Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 12- -3- -2008 Cuarto aniversario de los atentados islamistas del 11- M ESPAÑA 19 Don Juan Carlos y Doña Sofía depositaron una corona ante el monumento de Atocha antes del minuto de silencio Maite Pagazaurtundúa, presidenta de la FVT, volvió a pedir en nombre de las víctimas unidad frente al terrorismo sidenta de la Asamblea de Madrid, Elvira Rodríguez, y con el presidente del Gobierno de Castilla- La Mancha, José María Barreda, con quienes comentó la cuestión catalana y la sima electoral que se le abierto allí al PP. Tampoco propició noticias ajenas a lo que no fuera el homenaje a las víctimas el encuentro entre Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz- Gallardón. Pese que el futuro de los dos dirigentes del Partido Popular es objeto de quinielas diversas, el protocolo no propició la cercanía ni permitió avistar gestos con calado político, pues el alcalde ejerció como anfitrión. La representación socialista fue nutrida, con asistencia de la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega y de otros ministros del Gobierno en funciones (Miguel Ángel Moratinos, Magdalena Álvarez, Elena Salgado y José Antonio Alonso) mientras que por parte del Partido Popular, ade- más de Rajoy, Gallardón y Aguirre, se vio a un circunspecto Eduardo Zaplana, a varios concejales del Ayuntamiento y a consejeros de la Comunidad de Madrid. A los familiares y representantes de los colectivos de víctimas se les había reservado un espacio preferente, al lado del monumento, donde vivieron con recogimiento el minuto de silencio y la ofrenda floral. Entre los presentes, Mapi de las Heras, la viuda de Fernando Múgica, la viuda de Gregorio Ordóñez Ana Iríbar, la presidenta de la Fundación de Ayuda a Víctimas del 11- M, Ángeles Domínguez, Mari Mar Blanco, Carmen Miranda (de la AVT) el presidente del Foro de Ermua Iñaki Ezkerra, la portavoz de Covite Cristina Cuesta, el presidente de la Fundación para la Libertad Nicolás Redondo y la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo Maite Pagazaurtundúa. Se echó en falta a la presidenta de la Asociación de Afectados 11- M, Pilar Manjón, que sí asistió a un acto sindical de homenaje a las víctimas. Maite Pagaza resumió que, con su presencia, quería rendir tributo de respeto y de cariño ante una manifestación tremenda de fanatismo como fueron los atentados del 11- M Y demandó, una vez más, la única receta válida frente al terrorismo: la unidad. Colectivos de víctimas Sonsoles Espinosa, durante la interpretación de la pieza Da Pacem domine ayer en Atocha ERNESTO AGUDO Sonsoles, del coro al coche oficial: cantó y se marchó con Zapatero B. T. MADRID. Enfundada en un abrigo negro con capelina y calzada con unas cómodas botas altas sin tacón, Sonsoles Espinosa, la esposa de José Luis Rodríguez Zapatero, tenía reservado ayer un hueco muy especial en el homenaje a las víctimas del 11- M en Atocha, como integrante de la coral que puso melodía a una elevada temperatura emocional en el cuarto aniversario de los atentados. Discreta y sin aspavientos, llegó pronto, se unió a sus compañeros del Coro de la Capilla Real, y con ellos charló durante una espera dilatada y a la intemperie. Se mostró distendida y sonriente, quizá ya relajada tras las tensiones de la campaña electoral. La única autoridad que se acercó a los intérpretes fue el alcalde de Madrid, reconocido melómano. Alberto Ruiz- Gallardón estrechó la mano de Jordi Savall, que dirigió a los músicos, y besó después a Sonsoles, para reincorporarse acto seguido a sus funciones protocolarias. Y en cuanto se extinguieron las notas del canto gregoriano Da Pacem Domine elevadas al cielo de Madrid como una plegaria, la mujer del presidente actuó como Cenicienta al dar las doce. Pero al revés: a toda prisa dejó a sus colegas terrenales buscó a su marido, saludó a las autoridades y en carroza (el coche oficial) volvió a palacio. ABC. es Especial sobre los atentados del 11- M y sobre la sentencia del juicio en abc. es