Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 12- -3- -2008 Ledger podría obtener un Oscar póstumo por su papel de Joker en Dark Knight 95 Los tres encuentros de Robbie Williams con los ovnis Está considerando dejar de ser una estrella del pop y dedicarse a la ufología POR ROSA BELMONTE MADRID. A nadie puede extrañar que un señor que habla a menudo con Frank Sinatra tenga encuentros en la tercera fase. Tarirotarí. Y tres veces. La primera, cuando era un niño. La segunda, tumbado en la azotea de un hotel de Beverly Hills. La tercera, en su habitación: Salí al balcón y apareció una gran bola de luz dorada. La canción que estaba escuchando terminó, y la bola desapareció. Pero, cuando pusimos la música otra vez, la bola volvió. Pasó cuatro veces. Después de esto empezó una tormenta eléctrica y estas bolas empezaron a bailar en el cielo El breikindans, el crusaíto... Las confesiones de Robbie Williams, de 34 años, fueron hechas en El show de Jeremy Kyle con lo cual podrían ser sólo ganas de alimentar su fama de pirado. De hecho, bromeó sobre el asunto: La gente va a pensar: Este tipo ha estado en rehabilitación. Está como una cabra Me van a poner de loco en los periódicos Dicho y hecho. La entrevista se la hizo la estupenda cantante Joss Stone, la otra gran cantante británica joven (hay vida, y vegetariana, más allá de la Winehouse) con quien ha cantado alguna vez y con quien tiene confianza para revelar sus contactos extraterrestres. En serio. Quiero dedicarme a investigar estas cosas. Voy a dejar de ser una estrella del pop y convertirme a jornada completa en ufólogo. Podríamos ser como Mulder y Scully. Tú estás superocupada pero yo no tengo nada por ahora dijo a la cantante de soul, que de momento no se ha hecho con una gabardina para acompañarlo en busca de marcianos. No estaría mal saber qué piensa el amigo Frank Sinatra de todo esto. Para el próximo capítulo quizá. En fin, la verdad está ahí fuera. EN SU PUNTO Beatriz Cortázar ANA OBREGÓN Y LOS OTROS SIETE esde luego está dispuesta a recuperar el tiempo perdido y olvidarse de los que han sido sus últimos meses en amor y compañía del polaco Darek. La actriz Ana Obregón sigue imparable en esta huida hacia delante y me asegura que ya hasta ha borrado de su memoria a su útima pareja. Así es la naturaleza de sabia: todo aquello que te hace mal hay que sacarlo fuera. Y en eso anda. Pero los pasos de Obregón tienen siempre la alargada sombra de los paparazzi La última pillada por decirlo de alguna forma, fue su salida a cenar con un bellísimo italiano que responde al nombre de Constantino y con el que sólo he estado dos veces Moreno, de ojos azules, todo un personaje en la televisión italiana y autor de dos libros, uno de ellos vendió 300.000 copias según puntualiza la mismísima Ana, el chico parece que ha venido a Madrid para hacer unas pruebas para la próxima película de Pedro Almodóvar y ha sido en una de sus citas de trabajo donde ha compartido charla y confidencias con Obregón. Esta insiste en que Constantino Vitagliano no necesita ninguna publicidad porque es superconocido y es que, aparte de sus logros televisivos, también ha posado como modelo para firmas de lujo tipo Versace o Christian Louboutin (no es por nada pero un vistazo por internet y el guapísimo aparece en un sinfín de páginas gays, donde le dedican versos, prosas y levanta todo tipo de admiraciones) Pero Ana es mucha Ana para un solo milanés. Últimamente tiene una agenda imparable, tan pronto queda con su amigo Rigau, como lo hace con Adans Perez. Su última cita fue con Davor Suker, que viajó a Madrid para la cena de aniversario del Real Madrid. Me ha hecho una ilusión enorme. Davor es un señor de los pies a la cabeza. He demostrado que doy la vida por mis ex, como son Davor o Alessandro, al igual que ellos por mí Del último, insisto que ya ni se acuerda pero lo que no olvida es el dinero prestado. D Robbie Williams, en Cannes en 2006 REUTERS El sargento Richard Fuller, jefe de seguridad de Camila, se suicida LONDRES. El jefe del servicio de guardaespaldas de la duquesa de Cornualles fue encontrado muerto, informaron ayer varios diarios británicos. Según todos los indicios, el sargento Richard Fuller, de 55 años, miembro de la policía del condado de Wiltshire, se quitó la vida con su propia escopeta. Fuller, que estaba casado y tenía tres hijos, era el encargado de la seguridad de la casa familiar de la esposa del Príncipe Carlos. Camila y el Príncipe de Gales fueron informados de lo sucedido mientras se encontraban de gira por las islas anglófonas del Caribe. La duquesa de Cornualles se sintió muy apenada al enterarse de la muerte del sargento declaró un portavoz de Camila. El Príncipe Carlos y su esposa, Camilla, el pasado fin de semana en la isla caribeña de Montserrat AP