Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN JUEVES 13 s 3 s 2008 ABC AD LIBITUM PROPIO EQUIPO ARIANO Rajoy, el gallego que prefiere la sorna a la ironía, ha decidido seguir al frente del PP, aunque ahora quiere hacerlo con su propio equipo. Vistos quienes se han apresurado a clamar por el relevo del líder popular, todos expertos en las puntadas sin hilo y con congrua, no parece mala idea la de mi paisano. En casos de gran confusión, como el presente, cuando no es fácil discernir cuál es, entre los posibles, el camino más adecuado, hay una norma de oro para no perderse: seguir uno distinto, el contrario, del que escogen quienes no son de fiar y nos lo tienen acreditado. Además, en esta ocaM. MARTÍN sión, Rajoy arranca una FERRAND nueva etapa desde la sinceridad y la transparencia. Él, tan dado a lo anfibológico, empieza por confesarnos que el equipo con el que ha funcionado hasta ahora no es el suyo. Impuesto o prestado, reconoce que no es el de su preferencia y, aunque ello acredita una vez más su ya probada dificultad para tomar decisiones enérgicas y la lentitud de sus percepciones, bueno es que lo reconozca y busque algo mejor, más adecuado para cuidar los intereses de los diez millones de ciudadanos que le respaldan con su voto. Los nombres que circulan, meras hipótesis hasta que el partido celebre su Congreso, no repugnan a la razón. Pío García Escudero- -el senador más votado en la Historia de España- -o Soraya Sáenz de Santamaría son nombres limpios que, al margen de los gustos personales, merecen respeto y confianza. ¿Lo merecen, en función de su trayectoria, de sus resultados y de los destrozos que han producido en las funciones de su responsabilidad los que, llegado el momento, habrán de reemplazar? Si Rajoy, rodeado de nuevas y mejores compañías, es capaz de entender que, además de Madrid, España tiene otras dimensiones y realidad, campeones tan capaces como Esperanza Aguirre o Alberto Ruiz- Gallardón, habrá dado en la diana y, en 2012, tendrá suficiente con diez millones de votos, o superará su cuota presente, para conseguir la victoria que esta vez se le escapó de las manos. Otro asunto para el Congreso y el futuro de Rajoy, y no el menor, es la redefinición ideológica del PP. Si nos atenemos a los hechos, hay más similitud entre la política de los populares y los socialistas- -socialdemocracia en un Estado de Bienestar- -que entre la del partido de Rajoy y su laboratorio ideológico, FAES. El centro no es, ni debe ser, la renuncia a los valores de la derecha liberal que, durante más de un siglo, ha marcado el progreso de Europa y, durante dos, el de los Estados Unidos. Un Partido Popular a imagen y semejanza del PSOE, como el que hemos conocido en estos últimos años, se incapacita para la victoria. Siempre será mejor el original que la copia. Tenemos la fortuna de que, con matices, más del 80 por ciento de los españoles estamos instalados en el centro político y eso obliga al PP para, sin perderlo, diferenciarse suficientemente. RAJOY Y SU LISTAS ABIERTAS ESA DERECHA OKUPA M D bre de bien y de palabra: hay que tener capacidad de liquiERECHA razonable o derecha reactiva: ese es el didar conspiraciones y truncar ambiciones a destiempo que lema. En este aspecto, la circunstancia actual no es alterarían la necesaria paz del centro- derecha. Los partiuna encrucijada insólita. Abundan los precedendos políticos no dejan de ser urdimbres humanas, necesitates. La voluntad es un componente fundamental del lideradas tanto de autocontrol como de la imprescindible pasión to y los electores lo perciben de modo intuitivo. Esta volunpolítica. Hasta junio, Rajoy necesita de la mejor guardia tad requiere de una capacidad expresiva, de una fuerza repretoriana. Hay que tener un mínimo de paz en casa para tórica y del difícil equilibrio entrela ponderación y la audapoder oponerseefectivamenteal Gobierno socialista en las cia. En España, las vicisitudes de la derecha- -todo el esCortes. Para poder ser razonable ante el electorado pectro liberal- conservador- -en su trayectoria tan hay que usar, proporcionadamente e incluso con accidentada abundan más en la lucha interna, el sonrisa, ellátigoen los vestíbulosdelpartido. Látidesgaste endógeno de los líderes, la desarticulagos- -whips- -es como se llaman en el parlamento ción cainita y la precariedad de horizontes. Lo pobritánico a quienes controlan la disciplina en sus drían ratificar Cánovas o Maura sobradamente. escaños. Sólo así llegará Rajoy a junio sin que la deAdolfo Suárez también sabe lo suyo. recha irreflexiva y con propensión a la irresponsaAhora mismo estamos en uno de esos momenbilidad frívola le haga pasar por un vía crucis, polítos en los que todo pende de un hilo. Los afiladores ticamente hablando. Lo que ocurra luego en junio acuden a sacarle punta a las dagas. Hay disonancia VALENTÍ pertenece a la conciencia de los compromisarios entre susurros, veneno entre laureles. El estado de PUIG que acudan al XVI Congreso Nacional del PP Iz. aquiescencia pública del PP a Mariano Rajoy a naquierda razonable o liderato okupa las dos opciones son die engaña. Posiblemente su propuesta de continuidad es posibles. Las dos requieren de perfiles humanos para su relo debido, entre otras cosas porque un período de sustitupresentación política, como en un reparto teatral. En los ción generaría un vacío abismal y la guerra abierta. Pero camerinos hay pelucas, vestuario y también estoques. no hay manera visible de concretar garantías de que esa Sartori advierte que no es que los partidos moderados paz artificiosa pueda durar hasta junio. Los instintos ansepan hacer lo que la izquierda no logra, sino que los particestrales de la derecha están en ebullición molecular. Cualdos moderados no son maximizadores, no fuerzan las coquier chispa puede llegar al polvorín. Alguien que tenga la sas, y así escapan al bumerán de los ideales que fracasan. pesadilla de no llegar a tiempo puede provocar el alud. Bueno, esa es una visión de lo moderado como menor de los Rajoy ha dicho que anunciará a su equipo para entonmales, pero en la historia moderna de España vemos que ces, en junio. Pero la pregunta más inmediata es quiénes quienes lograron reformas duraderas y sólidas fueron más formarán su equipo hasta junio. No es un trecho que vaya a bien los moderados. Se trata de combinar voluntad demejopasar desapercibido como entre paréntesis, sino al contrarar la sociedad, prudencia política y sentido de la realidad. rio. La campaña electoral del PP no ha sido muy lucida, ni Hoy se trata de confiar en los valores y desconfiar de las lo son sus estrategias de comunicación. Tampocoestánclaideologías. Es cuestión, fundamentalmente, de invertir en ras sus complicidades mediáticas. En algunos casos, esas fondos de credibilidad. A pesar de sus avances en votos, lo complicidades son de una afectividad tan veraz como la de quedaña al PPes la estrategia de erosión desu credibilidad Bruto subiendo la escalinata del Senado para rematar a Céque ha lideradoZapatero y a laque han cooperadolos naciosar. En elcaso dequienes respetan debidamente la personanalistas. Rehacer esoes como reconstruir toda la arboladulidad política de Rajoy tampoco es difícil verle bastante sora de un velero en el interior de una botella. lo- -tal vez más solo que nunca- -entre personajes en celo y vpuig abc. es facciones desbocadas. En estos casos, no basta con ser hom-