Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN SÁBADO 15 s 3 s 2008 ABC AD LIBITUM UN NUEVO 2 DE MAYO UANDO José María Aznar y Rodrigo Rato- -ellos sabrán por qué- -impidieron la fusión entre Endesa e Iberdrola, además de acreditar la vocación intervencionista de quienes se decían liberales, pusieron en marcha el complicado zigzagueo que vienen padeciendo, o disfrutando, nuestras dos primeras compañías eléctricas. Ahora le toca el turno a Iberdrola, a la que asedia- ¿como conmemoración del 2 de mayo de 1808? -la EDF, la primera compañía energética francesa- -lo que está muy bien- que tiene una fuerte presencia y control de capital públiM. MARTÍN co- -lo que resulta inadFERRAND misible en el seno de la UE- Los problemas que no se resuelven en su momento, cuando toca crecen y engordan. Todo parece indicar, envueltos en la niebla que suele acompañar los acuerdos entre líderes intervencionistas en el seno de una economía competitiva y de mercado, que Nicolás Sarkozy y José Luis Rodríguez Zapatero le han dado su visto bueno a la operación y que, sin tardar mucho, el coloso francés adquirirá algo menos del veinte por ciento del capital de Iberdrola. Quienes mantenemos viva la capacidad para el escándalo, como si fuéramos jóvenes, tenemos que expresar indignación frente al caso y sus procedimientos. ¿Quiénes son Sarkozy y Zapatero para acordar, o no acordar, algo que, en el caso de la empresa española, sólo deben decidir sus propietarios; es decir, sus accionistas? A mayor indignación, la que provoca que el Estado francés pueda ocupar una empresa privada española. ¿Podríamos nosotros, dentro de la simetría que resulta exigible en el marco europeo, adquirir una parte significativa de EDF? Para que el caso resulte más irritante y risible, parte del pago de la compañía francesa a la española se hará en especie y, de ese modo- ¿para que Zapatero pueda cumplir con sus posturas antinucleares? Iberdrola pueda disponer de alguna central nuclear en territorio galo. El futuro energético nacional pasa, guste o no, por la energía nuclear y mejor será decirlo y asumirlo antes que después; pero esta situación híbrida y vergonzante no es de recibo. Nucleares, sí; pero en Francia. Como si ello alejara los absurdos fantasmas que la defensa de intereses bastardos en lo económico y fanáticos en lo político han hecho volar sobre las centrales nucleares, que, en la realidad, producen energía limpia y más barata que las eólicas y solares que cantan quienes no están dispuestos a ducharse con agua fría y gritan en verde. Zapatero se va hoy a descansar- ¿a pensar? -al Coto de Doñana y parece que aquí lo único que ha pasado es que el PP ha perdido las elecciones; pero quizá no sea casualidad que, mientras nos entretenemos con el involuntario señuelo popular, la eficaz máquina socialista está haciendo, sin coste alguno de imagen pública, una de sus acostumbradas chapuzas. HAY MOTIVO RAJOY Y ALEJANDRO L divino Alejandro, conquistador del mundo, vención o hábito. Y el pintor sin peculio estableció luchaba rodeado de un pelotón de Compañeros un sistema gracias al cual consiguió pintar algo. La dispuestos a seguirle a donde hiciera falta. Dacerteza no existe, tampoco la verdad y no hay virtud río, rey de Persia, fue barrido del mapa pese a que sus alguna que sea incuestionable. El bueno de Pirrón, guerreros se daban tanto pisto que eran conocidos coafirma su biógrafo, se tomó estos principios tan a ramo Los Inmortales. No consta que a Rajoy le haga tijatabla que no adoptaba ninguna precaución ante el lín la historia antigua- -y la moderna, ¡ay! no acaba peligro o las dificultades, pues no volvió a fiar en sus de aceptarle- -pero seguro que conoce al héroe macesentidos ni en la realidad que le mostraban ¿Cómo donio y puede dar fe de sus hazañas. Al fin y al sobrevivió? Diógenes Laercio no se chupaba cabo, se desasnó en los jesuitas a fuerza de el dedo y corrió un velo escéptico sobre la inechar codos y aplicarse a destajo. A Zapatero, munidad del personaje. El mérito- -remaen cambio, le mientas Macedonia y el destino cha- -recae en sus amigos que, para protegerasombroso de Alejandro Magno y te remite, o le, no se apartaban de su lado bien a la película, o a la carta de postres de Todos los caminos nos llevan a Alejandro cualquier restaurante. El caso es que Rajoy, en y luego hasta Rajoy, quod erat demonstranlos días que corren, debería, quizá, recuperar dum Don Mariano no es un conquistador y la imagen de aquel choque frontal entre Darío TOMÁS sería injuriarle gravemente sostener que desy Alejandro. ¿En quién va a confiar de ahora CUESTA prende un magnetismo extraordinario. Pero en adelante? ¿Con quién va a atravesar otro ha asumido el reto de reconquistar España y yermo implacable que tal vez no conduzca hacia ninva a necesitar a los amigos de Pirrón y a los leales guna parte? ¿Quiénes cerrarán filas cuando se encresCompañeros para cubrirle las espaldas. Habrá de dispe la batalla? ¿Los Compañeros o Los Inmortales? A tinguir las voces de los ecos y no prestarle oídos a los Mariano Rajoy le toca, de aquí a junio, sumergirse en elogios mercenarios. Tendrá que acostumbrase a calas cuentas del debe y el haber y dejarse de cuentos y balgar con los mejores y a no temer que nadie llegue de zarandajas. Poner en la vanguardia a los que sua descabalgarle. El enemigo, por supuesto, se deshaman y licenciar al resto o, al menos, camuflarlos. Adrá en halagos, esparcirá cizaña en el abismo de la llamitir que, en política, los Compañeros de verdad- -los ga y atizará el runrún de que el auténtico enemigo no que pelean por la gloria, no sólo por la paga- -siempre es el que tiene enfrente sino el que tiene en casa. Si son los audaces y no los apocados. Y de los Inmortadon Mariano pica, apaga y vámonos que la misa ha les, qué quieren que les diga: después del doctor Monacabado. Mientras en Génova se enfangan en disputes no hay inmortalidad que valga. Incluso Gallardón tas a propósito del sexo de los ángeles, Zapatero y sus está haciendo trasbordo de la nada a la nada. hordas han tocado a degüello y la mitad de este país En Vidas de los filósofos Diógenes Laercio resva a parecer El Álamo. ¿O no le da qué pensar a don cata la memoria de Pirrón de Elis, un pintor sin pecuMariano que la jauría progre esté jugando al fútbol lio que sucumbió al hechizo del sueño de Alejandro. con la cabeza de Zaplana? Sólo por eso, le debe un hoEn la India alternó con magos y gurús y de aquella menaje y una salida a hombros por la puerta grande. alianza de civilizaciones (que, ni que decir tiene, se Ya que el señor Rajoy no pretende ser Magno, debefirmó con la espada) nació el escepticismo, la aboliría atreverse a ser magnánimo. Una cualidad más ción de los valores y la doctrina de que todo es conque adornaba a Alejandro. C E -Saneamos RTVE; Hemos hecho que el corte de mangas con el que concursamos este año en Eurovisión, nos cueste menos millones que cuando participábamos enviando canciones.