Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 VIERNES deESTRENO VIERNES 14 s 3 s 2008 ABC Horton Estados Unidos 2008 88 minutos Género- -Animación Director- -Jimmy Hayward y Steve Martino Voces originales- -Jim Carrey, Steve Carell, Carol Burnett Refrescante trompada JAVIER CORTIJO Según el Bhagavad Gita o si se prefiere la no menos sagrada wikipedia, el dios de la sabiduría, caminos y letras no es otro que Ganesha, una especie de señor con sobrepeso e imponente cabeza de elefante. Si consideramos que el paquidermo Horton es toda una deidad todopoderosa para los moleculares habitantes de Villaquién, ¿es esta película una apología encubierta del hinduismo, más provocadora al ir dirigida a las esponjosas mentes infantiles y en vísperas de Semana Santa? Evidentemente no (eso creo, siempre que no haya evolucionistas en la sala) pero esta guasa inofensiva podría servir de tirón de orejas dumbonianas a quienes le buscan tres pies a todo gato ronroneador, incluyendo esta adorable y naíf criatura, una de las más lozanas de la fértil imaginación del legendario Dr. Seuss. Protagonista de un par de libros infantiles y varios cartoons de pelaje variopinto (desde el merrie melodie en plena Segunda Guerra Mundial al psicodélico setentero con peinado beatle) Horton salta con mucho arte al mundo 3 D de la mano de Blue Sky, estudio que progresa muy adecuadamente en este terreno (ojo al tráiler telonero de Ice Age 3 El argumento, pequeño, suave y peludo como Platero, gira en torno a las piruetas de nuestro héroe para proteger a la flor donde reposa una mota de polvo que alberga una ciudad entera de seres con caras de grinch y almas de cántaro. Merced a una animación excelsa (incluso la sorprendente píldora manga deslizada) unos personajes cantarines y carismáticos, un trabajo vocal perfecto del tándem Carrey- Carell y un diseño recién fregado y acondicionado, los directores Martino y Hayward (éste, procedente de la zona noble de Pixar, y se nota) elaboran una perfecta fabulilla sin villanos (solo escépticos) y con moraleja microcósmica nada estomagante. Y quien vea chungos amigos invisibles o mamuts en bicicleta, él se lo pierde. Los dos directores, junto a Jessica Alba durante el rodaje ABC QUERIDOS DAVID Y XAVIER Hoy se estrena The Eye un filme protagonizado por Jessica Alba y dirigido por David Moreau y Xavier Palud, que hace un par de años firmaron Ellos CARTA AL DIRECTOR signo clásico de amnesia temporal, entre el tartamudeo vacilante y el olvido total. Vosotros no habéis repetido las tomas, las habéis dejado tal cual, porque al fin y al cabo no puedes decirle a la estrella: Oye, que se te ha vuelto a olvidar la frase y ya estamos hasta el gorro de ti; repite y, por el amor de Dios, pon cara de miedo No sufráis, os entiendo, entiendo que en casos como el vuestro el asiento- eyector está siempre a punto, y hay un tío gordo con barba y el dedo a pocos centímetros del botón de expulsar en caso de que se os ocurra desarrollar algún tipo de actitud o criterio independiente. Al fin y al cabo os han contratado para convertir una película de terror en un thriller sobrenatural ¡ay, la semántica! y si pagan bien, eso es lo que van a tener: ¿Que quieres un thriller sobrenatural? Pues por supuesto. ¿Con Jessica Alba? Y tanto. ¿Que tiene que hacer de ciega espiritista cuando ya le cuesta hacer de Jessica Alba? Pues que haga de ciega espiritista y ya nos inventaremos algo sobre la marcha. ¿Dónde firmamos? Si es que yo hubiera hecho lo mismo, amigos, es el poder del cheque. Del no al sí hay sólo un cero. Como próximo proyecto os recomiendo una versión de Sonrisas y lagrimas de Robert Wise, con Jessica Alba haciendo todos los papeles: el de Julie Andrews, el de Christopher Plummer, el de los niños, el de los nazis... Lo estoy viendo ya, la chica corriendo montaña abajo cantando a pleno pulmón, en una zona llena de barrancos... ¿Lo pilláis, chavales? Las crónicas de Spiderwick EE. UU. 2008 97 minutos Género- -Aventuras Director- -Mark S. Waters Actores- -Freddie Highmore, Sarah Bolger, Mary- Louise Parker, David Strathairn Una diversión anunciada F. MARÍN BELLÓN El cine siempre ha producido estrellas infantiles, de Shirley Temple a Joselito. Que luego lleguen a mayores sin volverse tarumbas o enfrentados a penosos procesos penales contra sus propios padres es otra cosa. Entre los chavales que más papeles han acaparado en los últimos años descuellan Haley Joel Osment, el niño que veía muertos, y el londinense Freddie Highmore, un prodigio al que hemos podido ver en títulos como Descubriendo Nunca Jamás Charlie y la fá- brica de chocolate y Un buen año Una vez demostrado que el papel más difícil se le queda pequeño, aquí da vida a dos personajes, se supone que no por el mismo precio, dos gemelos que se trasladan junto a su hermana y su madre- -tres hurras por Mary- Lousie Parker, siempre tan desamparada- -a un caserón en el que viven unas criaturas muy fantásticas y más o menos invisibles, alguna de ellas francamente divertida. El planteamiento no parece mucho más original que el narniano título, pero hasta el espectador más bajito se da cuenta bien pronto de que aun- que no se halla ante una obra maestra, sí tiene delante un producto muy superior a lo que le han malacostumbrado. La imprescindible intriga nunca cae en lo obvio, los efectos especiales son brillantes y nada prepotentes, el humor revolotea todo el rato alrededor de la trama con la elegancia de una mariposa, y todos los actores tienen denominación de origen. Faltaban por señalar, sobre todo, el siempre brillante David Strathairn, Edward R. Murrow en Buenas noches, y buena suerte y la veterana Joan Plowright, quien ya hizo de Sonya en la versión de Tío Vania de 1963. Tablas no le faltan, vaya. El único defecto de la cinta es que a mi hija de cinco años le darán miedo algunas escenas y no es probable que mis padres vayan a verla. Al contrario que otras superproducciones multiusos, estas crónicas abarcan poco y aprietan mucho y bien. Toni García Vaya par de productorex Gran Bretaña 2007 87 minutos Género- -Comedia Director- -Stephen Surjik Actores- -Tom Riley, Tom Burke, Carmen Electra Trampa fallida JOSÉ MANUEL CUÉLLAR Firman los británicos un pelotazo como Un funeral de muerte y ya hay algunos que se tiran por ese sendero a ver si hay suerte. No la hay, la suerte se busca con talento y esta vez ni siquiera con el cebo de Carmen Electra (enanita ella) el pez pica. Hay mucho chiste fácil y grosero, demasiado estereotipo, excesiva simpleza y, sobre todo, un raudal de previsión en todo lo que se ha filmado aquí. En ese camino del éxito buscado después de dar muchas vueltas a la pelota, existen pedruscos enormes donde tropezar en cuanto no busques una lineali- dad y un estilo en lo que se cuenta. Aquí todo es más que improbable, absurdo muchas veces, y la película sólo sobrevive en tres o cuatro momentos de gags bien tirados, pero en el fondo del trabajo en sí la vulgaridad está a la vuelta de la esquina. Película menor con argumento menor, actores menores, director aún menor y guionistas que tiraron la toalla de la imaginación demasiado pronto. Y además, un final bobo que, tal y como iba tirada la película, resulta aún más intolerable. Ni siquiera el autoengaño de pasar el rato la saca del hoyo. Hasta para eso hay mejores opciones. Creo que es la primera vez que escribo una carta a dúo... Qué bonito es evolucionar y hacer cosas nuevas, aunque sea a costa de películas como ésta que nos ocupa, The eye otro intento occidental de banalizar, reducir y castrar un clásico oriental para que el espectador medio se sienta menos violento. Ya se sabe que los muertos y espíritus carecen de cualquier principio básico de comportamiento social y- -a veces- -hasta resultan desagradables, presentándose en mitad de la noche y arrastrando los pies, o peor, las cadenas. Tengo que deciros que acudí a vuestra convocatoria esperando ver un pobre y simplificado remake del original de los hermanos Pang, y que- -lamentablemente- -no me equivoqué. Lo de película- de- terror- con- tía- buena es un concepto altamente explotado (el único ejemplo remarcable que recuerdo en el subgénero es Jennifer 8 con Uma Thurman, que era entre buena y muy buena) y encima la pobre Jessica Alba me transmite la misma tensión que un ramo de margaritas, así que no salí muy satisfecho querido par de dos. Seguro que os encantan esas pausas en los diálogos que hace la ínclita Jessica, que a los neófitos sonaran a recurso dramático y a los veteranos a