Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA Temporal en la cornisa cantábrica MIÉRCOLES 12 s 3 s 2008 ABC Olas de hasta dieciséis metros de altura llegan al núcleo urbano de San Sebastián La fuerza del mar amontona vehículos y motos s En Santander, los coches entraron hasta el bar de un hotel M. L. G. F. R. FERNÁNDEZ BILBAO SANTANDER. La costa vasca vivió ayer el peor temporal de los últimos años, con olas de hasta dieciséis metros de altura y rachas de viento de más de cien kilómetros por hora. A primera hora de la mañana, parte del núcleo urbano de San Sebastián fue barrida por las olas, que amontonaron coches sobre las aceras y rocas de la escollera en las calzadas. La fuerza del mar tuvo tal intensidad que una ola sobrepasó el primer espigón del muelle en San Sebastián y hundió medio centenar de pequeñas embarcaciones, mientras que dejaba sin amarre a pesqueros mayores. El Centro Meteorológico del País Vasco informó de que lo ocurrido ayer en la costa vasca fue provocado por un temporal del oeste (está previsto que remita a partir de hoy) que se registra en el Atlántico, donde la mar de fondo se ha juntado con una mar de viento. Según este centro, el pico máximo del oleaje se registró hacia las siete de la mañana, con la pleamar, cuando en la bocana del puerto guipuzcoano de Pasajes había olas de hasta once metros y medio. En el puerto vizcaíno de Bermeo se afirmaba que olas de dieciséis metros habían pasado por encima del dique y del contradique, causando daños en locales y vehículos aparcados, además de hundir numerosas embarcaciones y romper veinticinco metros del espaldón del rompeolas. En Ondárroa se produjeron daños en los edificios colindantes al rompeolas. El oleaje obligó a cortar la N- 634 entre Zarauz y Zumaya. Los destrozos fueron especialmente significativos en el entorno de San Sebastián, donde la fuerza del mar y de los objetos que arrastraba, incluidas farolas, rompieron escaparates, mientras contenedores de basura y motos aparcadas en la vía pública eran esparcidos por el suelo. El agua entró en los garajes hasta llegar a cubrir por la cintura. También la barandilla de La Concha sufrió ayer desperfectos. El temporal afectó también a zonas que no están expuestas al mar, como el puente de Santa Catalina o el muro de los cubos del Kursaal. El Ayuntamiento cifraba ayer los daños por encima de los dos millones de euros. Para llevar a cabo las tareas de limpieza, tuvo que contratar a varias empresas que