Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 TVyCOMUNICACIÓN MIÉRCOLES 12 s 3 s 2008 ABC PARRILLADA MIXTA Jesús Lillo DE URIBARRI A LUIS ARAGONÉS L aelección deRodolfo Chikilicuatre para representar a España en la próxima edición del festival de Eurovisión abre nuevas posibilidades para esa democracia de pago que la televisión implantó entre su muy selecta audiencia a partir de los concursos de perraje y convivencia. El absoluto fracaso de la campaña de captación de talentos alternativos encargada a la sucursal española de Myspace, el golazo que le han metido a TVE los de La Sexta, el pucherazo de la eliminación del primer clasificado en la porra de internet y, más a lo grande, el fallido intento de ignorar la influencia de las cadenas comerciales y confiar en la capacidad de un medio todavía emergente para ir por libre forman ya parte de la pequeña historia de la tele o, morir matando, de su epílogo, pero en estos momentos de zozobra nacional no conviene dejar de mirar al futuro. Hay que llenar España de sacaperras para que el aficionado intervenga de forma directa en la elección de cualquier representante nacional en foros internacionales de ocio. Para las cosas serias tenemos un Gobierno detrás de otro, pero para hacer el canelo por ahí fuera y mientras el fútbol o las canciones no sean asuntos de Estado, vamos a jugar todos; cuantos más, mejor. Más dinero en llamadas. Si Uribarri ha tenido que tragar con la mamarrachada de Chikilicuatre, ¿por qué Luis Aragonés va a salirse con la suya y dejar a Raúl fuera de la selección? La excelencia queda en manos de Francia, que ha elegido a Sébastien Tellier para Eurovisión, pero aquí estamos cada vez más por la democracia y el multiorgasmo, aunque sea de politono. Sigamos avanzando en derechos. Matt Drudge, el pirata periodístico con mayor impacto en internet Sus exclusivas abarcan desde el caso Lewinsky hasta el Príncipe Enrique en Afganistán PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Se llama Matt Drudge. Vive lujosamente en Miami, tiene 41 años pero carece de formación universitaria o experiencia práctica en algún medio de comunicación. Lo cual no impide que sus admiradores le consideren como el periodista más poderoso del mundo Otros le califican como el Walter Cronkite de la generación de Internet Y, por supuesto, sus críticos le denigran como un idiota con un modem y una ridícula mezcla de cotilleos, historias pirateadas y bastante mala leche. Pero de lo que no cabe duda alguna es que su minimalista página en la Red (www. drudgereport. com) tuvo el año pasado más de 5.000 millones de hits incluidos periodistas profesionales que ayudan a multiplicar el impacto de sus exclusivas Para bien o para mal, este personaje del periodismo del siglo XXI saltó a la fama hace diez años cuando adelantó que la revista Newsweek había decidido no publicar una historia sobre las indiscreciones del presidente Bill Clinton con una becaria de la Casa Blanca. Lo que desató el escándalo más grave sufrido en la cúpula del gobierno de Estados Unidos desde Watergate. Entonces Matt Drudge vivía en un humilde apartamento de Los Ángeles. Pero su notoriedad on line le ha convertido en un millonario identificado hace dos años por la revista Time como una de las cien personas más influyentes del mundo. En una sola pero intensa semana durante el pasado mes de febrero, el Drudge Report se ha apuntado dos scoops adicionales que han dado la vuelta al mundo: la foto de Barack Obama vestido con turbante y la misión afgana del Príncipe Enrique de Inglaterra. En ambos ejemplos con notorias consecuencias, Matt Drudge ha vuelto a demostrar su historial de operar completamente al margen de los parámetros del periodismo tradicional y cualquier estándar de responsabilidad ética. Siempre con un cultivado aspecto retro en el que no suele faltar un sombrero tipo fedora, el fenómeno Drudge empezó cuando su padre, preocupado por la falta de dirección de su hijo, le regaló un ordenador. Matt utilizó su Packard- Bell para empezar un servicio de información muy peculiar con tarifas de diez dólares anuales. En 1997, ya tenía 85.000 suscriptores por correo electrónico. Ahora su página, con un envidiable tráfico y financiada por publicidad, es una mina de oro que genera más de un millón de dólares anuales. El Drudge Report tiene mínimos costes de operación ya que el 99 por ciento de sus contenidos no son más que enlaces a noticias de otros medios de comunicación. No obstante, a falta de material propio, la clave está en la selección de historias atractivas, en lo que Matt Drudge demuestra tanto un incisivo criterio como una subjetividad política de corte libertario, con feroz oposición a los impuestos, el aborto y los Clinton. Hasta el punto de haberse visto obligado a terminar su colaboración televisiva con la Fox por intentar adelantar por la derecha a la cadena de Rupert Murdoch. Producto de una familia liberal judía, y criado a las afueras de Washington, su influencia contrasta con su afán por mantener privada su vida personal. Entre rumores sobre su condición de homosexual, desmentidos con vehemencia. A su juicio, con su experimento no hace más que poner a disposición del público los secretos del establishment y, de paso, dejar en evidencia a periodistas con reparos. Un Packard- Bell de regalo La becaria de la Casa Blanca El Príncipe Enrique de Inglaterra, durante su misión en Afganistán el pasado mes de febrero REUTERS Pepa Bueno hará doblete: Los desayunos y Esta mañana D. B. L. MADRID. Los buenos resultados de audiencia del programa Los Desayunos de TVE líder en su franja horaria con una cuota media esta temporada del 22,3 le ha valido a su presentadora, la periodista Pepa Bueno, para ser elegida por Televisión Española para conducir el nuevo magazín de la mañana de la Primera, cuyo estreno está previsto para el 24 de marzo. El programa que se llamará Esta mañana viene a sustituir al que todavía presenta Inés Ballester Por la mañana y se emitirá de lunes a viernes de 11.30 a 13.30 horas, después de Semana Santa. El nuevo espacio contará con novedades en el formato, mayor información y entretenimiento, en una clara apuesta por el periodismo social según adelantó ayer TVE. Pepa Bueno, desde hace dos décadas ligada a la cadena pública, continuará dirigiendo y presentando Los Desayunos de TVE que se mantendrán en su horario actual, de 9 a 10.15 de la mañana.