Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA MIÉRCOLES 12 s 3 s 2008 ABC Detenidos cuatro mandos policiales de la unidad contra el crimen en la Costa del Sol ABC MÁLAGA. Miembros de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía detuvieron ayer a cuatro agentes pertenecientes a la escala ejecutiva que trabajan en la Comisaría Provincial de Málaga. Entre ellos se encuentra el responsable de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) -Costa del Sol, dependiente de la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Oriental, según informaron a Europa Press fuentes de la investigación. Los cuatro agentes de policía de la Comisaría Provincial de Málaga detenidos ayer eran todos inspectores o inspectores jefes y algunos de ellos fueron arrestados en las dependencias policiales donde desarrollaban su labor profesional y tras ser citados previamente. Asimismo, otras dos personas han sido arrestadas en esta operación ya que se sospecha que habrían actuado como colaboradores del grupo. Los policías estaban siendo investigados por Asuntos Internos desde hace dos años y entre ellos se encuentra un agente apodado Fredy responsable de la unidad dedicada a combatir el crimen y el tráfico de drogas en la Costa del Sol malagueña. Al parecer, los seis arrestados han actuado, según las primeras pesquisas, como una red organizada y habrían cometido un delito de revelación de secretos. Asimismo, se les acusa de apropiación indebida durante los registros practicados en el desempeño de su labor. Los agentes encargados de la operación procedieron a realizar varios registros domiciliarios relacionados con esta investigación, mientras que el juez ha decretado el secreto de sumario. Como en todas las ocasiones relacionadas con investigaciones llevadas a cabo por Asuntos Internos de la Policía, la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil guardó un mutismo total. Esta no es la primera vez que Udyco- Costa del Sol se ve envuelta en una polémica después de que el pasado verano dos de los principales investigadores de la operación Malaya el que actuaba como inspector jefe del Grupo III de Blanqueo de Capitales y su segundo, también inspector, mostrasen su renuncia alegando falta de apoyo de la Dirección General de la Policía en el desarrollo de sus investigaciones. Zona de la ría de Huelva donde fue encontrado el pasado viernes el cadáver de la pequeña Mari Luz EFE La niña de Huelva todavía estaba viva cuando se cayó o fue arrojada al agua Los forenses han encontrado fango en la boca y hojas en su organismo s Se analiza la fauna cadavérica para determinar con exactitud la hora de la muerte C. MORCILLO P. MUÑOZ MADRID. Los exámenes forenses realizados al cadáver de Mari Luz Cortés, la niña de cinco años que estuvo 50 días desaparecida en Huelva y cuyo cadáver fue encontrado el pasado viernes en la desembocadura de la ría, demuestran que la chiquilla aún estaba viva cuando cayó, o la tiraron, al agua. Además, en una semana podrá determinarse con mucha más exactitud la data de la muerte, una vez que se conozcan los resultados de los análisis de las muestras de fauna cadavérica recogidas del cuerpo sin vida de la niña. El peso de la investigación del caso de la niña de Huelva está ahora, sobre todo, en los laboratorios. Aún no se han completado todos los estudios pero, según las fuentes consultadas por ABC, el hecho de que se haya encontrado fango en la boca de Mari Luz y hojas en su organismo indican que la chiquilla respiraba aún cuando cayó al agua. Esta certeza- -de las pocas que existen en este caso- -no aclara sin embargo la principal incógnita, que es si la pequeña fue asesinada o bien si su muerte fue un accidente fatal. En favor de la primera hipótesis no hay, por el momento, ni una sola evidencia científica, ya que las lesiones que tenía el cuerpo no son de la magnitud suficiente para haberla provocado la muerte y la etiología de las mismas puede ser accidental. Además, tampoco se han apreciado heridas de defensa ni encontrado restos de piel bajo las uñas de la víctima. Pero también es cierto que la menor pudo haber sido asfixiada- -es imposible sacar conclusiones en este sentido por el deterioro de los pulmones- o que alguien la empujara al agua. Otro de los análisis que se va a realizar en los próximos días es un cotejo del fango encontrado en la boca de Mari Luz con el que hay en un paraje conocido como Caño del Rincón, situado a un par de kilómetros de la barriada del Torrejón, donde residía la menor. Esa prueba servirá para saber si el cuerpo pasó por allí. Una de las comprobaciones que en este momento cobra mayor interés es la que se va a realizar sobre las muestras de la fauna cadavérica. Los análisis entomológicos que se harán en los laboratorios de la Comisaría General de Policía Científica podrán determinar con una exactitud de horas el momento en que se produjo la muerte. Hasta ahora los análisis forenses sólo han permitido afirmar que Mari Luz perdió la vida en las primeras 48 horas desde que fue vista por última vez por una vecina, a las cinco menos diez de la tarde de aquel domingo de febrero. Precisar la hora exacta de la muerte es clave para poder orientar las pesquisas, ya que si pereció mucho tiempo después de su desaparición cobraría más fuerza la hipótesis de un asesinato, mientras que si falleció a las pocas horas es más fácil que pueda tratarse de un accidente. Las pruebas de laboratorio continúan a buen ritmo, mientras los agentes siguen con sus investigaciones en la calle porque se piensa que alguien más tuvo que ver a la niña el día de su desaparición. De hecho, la última mujer que la vio con vida cuando entraba en su casa observó cómo la pequeña parecía dirigirse a alguien diciéndole una frase del estilo mis padres no me dejan No sería descartable, incluso, que algún chiquillo de la barriada hubiese estado con la niña y que tras sufrir esta un accidente no quisiera contarlo por miedo a las consecuencias. En cualquier caso, no se abandonan las dos principales líneas de investigación seguidas hasta ahora, que son la acción de un pederasta que no llegó a consumar la agresión sexual y la de la venganza. A la espera de resultados concretos del trabajo policial, en la barriada se mantiene la inquietud y existe la convicción de que se trató de un hecho criminal. Aunque lo cierto es que de momento no hay pruebas que lo confirmen. Apropiación indebida Inquietud en la barriada El cadáver de la menor no tenía heridas de defensa ni bajo sus uñas se han encontrado restos de piel que indiquen que hubiera habido lucha