Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 OPINIÓN VIERNES 14 s 3 s 2008 ABC DIRECTOR: ÁNGEL EXPÓSITO MORA PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: JOSÉ MANUEL VARGAS DIRECTOR GENERAL: JOSÉ LUIS ROMERO EL IPC L PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA Director Adjunto: Eduardo San Martín Subdirectores: Santiago Castelo, Fernando R. Lafuente, Alberto Pérez, Alberto Aguirre de Cárcer, José Antonio Navas y Pablo Planas Jefes de Área: Jaime González (Opinión) J. L. Jaraba (España) Miguel Salvatierra (Internacional) Ángel Laso (Economía) Juan Cierco (Cultura, Ciencia y Deportes) Mayte Alcaraz (Fin de Semana) Jesús Aycart (Arte) Adjuntos al director: Ramón Pérez- Maura, Enrique Ortego y Ángel Collado Redactores jefes: V. A. Pérez (Continuidad) A. Martínez (Política) M. Erice (Internacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura y Espectáculos) J. M. Mata (Deportes) F. Álvarez (Comunicación- TV) A. Sotillo (S 6 y D 7) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) y S. Guijarro VA A PEOR os datos definitivos del IPC del pasado febrero confirman otro mal dato económico, una décima más en una tasa que casi dobla la registrada hace un año: 4,4 por ciento frente al 2,4 de entonces. También se ha doblado el diferencial respecto a febrero de 2007, con la correspondiente pérdida de competitividad y de potencial de crecimiento. Cuando no es la leche, son los cereales, los combustibles o los servicios. Habrá que aceptar un encarecimiento mundial de las materias primas, pero eso no justifica que se siga ensanchando el diferencial inflacionista con las economías de nuestro entorno. España tiene un problema serio de precios desde hace años, un desajuste ante el que las autoridades- -presas de un fatalismo condescendiente- -parecen haberse resignado. Lo que se pierde por el encarecimiento de los precios pasa factura en los datos de empleo de forma permanente y, además, reduce la capacidad de crecer, pero lo peor de este fenómeno es la ausencia de una política frontal contra la subida de los precios, especialmente de productos esenciales como la leche, un 27 por ciento más cara que hace un año. Al nuevo Gobierno que forme Rodríguez Zapatero, aunque herede vicios de largo recorrido, hay que exigirle que se ponga a la tarea de atajar el principal problema de nuestra economía. Y a los agentes sociales, que eviten una carrera inflacionista suicida para todos. Área Financiera: Jorge Ortega Área de Márketing: Javier Caballero Área Técnica: José Cañizares Área de Recursos Humanos: Raquel Herrera ERC PIERDE EL PASO EN CATALUÑA AS consecuencias del 9- M en Esquerra Republicana de Cataluña están adquiriendo rasgos de fractura y escisión, que ya se atisbaban desde tiempo atrás. Con un pérdida de 348.975 votos, superior al cincuenta por ciento de los sufragios obtenidos en 2004, los independentistas liderados por Carod- Rovira- -aunque esto habría que ponerlo en cuestión- -se enfrentan con toda crudeza al balance de una etapa en la que han intentado la esquizofrenia de participar en el tripartito catalán presidido por el socialista José Montilla, ser oposición de última hora al PSOE en los parlamentos catalán y nacional y oponerse a un estatuto cuyo cumplimiento ahora reclaman como sus más ardientes defensores. Por si esta labor de confusión en su electorado no fuera suficiente, las bases republicanas captaron bien el mensaje alarmista del voto contra la derecha y antepusieron la obediencia al frente del Tinell- -esa barricada sectaria contra el PP que Rodríguez Zapatero auspició en octubre de 2003- -a cualquier consideración de coherencia ideológica. Para rematar, la transformación del Partido de los Socialistas de Cataluña en una formación cuasi nacionalista y defensora de un modelo confederal del Estado ha reducido el espacio soberanista de ERC, cuyos votantes han encontrado en los candidatos del PSC referencias más eficaces para las aspiraciones nacionales que se plasmaron en el nuevo estatuto catalán. ERC está sufriendo los daños del abrazo socialista y de su empeño en querer funcionar, al mismo tiempo, como un partido asambleario y de gobierno. La ruptura pública entre Carod- Rovira y Joan Puigcercós- -habrá que ver qué consecuencias tiene para el tripartito en los próximos meses- -evidencia la insostenibilidad de esta doble vía de hacer política con la que ERC quería tener un pie en cada orilla. Por ahora, el gobierno tripartito de la Generalitat se mantiene, pero es evidente que ERC ha perdido muchos puntos como socio de gobierno porque aporta más inestabilidad que otra cosa. Y no es descartable que, si Puigcercós se confirma como nuevo líder, ERC reoriente su estrategia con guiños hacia CiU, lo que podría llegar a comprometer L seriamente al Ejecutivo presidido por Montilla. Desde el terreno socialista, la crisis de ERC se contempla como un efecto de su aplastante victoria en Cataluña, pero al mismo tiempo ni el PSC ni el PSOE pueden ignorar que el independentismo catalán ha contribuido directamente a compensar la fuga de votos al PP, que en las últimas horas ha recuperado el escaño que en la madrugada del 9- M fue adjudicado inicialmente a CiU. El apoyo del electorado de ERC al PSC tiene más de necesidad que de virtud y, por esto, no es cierto que se haya moderado el nacionalismo separatista. Simplemente ha invertido en la opción más rentable para impedir que ganara Mariano Rajoy. Esta opa del socialismo sobre el independentismo también se manifestará en la acción de gobierno de Montilla, porque después de la captación viene el aseguramiento definitivo del voto. Y para lograr este objetivo, el PSC tiene que culminar el proceso de abanderamiento de las propuestas soberanistas que ha ido arrebatando al nacionalismo. Las negociaciones que, de forma inmediata, se abrirán con el nuevo gobierno de Rodríguez Zapatero para el desarrollo del estatuto darán cuenta de una probable política de reivindicaciones máximas por parte del tripartito. Los acontecimientos obligan a ERC a redefinir su papel en la política catalana, tanto como al PSC a decidir qué quiere hacer con este condicionante apoyo independentista recibido en las urnas. Los socialistas catalanes han dado muestras de querer mantener su emancipación frente al PSOE, lo que supone una traba seria a cualquier pacto de legislatura entre Zapatero y Convergencia i Unió, que tendría una clara contraindicación con la continuidad del tripartito. En última instancia, Zapatero es quien decidirá con su política de desarrollo estatutario si opta por premiar la fusión de socialismo e independentismo que han reflejado las urnas con la implantación de un modelo confederal de relación entre Cataluña y el Estado o si gira hacia una gestión más nacional de los intereses en juego y apuesta por no seguir deteriorando las estructuras estatales, necesarias para cualquier política de cohesión y solidaridad. SERBIA RECELA DE EUROPA L as elecciones anticipadas en Serbia convocadas para el próximo 11 de mayo se convertirán en un plebiscito sobre las relaciones del país con la Unión Europea, con el problema de la independencia de Kosovo al fondo. Más que para elegir un nuevo Parlamento, los serbios van a ser llamados para decidir si quieren orientar su futuro hacia la Europa comunitaria o si prefieren la alternativa de una alianza estratégica con Rusia. Desde la fundación de la UE nunca se había producido un debate de este tenor: hubo países que dudaron sobre si les resultaba conveniente o no convertirse en miembros de pleno derecho, y otros cambiaron de opinión con el tiempo, pero nunca se había presentado en forma de una alternativa entre acercarse o alejarse de Europa. Hasta ahora, todo se medía en términos de simpatía hacia la idea europea, pero en esta ocasión aparece por primera vez, y como una fuerza capaz de orientar a la sociedad entera, el rechazo visceral. La UE ha apostado demasiado su prestigio en Kosovo, y no siempre de la mejor manera. La imprevisión estratégica con la que se afrontó el problema desde los primeros momentos de la crisis está acumulando una hipoteca de agravios y nuevos obstáculos. Al final, la lógica indica que no hay solución posible ni para serbios ni para albano- kosovares fuera de la UE, pero el camino habrá tenido un coste demasiado alto para todos. PLUS DE CRUELDAD CON LOS ABORTOS L sumario del caso del doctor Morín continúa desvelando datos que incrementan la alarma social. Al dato de que Morín y sus colaboradores practicaron abortos a niñas de trece años y extrajeron fetos incluso de 33 semanas, se une ahora que el doctor está infectado con el virus VIH y que en ocasiones empleaba a limpiadoras como instrumentistas en el quirófano. Los imputados se deshacían de los fetos como si fueran residuos sanitarios, además de trocearlos y pincharlos para eliminar cualquier expresión de vida. Los hechos referidos aparecen en las más de 4.000 páginas del sumario judicial, cuya lectura provoca una sensación de rechazo y horror en cualquier persona con un mínimo de sensibilidad. La infracción clara y evidente de la legislación penal debe ser sancionada por los jueces con rigor. Ni siquiera con la más amplia y extensiva interpretación puede aceptarse que tales atrocidades estén amparadas por la ley de despenalización del aborto y, por tanto, los autores de tales conductas y sus cómplices sufrirán las consecuencias que establece el ordenamiento jurídico. Desde el punto de vista político, el caso de las clínicas abortistas ha suscitado un debate social que sigue pendiente después de la reciente campaña electoral. El PSOE ha lanzado mensajes contradictorios, puesto que algunos sectores aprovechan la coyuntura para reclamar una ley E de plazos, otros hablan de impedir las interpretaciones abusivas de los supuestos actuales de despenalización y otros muchos manifiestan que lo mejor es dejar las cosas como están. Los ciudadanos tienen derecho a saber a qué atenerse sobre una materia que afecta a sus más profundas convicciones. La responsabilidad incumbe ahora a Rodríguez Zapatero, que no puede comportarse como un candidato dispuesto a contentar a votantes, sino que debe ejercer como un gobernante que tiene que tomar decisiones inaplazables. Si la opción es el mantenimiento de la ley actual, es imprescindible poner los medios para que se cumpla con todo rigor, evitando las conductas degradantes puestas de manifiesto por este sumario y por diversas informaciones que han saltado a la luz pública. Si, por el contrario, el Ejecutivo se propone impulsar una reforma, debe aclarar los términos de la misma para que pueda someterse al debate social y político. La protección de la vida humana antes del nacimiento está reconocida por el artículo 15 de la Constitución, de acuerdo con la jurisprudencia constitucional sobre la reforma del Código Penal en 1985. El aborto afecta no sólo a la conciencia desde una perspectiva confesional, sino también desde cualquier postura humanista en defensa de la dignidad de la persona. Por eso Zapatero está obligado a aclarar cuanto antes qué prevé hacer.