuentes que pueden aportar la información consultada, como por ejemplo el propio profesional supuestamente infectado, ya sea de manera verbal, ya sea consultando su historia clínica o mediante una prueba serológica a partir de una muestra biológica Estas opciones aportarían información sin poner en riesgo la legitimidad, y continuidad del registro de casos de sida Tras estas consideraciones, Salud pide a la juez que tenga a bien reconsiderar la solicitud de información en los términos formulados LAURA DANIELE Dinero en metálico Los mismos derechos En cuanto a la petición judicial sobre si existe normativa o protocolo de cómo actuar en caso de profesionales de la salud diagnosticados de VIH, las autoridades sanitarias hacen referencia a un manual en el que se dan recomendaciones. La Salud reconoce que no se adoptaron medidas por lo que se refiere al ejercicio profesional del ginecólogo Morín