Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 14- -3- -2008 Tras las elecciones del 9- M s La nueva etapa del PP ESPAÑA 13 Los críticos quieren San Gil corta el debate sobre mayor autonomía del PP vasco a Alicia Sánchez en Basagoiti puso como referencia a UPN para crecer a costa de los nacionalistas que rechazan los planes de Ibarretxe M. LUISA G. FRANCO BILBAO. La presidenta del PP vasco, María San Gil, cortó ayer rotundamente el debate interno que abrió el día anterior el dirigente vizcaíno Antonio Basagoiti, sobre la conveniencia de que los populares vascos tomaran como modelo de crecimiento a UPN. San Gil dijo ayer que Basagoiti no se explicó bien y puso un mal ejemplo porque lo que quería decir es que el PP vasco tiene que crecer en voto, porque tiene vocación de Gobierno y habló de UPN como podía haber hablado del PP de Murcia, que tiene muchos más votos La presidenta del PP vasco quiso zanjar así la cuestión que en realidad había planteado Basagoiti, quien en declaraciones a ABC explicó que si el PP vasco quería crecer a costa del electorado moderado del PNV que estaba abandonando estas siglas por disconformidad con las hojas del ruta del lendakari Ibarretxe, tenía que plantearse una mayor autonomía y centralidad, además de hacer una política más pegada al terreno Las diferentes perspectivas que han surgido en el PP vasco, un partido unido tras el liderazgo de María San Gil, no cuestionan el mensaje de fondo del partido, sino que plantean estrategias para salir de la posición minoritaria en la que se encuentra en la comunidad autónoma vasca. San Gil coincidió con el análisis que había hecho Basagoiti en lo que respecta a que las elecciones del pasado domingo han evidenciado que nos dirigimos hacia el fin del ciclo nacionalista en el País Vasco La presidenta del PP vasco compareció ayer en rueda de prensa en San Sebastián para informar sobre el análisis que había hecho la ejecutiva del partido de los resultados electorales. Dijo que, aunque no entraba en las previsiones del PP vasco perder su segundo escaño por Vizcaya, consideran que han mantenido el tipo en las condiciones adversas a las que han concurrido a las urnas, tras cuatro años de todos contra el PP La presidenta del PP vasco entiende que esa situación no se mantendrá durante los próximos cuatro años, puesto que el gran beneficiado de esa política ha sido el PSOE y evidentemente, el resto de partidos ha tomado nota San Gil se felicitó porque en las elecciones del domingo hubiera un claro perdedor, el nacionalismo vasco, si bien consideró que el PSE tendrá que dar cuenta de los votos que ha captado en la izquierda y en el nacionalismo, lo que, en su opinión, supondrá más nacionalismo y, si se puede, más negociación con ETA el Senado y no a Sirera de Barcelona, Dolors Montserrat- -que cuenta con el apoyo de los notables del PP en esta provincia- pidió a Sirera que renuncie a su escaño en el Senado para cedérselo a Alicia Sánchez Camacho, cabeza de lista por Gerona, que se ha quedado sin el escaño que hasta ahora ocupaba en el Congreso. Desde el entorno del presidente del PP catalán se asegura que Sirera está buscando una salida para Sánchez Camacho ya que asumió el riesgo de encabezar la candidatura de Gerona siendo consciente de que podría quedarse sin acta de diputada. En cualquier caso, Sirera no renunciará a su escaño en el Senado, igual que no lo han hecho quienes le han precedido en el cargo Ningún miembro de la ejecutiva del PPC alzó ayer la voz para pedir la dimisión de Sirera en la primera reunión de este órgano tras el 9- M. Sólo alguna llamada a una reflexión serena. Página oficial del Partido Popular: http: www. pp. es M. J. C. M. A. P. BARCELONA. Ni la adjudicación provisional del octavo escaño- -que los populares han arrebatado a CiU gracias al voto emigrante- ni los aires de tranquilidad que empiezan a respirarse en Génova han logrado rebajar la tensión interna en el PP catalán. El sector crítico con su presidente, Daniel Sirera, ha aprovechado los discretos resultados electorales- -8 diputados y 604.964 votos, veinte mil menos que en 2004- -para tratar de ajustar cuentas, algunas políticas, algunas de carácter personal. Daniel Sirera se mostró ayer dispuesto a hacer autocrítica por el abismo de 17 diputados que separa al PP del PSC en Cataluña, pero también dejó claro que no piensa dimitir, pese a que pesos pesados del partido en Cataluña le instaron a asumir responsabilidades en una reciente reunión. Si aquél encuentro fue bronco, no lo fue menos la reunión del grupo parlamentario el pasado miércoles. La diputada y presidenta