Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA Elecciones 9 M s La izquierda radical, tocada JUEVES 13 s 3 s 2008 ABC Rosa Aguilar se avergüenza del pacto de IU con ANV en Mondragón Llamazares dice que no dejará su escaño porque tiene el mandato de 500.000 votantes J. A. MADRID. El coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, se resiste a dejar su escaño, pese a sus propuestas de renovación. La alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar, aboga por una refundación aunque adelanta que no encabezará una alternativa. Llamazares se va- -de la dirección de IU- pero sigue- -como diputado- En estos momentos- -dijo ayer- tengo una obligación, que es la que da un electorado mayor al de cualquier diputado del Congreso, ya que yo tengo 500.000 electores, que es lo que ha costado el escaño de IU. Me siento obligado con estos electores y voy a ejercer este papel. ¿Hasta cuándo? En principio, el mandato de los electores planteó. En cambio, consciente de la creciente contestación interna, avivada por los pésimos resultados, Llamazares reiteró que no se presentará a la reelección. Tras asegurar que ejercerá sus funciones con prudencia hasta la Asamblea Federal convocada para primavera, se comprometió a colaborar a fin de que la Comisión creada para organizar este cónclave trabaje por el relanzamiento del proyecto, de refundación En su opinión, en la Comisión no tiene por qué estar el coordinador aunque precisó que si IU quiere una Asamblea de unidad, lo normal es que sea compatible esta Comisión con el funcionamiento normal de la dirección Llamazares volvió a hablar de fracaso electoral y ello es muy negativo porque significa que IU no podrá condicionar por la izquierda Además de la la dinámica bipartidista feroz reconoció la existencia de condiciones internas de debilidad, como las diferencias dentro de la organización, que son interpretadas con una lectura de división desde fuera, que impide una mejor organización Ante posibles luchas internas de cara a la Asamblea Federal, asumió la responsabilidad personal y de la dirección por el mal resultado electoral que les deja muy quebrantados política, económica y financieramente Sin embargo, advirtió a los sectores Puigcercós conversa con Josep Huguet, que le apoya, y Ernest Benach, mano derecha de Carod Y. CARDO Carod y Puigcercós crean una tensión insostenible para ERC El PP reclama a Montilla que coja las riendas del gobierno y no deje que ERC marque la agenda y decida consejeros IVA ANGUERA DE SOJO BARCELONA. La tensión se podía cortar ayer cuando el número dos de ERC, Joan Puigcercós, entró en el hemiciclo del Parlamento autonómico y pasó frente los bancos del gobierno catalán, donde se sentaba el líder del partido, Josep Lluís Carod- Rovira, para sentarse en su nuevo escaño como diputado raso. Tal fue la escena protagonizada por los dos máximos responsables de ERC- -ni se miraron a la cara- -que horas después aprovecharon una reunión informal del grupo parlamentario para escenificar un brindis por Joan Ridao y suavizar así la imagen de guerra personal que ambos han trasladado desde que se ha abierto la batalla por la sucesión en Esquerra. Poco antes, Puigcercós había vuelto a cuestionar a Carod al reclamarle tranquilidad y serenidad después de que el líder independentista cuestionara abiertamente su salida del Gobierno autonómico y le acusara de abrir una guerra fraticida en el partido. Y es que la agresividad mostrada por ambos dirigentes en las últimas horas empieza a incomodar no sólo a sus socios de gobierno en la Generalitat, PSC e ICV sino a sus propios militantes, especialmente los dirigentes críticos con la actual dirección. Es el caso de Jaume Renyer, ex hombre de confianza de Carod- -fue quien le acompañó a Perpiñán en su entrevista con ETA- que ayer consideró que la agresividad exhibida les inhabilita para liderar Esquerra y reclamó una tercera vía que aúne a todos los críticos para imponer una dirección proclive a la salida de ERC de la Generalitat. Paralelamente, el presidente de la Generalitat, José Montilla, tuvo que responder durante la sesión de control parlamentario al gobierno por la crisis generada en su gabinete a raíz de la renuncia de Puigcercós y el nombramiento del también republicano Jordi Ausàs. El presidente del PP catalán, Daniel Sirera, exigió a Montilla que asuma el liderazgo de su Gobierno, tras acusarle de dejar que sea Esquerra quien marca la agenda del ejecutivo catalán y quien ha escogido al nuevo consejero de Gobernación. De nuevo, como ya sucedió en la etapa del presidente Maragall, es Esquerra quien designa a los consejeros de la Generalitat en lugar de su presidente lamentó Sirera. El presidente catalán negó la mayor, afirmó que he sido yo quien ha nombrado a Ausàs y aseguró saber cosas que no piensa hacer públicas, como toda explicación. Mientras el presidente daba explicaciones, otro de sus consejeros, el republicano Josep Huguet, se declaraba abiertamente a favor de Puigcercós en la batalla por el control del partido. Huguet afirmó que el número dos debería ser el próximo candidato a la Generalitat- -el cargo que está realmente en juego- -aunque manteniendo a Carod como presidente del partido. Una solución que Puigcercós había barajado antes de que se abrieran las hostilidades entre ambos. Más allá de las declaraciones públicas, los socialistas catalanes aseguran estar más preocupados por el ruido que pueda generar la batalla en el seno del partido republicano, y las repercusiones que ese ruido tenga en la Generalitat, que por el futuro del tripartito. Explican, en este sentido, que al margen de que en el próximo congreso de ERC se imponga Carod o Puigcercós- -éste último más cercano a quienes abogan por salir del Gobierno catalán- los resultados del pasado domingo garantizan más que nunca la permanencia de ERC en la Generalitat, puesto que su salida implicaría unas elecciones anticipadas en el peor momento para los independentistas. Gaspar LLamazares ABC Parte del fracaso es atribuido por Llamazares a la división interna, que ha dado imagen de debilidad críticos de que asumir la responsabilidad no es asumir la culpa ya que la dirección no quiere que esto sea un aquelarre que transmita una imagen de debilidad, porque no es así Mientras, la responsable de Relaciones institucionales de IU y alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar, aseguró que, tras el fracaso electoral, se impone la necesidad de refundarse y de volver a tener alianzas sociales lógicas y normales ya que IU, ahora mismo, es una organización dividida, confrontada y con falta de confianza, y eso se paga en las urnas. El querer mirar hacia otro lado es una irresponsabilidad Y en este sentido, apeló a la necesidad de que el PCE exprese qué papel quiere desempeñar en IU, ya que ello clarificaría mucho el panorama a la hora de plantear el futuro Rosa Aguilar aseguró que no encabezará ninguna alternativa Estoy dispuesta a participar en la solución, no a ser la solución Por otra parte, dijo que se enteró del pacto de IU con ANV en Mondragón cuando asesinaron a Carrasco. A mí se me cae la cara de vergüenza dijo. Falta de autoridad de Montilla Pacto vergonzoso El PSC cree que ERC no dejará el tripartito porque no le interesa forzar unas elecciones anticipadas