Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 14 s 3 s 2008 Joyas del cine VIERNES deESTRENO 85 El poder del abismo Consiga el próximo domingo, gratis con ABC, la cuarta entrega de la colección Joyas del cine, con las películas Perversidad Con las horas contadas y Detour POR MANUEL LUCENA GIRALDO El cine es inspiración de la vida, pero también su espejo, el recordatorio de que cualquier acontecimiento es posible y en cualquier momento. De tal modo, quienes poseen una memoria de lo visto y susurrado en la pantalla poseen varias vidas y están más curados de espanto frente a la adversidad que los demás. Los tres espléndidos títulos de cine negro que presentamos esta semana, Perversidad Con las horas contadas y Detour cumplen esa condición de crear memoria, pues retratan la banalidad del mal con precisión quirúrgica, de modo que el espectador queda atrapado en su contemplación y también enfrentado a sus propios abismos, en la medida en que sólo los bobos rousseaunianos son capaces de decir aquello de yo nunca, jamás, de ninguna manera, de esta agua no beberé para caer en la siguiente esquina, pues así de frágil es la naturaleza humana y en especial la de quien desprecia sus negruras y no se mantiene en guardia de día y de noche ante tales llamadas. De la combinación de sombras y luces para formar un efecto expresionista en la pantalla que literalmente hipnotiza al espectador sabía más que nadie el magistral Fritz Lang, aquel católico vienés que, huído en 1934 a Estados Unidos por culpa de los nazis, tras facturar Metrópolis o El testamento del Dr. Mabuse tuvo tiempo para filmar obras señeras, como Perversidad La trama no deja lugar a dudas. Christopher Cross (un Edward G. Robinson sobrecogedor en su inocencia y en el desvelamiento de la mentira que lo envuelve, hasta que no puede más y precipita la tragedia) es un solitario casado con la gruñona Adele (Rosalind Ivan) La única fuente de satisfacción para Christopher es la pintura. Tras asistir a la celebración de una fiesta por su Perversidad EE. UU. 1945 Título original: Scarlet Street Dirección: Fritz Lang Intérpretes: Edward G. Robinson, Joan Bennett, Dan Duryea, Margaret Lindsay Con las horas contadas EE. UU. 1950 Título original: D. O. A. Dead on Arrival Dirección: Rudolph Maté Intérpretes: Edmond O Brien, Pamela Britton, Luther Adler Detour EE. UU. 1945 Título original: Detour Dirección: Edgar G. Ulmer Intérpretes: Tom Neal, Ann Savage, Claudia Drake, Edmund MacDonald Corazón del mal comportamiento como ejemplar empleado bancario, conoce a la atractiva y joven Kitty (Joan Bennett) cuyo novio es el aprovechado y violento Johnny (Dan Duryea) Christopher la pone a salvo en una disputa y le confiesa que es pintor. Cuando la pérfida Kitty escucha de su desalmado novio la propuesta de desvalijarlo y vender sus cuadros bajo su nombre se escandaliza, pero enseguida ambos se ponen a la obra. Entre insultos, insidias y torturas de Kitty (en una escena antológica él le corta servilmente las uñas de los pies en el apartamento cuya renta paga) Christopher va descubriendo la verdad. Cegado al fin por una ira asesina la mata, pero el acusado será Johnny, condenado luego a muerte y ejecutado. Casi peor es la condena de Christopher, quien quebrado por el remordimiento se convierte en vagabundo y vive para ver cómo sus amadas pinturas se venden por una fortuna. De ahí la profundidad del mensaje moral que el espectador contempla. Nadie sale incólume del contacto con el mal. Ya se sabe que beber en exceso puede traer graves problemas, pero lo ocurrido en la memorable Con las horas contadas a Frank Bigelow (Edmond O Brien) pacífico contable de una pequeña ciudad sobrepasa la mayor fantasía (negra) A sólo una semana de sentar cabeza junto a su prometida La película Con las horas contadas en la imagen, está llena de intriga y tensión Paula (Pamela Britton) viaja a San Francisco, pero después de una noche de excesos se levanta con una resaca monumental y algo más. Al acudir al médico, descubre que le han suministrado una toxina venenosa contra la que no existe antídoto, por lo que dispone de una semana de vida. Enloquecido de ira y confusión, Bigelow decide emplearla en cazar a su asesino, rodeado por una constelación de personajes habituales en el género, pues aparece la inevitable mujer fatal Miss Foster (Beverly Garland) y otros secundarios de lujo. Finalmente Detour otra película de culto, ofrece un recorrido impecable por la maldad. Después del traslado de su querida novia Sue (Claudia Drake) a Los Ángeles, el pianista fracasado Al Roberts (Tom Neal) viaja para reencontrarse con ella. El conductor que lo recoge muere. Temeroso de que le acusen de asesinato, Al no tiene mejor idea que librarse del cuerpo y asumir la identidad del fallecido. La hermosa y pérfida Vera (Ann Savage) se da cuenta de todo y decide chantajearle. Una resaca de espanto