Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN SÁBADO 15 s 3 s 2008 ABC POSTALES JUGANDO A LA ITALIANA allá de lo que le había autorizado el Congreso e inEO los periódicos, oigo la radio, veo la tele, y cluso después de ETA hubiese vuelto a matar? Lo de lo único que se habla es del PP. Zaplana se indignante era que el PP no apoyase al Gobierno va, Gallardón se queda, Acebes ni se va ni se en la lucha antiterrorista. ¿Que aparecían síntoqueda, Rajoy se va, se va, se va, pero se queda, Espemas preocupantes en la economía? El PP estaba ranza se requetequeda, Camps llega, Aznar, de motrayendo una crisis con sus alarmismos. Y mento, missing. Aquí parece haber sólo un así sucesivamente. Como si no tuviera baspartido, el PP, mientras el PSOE es una baltante con sus muchos errores, el PP tenía sa de aceite que sólo se agita para aplaudir que cargar también con los del adversario. al máximo lider y congratularse de que le Como si el que gobernase fuera Rajoy, no sonrían Bush y Sarkozy. Zapatero. Y les dio resultado, ¡vaya si les Hasta que me doy cuenta de que esto no dio! Tanto, que parecen dispuestos a sees nuevo, de que es una prolongación de lo guir con la misma estrategia. Lo que resulanterior: ceder al rival todo el protagonisJOSÉ MARÍA ta, como el juego de los equipos italianos, mo, para meterle gol en cuanto se descuiCARRASCAL un tanto aburrido. da. Como los equipos italianos, maestros Porque, digo yo, nos gustaría saber un del contragolpe. Fue la táctica del PSOE dupoco más de con quién va a pactar Zapatero para rante la pasada legislatura. ¿Que Zapatero daba a gobernar, si hace más caso a Montilla o a Mas, al Cataluña un estatuto dudosamente constitucioPSV o al PNV, cuál va a ser el destino final de Bonal? ¡Hay que ver el anticatalanismo del PP, que se no, si habrá renovación de gabinete, si Rubalcaba niega a aceptarlo! ¿Que negociaba con ETA más L se va, si entra Pepiño (supuesto que haya estado fuera alguna vez) si el Pacto del Tinell se mantiene o se da por amortizado, si volverá a negociarse con ETA en caso de que ésta anuncie una nueva tregua y otros asuntos por el estilo. Aunque lo que quisiera saber sobre todo es cómo va a afrontarse el desacelerón económico, que ya está aquí, y nosotros con estos pelos. Cómo van a cuadrarse las cuentas con un crecimiento del 2,7 por ciento, habiendo previsto un 3,1, con una inflación del 4,4, cuando se preveía del 3, con el barril de petróleo a más de cien dólares, cuando se había calculado a sesenta, con menos competitividad y más paro que nuestros vecinos... Eso es lo que nos gustaría saber. Y eso es lo que no se dice, de lo que no se habla. De lo que se habla es de Zaplana, de Acebes, de Aguirre, de Gallardón, de Rajoy, de Aznar y de la guerra de Irak siempre que se tercie. Como si lo importante fuese la oposición, no el gobierno. Como ha venido ocurriendo durante los últimos cuatro años. ¿O como siempre? Los españoles somos especialistas en cambiar para seguir lo mismo. Y a veces, incluso sin cambiar. Como ahora. CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Homenaje al mundo etarra Si no fuera cierto, me costaría mucho creer que el fiscal, con una ceguera jurisprudencial sin parangón, no puede ver delito en la rotulación de una plaza vasca con el nombre de un etarra, es decir, un asesino, un secuestrador, un cobarde que empuña su pistola a escasos centímetros de la nuca de su víctima para enviarle, sin su permiso, al valle de Josafat; en fin, que a un prodigio, un prócer de la condición humana, le haya sido otorgado el honor de decorar con su nombre una plaza del País Vasco, Argalaren Enparantza. Ante tan modélica distinción, seguro que habrá quien se anime a seguir sus pasos con el fin de llevarse por delante unas cuantas almas, y así también lograr tan emblemático reconocimiento. El fiscal, para justificar su invidencia, alega que la decisión fue tomada hace muchos años por un alcalde y una corporación que nada tienen que ver con los actuales. Realmente me sorprende un argumento de tanta enjundia, consistencia y peso. Desconocía que para ajustarse al cumplimiento de la ley, el razonamiento de los tiempos pretéritos tenía tanto fundamento, y que el hecho de pertenecer a banda armada, de tener en el haber delitos de sangre, no es trama ni materia para imputar delito alguno. Carmen Muguiro Correo electrónico Becas de investigación a la baja Sorprendentemente he escuchado durante esta reciente campaña electoral que las becas destinadas a la investigación han aumentado, que casi se ha triplicado el dinero en ciencia y que va a mejorar aún más. Es difícil conocer si esto es cierto porque dichos datos nunca son fáciles de obtener para el ciudadano de a pie, pero lo que sí notamos los que trabajamos en ciencia es que pedir una de estas becas cada vez es más farragoso. No contentos con los continuos retrasos en las convocatorias anuales a las que el Ministerio de Educación y Ciencia nos tiene acostumbrados, el año pasado suprimieron una de las dos convocato- rias anuales de becas postdoctorales para trabajar en el extranjero. Eso significa que si una persona obtiene el título de doctor un mes después de cerrarse la convocatoria, debe esperar un año entero, más el tiempo de resolución (que raramente baja de los cuatro meses, y fácilmente llega a los seis) para poder disfrutar de esta beca y continuar con su trabajo postdoctoral. Las facilidades para conseguir un contrato durante ese periodo de incertidumbre no son muchas tampoco, y así nos encontramos con científicos plenamente formados trabajando gratis en el laboratorio donde desarrollaron su investigación predoctoral porque no tienen otra opción, y muchos otros que abandonan la carrera científica por algo tan triste como no poder vivir del aire durante el año y medio que tendrá que transcurrir para, con un poco de suerte, poder disfrutar de esa beca que le permita ir al extranjero a mejorar su formación, algo que por otro lado es casi imprescindi- ble si queremos equipararnos a nuestros homólogos europeos en cuestiones científicas. ¿Por qué ningún gobierno le dedica un poco de atención a esto? ¿Será porque seguimos pensando aquello de que investiguen otros Diego Molina Serrano, investigador predoctoral del Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas (Universidad Politécnica de Valencia- CSIC) No a las multas lingüísticas Me acabo de enterar de los seiscientos euros de multa que le han impuesto a un comerciante de mi barrio por tener el rótulo de su tienda en castellano en lugar de catalán. Me parece increíble que es- to ocurra en España. En el primer debate electoral, Zapatero dijo que no se debería encizañar con la lengua. Digámoslo ya bien claro: quien encizaña con la lengua es el Gobierno socialista de Cataluña, que ha asumido como propias las prácticas más radicales del independentismo catalán y está multando a los ciudadanos que tienen el letrero de su comercio en castellano. Señor Zapatero: acabe con estas sanciones propias de una dictadura lingüística y que atentan contra la libertad de las personas de utilizar la lengua que libremente decidan. Ya que habla tanto de derechos, yo le pido el derecho a rotular en español en lugar de catalán sin que me multen. Carmen López Barcelona Destinos paradójicos Estos días se está hablando muy poco, porque el silencio oficial es estruendoso de la noticia que ha difundido ABC sobre las fosas con restos humanos halladas en Alcalá, entre otras cosas porque pertenecen a asesinados por el Frente Popular y porque uno de ellos podría ser el mítico líder del POUM (Partido Obrero de Unificación Marxista) el catalán Andrés Nin, torturado y asesinado por los comunistas estalinistas, amparados por el Gobierno de la República. Como curiosidad, no deja de resultar paradójico en la historia de Andrés Nin y del POUM un hecho bastante ignorado y que a la izquierda le cabrea notablemente: el líder y secretario general del POUM al estallar la guerra no era Nin, sino Joaquín Maurín. Nin era un destacado miembro de la Ejecutiva del partido, realmente el número dos, que accedió al liderazgo después del Alzamiento del 18 de julio por la sencilla razón de que éste pilló a Joaquín Maurín en Galicia, que era, como es sabido, zona nacional. Y lo curioso del asunto es que mientras Nin fue secuestrado, salvajemente torturado y finalmente asesinado por sus correligionarios del Frente Popular, Joaquín Maurín, que fue arrestado por los franquistas, fue puesto en libertad en 1946 (a la vez que el famoso líder anarquista Cipriano Mera) Se marchó a Nueva York y allí falleció de muerte natural a los 77 años de edad. Jorge Álvarez García- Bernardo. Madrid