Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA Cuarto aniversario de los atentados islamistas del 11- M MIÉRCOLES 12 s 3 s 2008 ABC Acto en memoria de las víctimas junto a la estación de Alcalá de Henares EFE Coslada fue escenario de otro acto en recuerdo de los muertos en el 11- M EFE En un lugar de la memoria Soledad en el Bosque del Recuerdo. Silencio sobre silencio en Atocha, donde la fría solemnidad oficial recordó a nuestra gente. Nadie quiere llamarlo olvido. Pero hay días, como ayer, en que se le parece. Demasiado POR MANUEL DE LA FUENTE MADRID. Los aligustres están en flor bordeando esta espiral hacia el cielo que vuelve a recordarnos, y ya van cuatro años, vuestra ausencia. Una espiral que mira al cielo, al cielo de Madrid por el que el viento de otro marzo se lleva en sus nubes aquellas ciento noventa y dos verdades. Los cipreses creen en Dios en este Bosque del Recuerdo, y los olivos por fin han echado raíces. Arriba de este otero, perdido en la esquina más perdida del Retiro, un ramo de flores escribe y describe bajo el sol todos vuestros nombres. Con letra de niño, dos láminas lo siguen recordando: No os olvidaremos. I love you Daniela ha pintado una margarita, y los alumnos de 3 A del Colegio Público Menéndez Pidal de Moratalaz, con verso infantil y albertiano, invitan a la vida: El sol arriba, el mar abajo, y en el medio, un barco Y no hay nadie. Nadie. Nadie. Pero al pie, como siempre, dos turistas intentan meter en una foto todo lo que se nos llevaron. Al sur del Retiro, en Atocha, dicen que ayer los trenes apenas chirríaban sobre los raíles, y quiero creer que las miradas perdidas con las que me cruzo no ven más allá de sus narices porque por ellas ha desfilado una furtiva lágrima. Pero sé, hay certezas que duelen, que estarán dándole vueltas a la hipoteca, el viernes hay huelga de autobuses, espero que el bulto sea benigno. Ahí, en Atocha, donde nadie nos ha convocado de veras, 300 personas rodean el Monumento a las Víctimas, separados por vallas y antidisturbios de las autoridades. Los Reyes han colocado una corona. Y se ha guardado un minuto de silencio. Silencio sobre el silencio, en un lugar de la memoria. Dicen, por megafonía, como en los grandes almacenes, que el acto ha acabado. Y dicen a mi lado: ¿Pero había empezado? Preguntas que no tienen respuesta en el viento de Dylan ni en el de este marzo asesino. ¿Por qué es todo tan frío? ¿Por qué hay tanta distancia entre las autoridades y nosotros? ¿Por qué tenemos que olvidar? ¿Por qué no podemos juntarnos más, hombro con hombro, con nuestro dolor a cuestas? ¿Por qué, nos da tanta vergüenza ponernos a llorar como cívicas y solidarias Magdalenas? ¿Por qué no hacemos de este día un canto a todos los que por la fuerza nos robaron? Un canto, sí, otra vez, y las que sean necesarias, a nuestras ciento noventa y dos almas gemelas de ilusiones, golazos en el Bernabéu, primeros besos, y el aprobado de la selectividad. Por todos vosotros, y por Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio, por Raúl Centeno y Fernando Trapero, y por Isaías, y por todos, todos los demás, antes de que el cierzo del olvido se los lleve para siempre. Que uno, aunque uno sólo sea, siga recordando. Los demás, es lo que dicen, volveremos a la vida, porque también dicen que la vida sigue, que la vida continúa. Sí. Pero joder, cuánto cuesta vivir algunos días, algunos días de marzo. Muchos porqués Ruiz Gallardón y Aguirre, en el homenaje que Madrid rindió a las víctimas del 11- M CHEMA BARROSO La Comunidad homenajea al pueblo de Madrid La presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, y el alcalde de la capital, Alberto Ruiz- Gallardón, depositaron ayer por la mañana una corona de laurel en la fachada de la Real Casa de Correos de la Puerta del Sol con motivo del cuarto aniversario de los atentados del 11- M. Con la melodía del Réquiem de Mozart, se inició un sencillo homenaje, que apenas duró diez minutos, de recuerdo a las víctimas. Dos alumnos de la Academia regional de Policía entregaron una corona de laurel con las cintas de la bandera de España y de la Comunidad de Madrid a Aguirre y Ruiz- Gallardón que, junto a los portavoces del PP, PSOE e IU en la Asamblea, la depositaron en la placa conmemorativa de agradecimiento a las personas que trabajaron desinteresadamente para ayudar a las víctimas del 11- M. Junto a ellos también estuvieron Juan Antonio García Casquero, que sustituirá a Francisco Alcaraz al frente de la AVT, y la presidenta de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11- M, Ángeles Domínguez. Tras el Réquiem de Mozart, sonó el himno de España, seguido de los aplausos de los ciudadanos que se congregaron en la Puerta del Sol para sumarse a este homenaje.