Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 VIERNES DE ESTRENO www. abc. es cine VIERNES 14 s 3 s 2008 ABC No puede salir nada bueno del patriotismo La musa de Fassbinder, Hanna Schygulla, protagoniza Al otro lado de Fatih Akin SUSANA GAVIÑA MADRID. Hanna Schygulla, la que fuera musa del cineasta Rainer Werner Fassbinder, y con el que contribuyó a alimentar el llamado nuevo cine alemán con títulos como El matrimonio de Maria Braun y Las amargas lágrimas de Petra Von Kant además de colaborar con otros directores, como Wajda, Godard, Scola y Ferreri, protagoniza la película Al otro lado de Fatih Akin, segunda parte de la trilogía- -sobre el amor, la muerte y el mal- iniciada con el filme Contra la pared (Oso de Oro de Berlín en 2003) En su quinto largometraje, ganador del premio al mejor guión en el último festival de Cannes y del premio Lux del cine del Parlamento Europeo, el director turco alemán muestra las relaciones y la fragilidad de la vida de seis personajes, hilvanados, sin saberlo en ocasiones, por el dramático hilo de la muerte. Todo ello en un viaje de ida y vuelta entre Alemania y Turquía, en busca de la reconciliación y el perdón. Hanna Schygulla interpreta a una madre alemana (o europea) que ve cómo su hija (Patrycia Ziolkowska) se enamora de una activista política kurda (Nurgül Yesilcay) y la sigue hasta Turquía, donde muere. Mi personaje representa a toda una generación que creía que los niños podían crecer como flores, sin guiarles. Era muy permisiva y anti- autoritaria. Esto dificultó a los hijos escoger un camino porque les faltaba algo fundamental, los límites, que son los que te hacen crecer explicó ayer la actriz en rueda de prensa. Los personajes de Al otro lado están unidos por la pérdida y la soledad. El tema de la película es el paso de la soledad a la solidaridad. Si no das ese paso hacia el otro, si sólo esperas recibir, te conviertes en alguien solitario Una solidaridad por la que apuestan su hija, que acoge a Ayten, perseguida en su país; Nejat, turco que enseña literatura alemana en Bremen y que busca a la hija de la prostituta que ha asesinado su padre; y la de ella misma, cuando tras la muerte de su hija decide salvar a la activista. El otro hilo conductor, y tema principal de esta segunda parte, es la muerte, que en el filme funciona, según la actriz, como un elixir, porque cuando la sufres, te das cuenta de la fragilidad de la vida La cualidad de la película es que aborda la vida de seis personajes que tienen cada uno su punto de vista. ¿Y quién tiene razón? se pregunta Schygulla, para quien en el filme no hay bueno ni malos. En un momento de la película tengo manchadas las manos de rojo al preparar unas cerezas. Para mí eso es el reflejo de la culpa de Europa, responsable de acabar con culturas enteras; mientras que por otro lado está la activista kurda, que dice cosas muy justas. Hay que vivir el acercamiento entre esas dos posiciones Es en este personaje en el que Akin se moja y también lanza, en su opinión, una crítica contra su propio país Schygulla reconoce que uno de los aspectos que más le gustarón de Al otro lado fue el hecho de que Akin procediera de dos culturas, la alemana y la turca, lo que hace que no se fijase en el patriotismo, algo de lo que no puede salir nada bueno asegura. En opinión de la actriz y cantante, hay que interesarse por lo que sucede en el lugar en el que vives. La realidad ha cambiado mucho pero- -reconoce- -siempre hemos vivido muy mezclados. Ahora que son tan fáciles y frecuentes las migraciones, hay una mayor esperanza, aunque la gente del lado conservador siempre está temiendo que le invadan y mezclarse con los inmigrantes. Pero realmente esa mezcla está ya dentro de ti, y la tolerancia se impone De la soledad a la solidaridad Hanna Schygulla, ayer en Madrid En el filme, la muerte es casi como un elixir, porque cuando la sufres te das cuenta de la fragilidad de la vida Fatih Akin es más dado a la felicidad, no le cuesta tanto creer en el amor como le sucedía a Fassbinder Cantar me produce endorfinas, mientras que el cine me permite conectar con más gente aunque no la vea Akin vs Fassbinder Sobre la manera de trabajar de ambos cineastas, Akin y Fassbinder, Schygulla puntualizó que era muy diferente. Fatih es más dado a la felicidad que Fassbinder, para quien vivir era hacer películas, mientras que Fatih tiene una vida fami- liar y no es tan complicado. No le cuesta tanto creer en el amor. Mientras Akin parte de una base de hechos positivos- -añade- Fassbinder contaba las cosas como no eran para terminar contando como debían de ser La actriz, que entre sus últimos trabajos se encuentran dos cortometrajes- Traumprotokolle una obra experimental que forma parte de la colección del Museo de Arte Moderno de Nueva York, y otro sobre el Holocausto rodado en Berlín- está preparando su tercer corto que se centrará en la vida de una actriz cubana. De momento, confiesa que no se ha planteado la posibilidad de dirigir un largometraje, es muy pesado y costoso dirigir a treinta personas Entre las dos actividades a las que ha dedicado gran parte de su vida, Schygulla afirma que mientras cantar me produce endorfinas- -sería bueno que el público también las tuviera- con el cine sabes que vas a llegar a más gente. Te sientes conectado con ellos aunque no los conozcas. Al principio no me gustaba actuar ante el público (sus primero pasos los dio en el teatro de la mano de Fassbinder con el que fundó la compañía Antiteatro) porque me intimidaba. Ahora me da la sensación de abrir puertas en su interior Entre sus próximos proyectos sobre las tablas se encuentra una tragicomedia, medio hablada, medio cantada, sobre la pérdida de la memoria Más información sobre la película: http: www. golem. es alotrolado