Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 MADRID MIÉRCOLES 12 s 3 s 2008 ABC Queremos hechos y no declaraciones de intenciones gritaba desde su asiento uno de los asistentes al Pleno Unos 300 padres y profesores del colegio Santa Gema se concentraron ayer en la Junta Muncipal de Latina DANIEL G. LOPEZ PP, PSOE e IU ofrecen colaboración a los padres del colegio Santa Gema Los afectados por el posible cierre del centro se concentraron ayer en la Junta Municipal de Latina para pedir soluciones s Otros colegios se interesan en la compra de las instalaciones LETICIA TOSCANO MADRID. Los padres y profesores del colegio Santa Gema de Galgani, en el barrio de Aluche de la capital, no se rinden. La comunidad educativa sigue luchando por salvar el colegio privado que se declaró en quiebra hace ya doce años tras no poder hacer frente a los gastos derivados de la construcción de un polideportivo en las instalaciones y, desde entonces, no ha parado de movilizarse contra el cierre del centro. La última cita tuvo lugar ayer frente a la Junta Municipal de Distrito de Latina, donde se concentraron unas 300 personas, entre padres, alumnos y profesores para solicitar el apoyo de las fuerzas políticas del distrito. Y lo consiguieron. En la celebración del Pleno de la Junta Municipal todos los grupos políticos aprobaron una moción consensuada en la que mostraban su apoyo a la pervivencia del centro como entidad de carácter educativo bajo la solución que acuerden las instituciones y entidades afectadas Para ello, desde la Junta, los representantes de PP, PSOE e IU ofrecieron su colaboración, desde el estricto ámbito de sus competencias La declaración unánime de los representantes políticos fue acogida con un aplauso por los cientos de afectados presentes en el Pleno, aunque dejó cierto sabor agridulce a muchos de los asistentes. Queremos hechos y no declaraciones de intenciones gritaba uno de los padres desde su asiento. Minutos antes, Dolores Núñez, una de las madres presentes, protagonizó una confrontación con la concejal distrito, Begoña Larrainzar, al intentar intervenir en el Pleno desde el patio de butacas del auditorio de la sede de la Junta Municipal. Solo quiero decir que hay un colegio que se puede quedar en la calle cuando en Latina no hay plazas escolares suficientes gritaba Dolores mientras la concejal le repetía una y otra vez que ese no era el procedimiento y se comprometía a recibir a los representantes de la comunidad educativa en otro momento. Los padres y los profesores que acudieron a la concentración, portaban pancartas con mensajes como Salvemos el colegio, no tiene precio Todos en el mismo barco o Por un futuro mejor, no a la especulación en referencia a la posibilidad de que los terrenos puedan ser comprados por una inmobilia- Todos en el mismo barco ria para construir viviendas. A pesar de que es consciente de que salvar el colegio cada día es más difícil Paloma Gómez, presidenta de la Asociación de Madres y Padres (AMPA) del Santa Gema se mostró ayer esperanzada tras la reunión mantenida la pasada semana con representantes de la Consejería de Educación. Al parecer, esta institución se ha puesto en contacto con varias entidades bancarias para facilitar que el futuro comprador del colegio sea otro centro escolar. No en vano, varios colegios han mostrado su interés en la compra e, incluso, han visitado las instalaciones para comprobar in situ la situación del inmueble. Sin embargo, desde el sindicato de enseñanza ANPE- Madrid propusieron ayer a la Consejería de Educación que las instalaciones del Santa Gema de Galgani se transformen en un centro público, con el fin de garantizar su continuidad Hay que recordar que la situación del colegio Santa Gema está en manos de la Justicia por su situación de quiebra. Las instalaciones salieron a subasta por un precio inicial de 11 millones de euros y, ante la falta de compradores, se declaró desierta la subasta, por lo que ahora el centro puede venderse al 70 de su valor. Ante la situación, la jueza encargada del caso, Ángeles Martín Vallejo, decidió no abrir el plazo de matrícula para los más de 500 alumnos hasta que no se garantice que el colegio pasa a manos de otro centro escolar. Hoy, nuevos paros en laboratorios clínicos y en la EMT mientras se desconvocan los de la limpieza M. I. SERRANO MADRID. La conflictividad laboral sigue instalada en Madrid. Hoy es la novena y última jornada de huelga en el servicio de autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) Los paros serán parciales- -en horas punta- -y los sindicatos no habían descartado, ayer, que tras este primer calendario de paros mañana, en asamblea, se perfile otro para las próximas semanas. Sindicatos y EMT acordaron ayer mantener reuniones periódicas para negociar el convenio colectivo. Sin embargo, según la empresa, los sindicatos mantienen su postura de cobrar un 16 por ciento más por trabajar un 12 por ciento menos y eso, dice, es moralmente inviable Ayer también fue la primera de tres jornadas de huelga en laboratorios clínicos públicos convocadas por CC. OO. UGT, CSIT- UP y Aprolab. La protesta tiene como principal reivindicación evitar la privatización del servicio por parte del Gobierno regional, tal y como temen los sindicatos. En el seguimiento de este paro hay, como es habitual, una evidente guerra de cifras. Mientras la Consejería de Sanidad lo cifró ayer en un 13,9 por ciento en el turno de mañana y un 6,9 en el de tarde, los representantes sindicales calcularon el 75 por ciento. Los trabajadores llamados a esta huelga son unos cinco mil en toda la región. El Ejecutivo regional aseguró ayer los servicios mínimos establecidos se habían cumplido en su totalidad. Así, quedaron cubiertas las pruebas urgentes y aquellas que sirven para descartar una enfermedad grave. Una huelga que estaba aplazada y que ayer quedó definitivamente suspendida- -al menos de forma cautelar- -es la de la limpieza en edificios públicos, iniciada el pasado 4 de marzo de forma indefinida. Una de las patronales- -Aelma- -sigue dispuesta a negociar mientras los sindicatos están estudiando otras medidas de presión como encierros, manifestaciones y concentraciones ya que los paros han tenido escasas repercusiones.