Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 13 s 3 s 2008 Crisis en el Tribunal Constitucional ESPAÑA 17 El TC aparta a los dos jueces recusados por el Gobierno y allana el camino al Estatuto catalán El Tribunal apenas espera tres días tras las elecciones para tomar una decisión de profundo carácter político SEGUNDO SANZ MADRID. El Tribunal Constitucional aceptó ayer la recusación planteada por el Gobierno contra los magistrados conservadores Roberto García- Calvo y Jorge Rodríguez- Zapata, que quedan así apartados del próximo Pleno (compuesto por cinco progresistas y tres conservadores, tras la abstención de la presidenta y el vicepresidente) que verá el recurso por parte del PP de la ley orgánica de este órgano (LOTC) Los populares pretenden una reforma de dicha norma en lo relativo a la participación de las comunidades autónomas en la elección de los jueces del TC y la prórroga del mandato de María Emilia Casas al frente del mismo, que venció en junio de 2007 enmienda Casas Sin embargo, con esa mayoría progresista en el Pleno, todo apunta a que el recurso del PP contra la LOTC no saldrá adelante y se desvanecerán la esperanzas de los populares de que Casas dejase de contar con el voto de calidad (pasaría a Vicente Conde, afín al bloque conservador) No obstante, Conde, que ayer estuvo al frente del Pleno, no anunció voto particular, como sí hicieron los magistrados de tendencia conservadora Javier Delgado Barrio y Ramón Rodríguez Arribas. Estos votos particulares y el auto de estimación de la recusaciones se conocerán en breve. De esta manera, el Gobierno logró ayer un paso más a la hora de asegurarse ese voto de calidad en la persona de Casas. Un doble voto que puede servir para desbloquear situaciones de fractura o empate a favor de la tesis que más favorezca a los intereses del Ejecutivo socialista. Esto que puede ocurrir con los recursos de inconstitucionalidad aún sobre la mesa que afectan al Estatuto de Cataluña y otras leyes estrella del Gobierno, como la de matrimonios homosexuales, violencia de género y la reforma de la ley orgánica del Poder Judicial (la de los tres quintos, que alteró la mayoría del CGPJ necesaria para nombrar a los altos cargos judiciales) Fuentes jurídicas consultadas ayer por ABC apuntaban que se ha dejado la decisión sobre estas recusaciones para después de las elecciones (el Tribunal apenas esperó tres días) con la intención de ser abordada más como un asunto político que jurídico Cabe CUATRO MAGISTRADOS EN JAQUE J. DOMINGO J. M. SERRANO C. MORET ABC María Emilia Casas Catedrática de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social en la Universidad Complutense y vicerrectora de la Universidad Carlos III. El 16 de diciembre de 1998 fue elegida vocal del TC y en 2004 fue nombrada presidenta, convirtiéndose de ese modo en la primera mujer en acceder a tal magistratura. Guillermo Jiménez Académico de honor de la Academia Sevillana del Notariado y miembro de las Academias de Jurisprudencia y Legislación de Granada, y de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes, de Córdoba. Magistrado del TC desde 1998 avalado por el Partido Popular, fue elegido vicepresidente del Constitucional en junio de 2004. Roberto García- Calvo Magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, ex gobernador civil de Almería y ex vocal del Consejo General del Poder Judicial. Fue nombrado magistrado del Tribunal Constitucional por el Congreso de los Diputados a propuesta del Partido Popular el 30 de octubre de 2001. Jorge Rodríguez- Zapata Su nombramiento por parte del Senado como magistrado del Constitucional en diciembre de 2002 (ocupó la vacante que dejó Fernando Garrido Falla) fue consensuado por PSOE y PP. Catedrático de Derecho Constitucional y ha sido letrado mayor del Consejo de Estado y del propio TC. recordar que el motivo de la recusación de García Calvo y Rodríguez- Zapata se remonta a una carta interna que éstos remitieron el 22 de junio (un mes antes de que el PP recurriera la LOTC) a Casas y a los demás miembros del Tribunal para manifestar su disconformidad más profunda indignación con el procedimiento seguido por la presidenta para dar cumplimiento a la reforma de la LOTC en lo referente a su continuidad y a la de Guillermo Jiménez como vicepresidente. Casas, sin convocar formalmente al Pleno, buscó entonces el beneplácito de sus compañeros en sucesivas reuniones con grupos de tres magistrados. García Calvo y Rodríguez- Zapata reclamaron que la reforma se aplicara conforme a la Constitución, que claramente establece que el presidente del TC será nombrado entre sus miembros por el Rey, a propuesta del mismo Tribunal en Pleno y por un periodo de tres años (art. 160) Este mismo cri- terio lo plasmaron en un voto particular firmado el 4 de julio y redactado tras la reunión de un Pleno gubernativo del Tribunal que se señaló después de que Casas recibiera la carta. En ese voto particular- -no mencionado por el Abogado del Estado en la recusación que presentó el 19 de octubre- se dice expresamente que la reforma de la LOTC propiciada por la enmienda Casas debía producir efectos sólo tras la primera elección estando ya en vigor la reforma, sin que se sea aplicada a una elección producida bajo la vigencia de la anterior normativa Es decir, no Cuestión de aplicación Los conservadores Javier Delgado Barrio y Ramón Rodríguez Arribas anunciaron su voto particular se cuestiona si la ley es o no constitucional, sino su interpretación, su aplicación. La Abogacía del Estado, dependiente del Gobierno, que por primera vez en la historia procedía a la recusación de dos magistrados del TC, sacó de contexto las palabras de ambos en la misiva y consideró que el pronunciamiento de ambos respecto a cuestiones como el blindaje de Casas les invalidaba (al estar contaminados para debatir sobre la admisión a trámite del recurso del PP. Casas cree necesario reformar la Carta Magna La presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, cree que después de treinta años de la elaboración de la Constitución, es necesaria una reforma de la Carta Magna, pero en cumplimiento de la propia Constitución de 1978 que, según dijo, ha previsto esa reforma Caben las iniciativas de reforma, serán necesarias y de hecho lo son pasados 30 años, pero cuando se produzcan será en cumplimiento de la Constitución de 1978, que ha previsto esa reforma y la nuestra lo ha previsto además de una manera muy amplia en cuanto a los contenidos asegura María Emilia Casas en una entrevista concedida a la revista Procuradores La presidenta del Tribunal Constitucional considera imprescindible que exista el consenso necesario para acometer la reforma y para ello elogió el texto constitucional. La Carta Magna es muy sabia en exigir mayorías reforzadas para su reforma dijo. Son unos consensos que garantizan que la reforma va a gozar de una aceptación similar a la que tuvo nuestra Constitución insistió.